33 America´s Cup.- BMW Oracle campeón

El BMW-Oracle, nuevo campeón de la 33 Copa América tras retirar la protesta el Alinghi.

El BMW-Oracle se impuso al defensor Alinghi por 5:26 minutos en la segunda regata de la 33 Copa del América, por lo que, con un 2-0, se convirtió en el nuevo guardián y defensor de la Jarra de las Cien Guineas, después de que el barco suizo haya retirado su reclamación.

Las regatas no han decepcionado a nadie. Pese a la superioridad del Oracle, incustionable, tras lo visto en la primera tirada celebrada el viernes, hoy se ha planteado pelea, cuanto menos en el primer tramo de la regata, una ceñida de 13 millas.

Tras más de cinco horas de espera en el agua con vientos flojos e inestables, y un comité variando y estudiando el campo de regatas, finalmente se coomenzó el procedimiento con vientos de entre seis y ocho nudos en la salida y ambas balizas, del triángulo equilátero de 13 millas por tramo, que se estableció a la altura de Puzol. La salvó la campana y la regata arrancó a las 16:25 horas.

De nuevo, como en la primera jornada de esta atípica Copa América, la emoción se vivió antes de la salida, ya que el Alinghi entró en la caja de presalida antes de tiempo y llevó una penalización, por lo que antes de cruzar la meta tuvo que completar un giro de 360 grados sobre sí mismo.

En la salida, el caña australiano del BMW-Oracle, James Spithill le ganó esta vez la partida al suizo Ernesto Bertarelli, y tras cruzar la línea cada barco optó por un lado del campo de regatas, los estadounidenses por la izquierda y los suizos por la derecha. Por detrás de los americanos en la salida y con una penalización pendiente, las cosas no podrían haber comenzado peor para el defensor suizo, que vio como el barco estadounidense volaba y le sacaba a las primeras de cambio 400 metros de ventaja.

Pero el defensor acertó en su elección del lado del campo de regatas -la información del navegante español Joan Vila ha sido perfecta en ese sentido- y en apenas quince minutos neutralizó la ventaja que le llevaba su rival y le sacó hasta quinientos metros en su camino hacia la primera baliza. La regata estaba abierta, y mientras los suizos navegaban en ciertos momentos de la regata con hasta cuatro nudos de velocidad más respecto al barco estadounidense, parece que se notaba la mano del especialista en multicascos Loïck Peyron, que había sustituido poco después de la salida a Bertarelli, a bordo del USA-17 navegaban Russell Coutts y el propietario, Larry Ellison.

A medio tramo, a diferencia de lo que ocurrió en la primera manga, las velocidades de ambos equipos, en torno a los 17 nudos, se equipararon pero la forma de navegar de cada barco no fueron muy similares. Los suizos cabeceaban, mientras el Oracle volaba como hizo en la primera manga sobre uno de sus patines. Así, décima a décima ha ido acortando diferencias hasta protagonizar un espectacular cruce, en una perfecta maniobra en el layline del USA 17 a escasos metros de la primera boya con ambos barcos amurados a estribor rumbo a la primera baliza. La mayor velocidad en esas circustancias del Oracle le proporcionó alcanzar la primera baliza con dos minutos 44 segundo de ventaja. Alinghi saca la bandera roja de protesta antes de montar la baliza, una reclamación que no se tenía que resolver en el agua, sino que la decisión tenía que tomarla el Jurado internacional de la regata una vez en tierra, pero finalmente la retiró una vez cruzada la línea de meta, confirmando así el triunfo estadounidense.

El catamarán suizo pasó 28 segundos después del trimarán americano, que tomó ventaja a su rival en los primeros metros del tramo de través y que por momentos superaba la barrera de los 30 nudos de velocidad. A partir de este tramo se repitió la historia del viernes, un Oracle mandón que cada segundo le metía metros a Alinghi, una distancia de ventaja del USA-17 que crecía y crecía, en las primeras seis millas del través, el trimarán sacó cási 1 milla a su rival suizo, que pasó la segunda baliza 2 minutos y 44 segundos por detrás del barco americano.

Arrancaba el último tramo del recorrido con una clara ventaja del equipo de Ellison, que sólo tenía que controlar a su rival, que aún tenía la penalización pendiente, lo que propició una plácida llegada a la línea de meta 5 minutos y 26 segundos antes del catamarán suizo, que optó por retirar su protesta al poco de cruzar la línea de meta. En el caso de que Alinghi hubiera mantenido la protesta, ésta se tendría que haber resuelto en tierra por parte del Jurado de la regata. Al final, los suizos tuvieron un gesto de caballerosidad en una 33 America’s Cup que ha estado más en el juzgados que en el agua y decidieron no prolongar su agonía como perdedores del trofeo.

Con esta victoria, el sindicato que preside el magnate estadounidense Larry Ellison ha ganado la Copa del América después de dos intentos frustrados en 2003 y 2007, y devuelve así el trofeo a Estados Unidos después de quince años desde que el Black Magic neozelandés se la arrebatara en 1995.

El barco de Larry Ellison al que han apodado Dogzilla, el Godzilla del Deed of Gift Match, ha ganado la batalla del diseño y la tecnología al más convencional catamarán de los suizos. El trimarán con el palo ala ha alcanzado hoy los 33 nudos de velocidad, al final el peso de los dólares sirvió para que el trofeo, que pienso ha sufrido mucho en su prestigio tras los dos años últimos, viaje a USA, eso si bajo la batuta y bailando al son quemarcó el considerado mejor regatista del mundo, el neozelandés Roussell Coutts que suma a bextenso palmares, tres Copa América, dos con Nueva Zelanda en 1995 y 2000 y uno con Alinghi en 2003, ademas de devolver a américa el título que le quitó en 1995, ahora, como director general del BMW-Oracle.

Más info [aquí] y [aquí]

Saludos y buenos vientos

<

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password