Asuntos pendientes de Sam Davies, patrón del Team SCA

La firma SCA decide no participar en la próxima edición de la Volvo Ocean Race dejando a las ‘chicas magenta’ sin su patrocinador principal.

Sam Davies, patrón del equipo SCA, siente que tiene asuntos pendientes de resolver. Después de haber conducido al primer equipo femenino en 12 años en la Volvo Ocean Race a una victoria de etapa histórica en Lorient a mediados del 2015, sentía que la vida del Team SCA estaba llena de energía y de buenas perspectivas. Pero entonces surgió un obstáculo en el camino, algo que Sam espera sea sólo temporal.

© Corinna Halloran/Team SCA/Volvo Ocean Race
© Corinna Halloran/Team SCA/Volvo Ocean Race

Los patrocinadores principales del equipo decidieron no entrar en la próxima edición de la regata por lo que Sam y sus compañeras de equipo están buscando nuevos patrocinadores. Jon Bramley, periodista de la Volvo Ocean Race habló con ella en el reciente Yacht Racing Forum para conocer de primera mano, cómo le iban las cosas.

Sam, hace seis meses que finalizó la regata en Gotemburgo. ¿Cuáles son tus reflexiones sobre toda la campaña del Team SCA, tanto las positivas como las negativas?

El aspecto negativo es que no continuamos. Después de todo lo que tenemos – las chicas, SCA, todos nuestros entrenadores y todos los que nos ayudaron en el proyecto – de todo lo que hemos invertido y todo lo que hemos hecho, es realmente frustrante ver que no vamos a continuar. Bueno, al menos tan fácilmente. Es preocupante que tras salvar la enorme brecha de 12 años sin un barco con tripulación femenina en la Volvo Ocean Race, se vaya todo al traste como sucedió con el Amer Sports en el 2001-02.

© Anna-Lena Elled/Team SCA/Volvo Ocean Race
© Anna-Lena Elled/Team SCA/Volvo Ocean Race

Queríamos empezar algo que tuviera continuidad y, de una manera no egoísta, hacer que fuera más fácil para las futuras regatistas oceánicas incorporarse a los distintos proyectos y que pudiéramos ser todas más optimistas acerca de tener un futuro en este deporte. Sabíamos que si rendíamos a buen nivel en el aspecto deportivo, serviríamos de inspiración a la gente. Pero esto solo sucederá si saben que hay un futuro para ellas.

Sam continúa: Cuando comenzó esta edición de la Volvo no éramos nada, partíamos de cero pero aprendimos mucho durante la regata, alcanzando tal nivel que podemos decir que ahora realmente estamos listas para competir. Sin embargo, el evento ha terminado y necesitamos otra regata donde obtener resultados y demostrar a los críticos que podemos hacerlo.

Al mismo tiempo, hemos logrado cosas increíbles y ganar la etapa en Lorient – el primer equipo femenino en ganar una etapa – fue un logro increíble. Tracy Edwards, por supuesto, también ganó una etapa a bordo del Maiden, pero en su clase, no en la general de la regata. Incluso la semana pasada recibí un premio especial en Lorient, ahora mi ciudad natal, por lo que hicimos en la Volvo, ganando allí la etapa. Así que hay a lo largo del tiempo una gran cantidad de actos recordatorios sobre todo lo que hicimos por lo que eso no es algo que se haya perdido u olvidado. En todo el mundo nos han visto y han reconocido nuestro esfuerzo.

¿Crees que, competitivamente, hiciste lo mejor que se podría haber hecho?

Uno aprende de sus errores y, por supuesto, cometimos errores. En una flota de monotipos, si cometes un error, por pequeño que sea, es muy difícil de recuperar porque los barcos son todos idénticos. No puedes confiarte, por ejemplo, en que tu barco sea más rápido en un cierto ángulo. Pero no podríamos haber hecho más, lo hicimos lo mejor que pudimos con el proyecto que teníamos, con las herramientas que teníamos y con el tiempo que tuvimos. Fue todo muy intenso, una masiva experiencia de aprendizaje. Y eso para mí es el éxito: Hasta dónde llegamos. Cómo navegamos al principio y cómo estábamos navegando al final. No había punto de comparación.

En cuanto a la intensidad, ¿cómo la comparas con otros eventos mundiales de vela de primer nivel como la Transat Jacques Vabre que acabas de completar, y la Vendée Globe, tanto dentro como fuera del agua?

Es muy diferente. Los otros grandes proyectos que he hecho han sido en solitario o a dos por lo que la atención de los medios no es mayor que en la Volvo Ocean Race ya que siempre he compartido mi atención a la prensa con las otras chicas. Dicho esto, la Volvo Ocean Race dura nueve meses y las otras regatas son una salida, una llegada y luego se acabó todo. Así que para mí, la intensidad de la Volvo Ocean Race radica en el hecho de que nunca se detiene al igual que un patrón que tampoco se detiene en tierra, ya siempre hay algo que hacer mejor para la siguiente etapa.

No es una crítica a la regata, pero lo que he encontrado particularmente difícil fue la intensidad de los últimos cinco días previos a la salida. Básicamente, antes de cada etapa, estaba completamente exhausta ya que acaba de pasar cinco días en el agua, navegando en regatas pro-ams. Es necesario hacerlo pero desde el punto de vista de un regatista es muy duro.

¿La próxima Volvo Ocean Race la harás como patrón o preferirías hacerla como un miembro de la tripulación?

Me encantaría hacerla de nuevo (como un patrón). No hemos alcanzado nuestro potencial y he aprendido mucho como patrón. Yo lo haría completamente diferente la próxima vez. Eso no es una crítica hacia el Team SCA porque esta situación era totalmente nueva para todos. Todavía estoy en esa curva de aprendizaje muy empinada y también sé el trabajo duro que eso supone.

© Marc Bow/Volvo Ocean Race
© Marc Bow/Volvo Ocean Race

 

Cuando te inscribes en la Volvo Ocean Race, no sólo tú estás haciendo el sacrificio. Es también tu familia. Soy madre así que mi hijo también hizo un sacrificio. Mi pareja abandonó su carrera mientras participé en la Volvo Ocean Race, porque sabía que iba a tener que llevar a nuestro hijo a las paradas. Mis padres también cuidaban a mi hijo. Es un compromiso enorme y la única cosa que me haría dudar de hacer la Volvo Ocean Race otra vez es estar al lado de la familia.

¿Qué opina tu pareja sobre tu posible nueva participación en la regata?

Él sólo piensa que es un proyecto y una oportunidad increíble, así que probablemente me empujaría para volver a hacerla.

© Rick Tomlinson/Team SCA
© Rick Tomlinson/Team SCA

 

Cuéntanos algo sobre la reciente Transat Jacques Vabre (TJV). Parecía que estabas muy bien sincronizada con Tanguy de Lamotte?

Es una experiencia totalmente diferente. Eres libre de navegar cómo desees. El Team SCA era un equipo muy estructurado y había un montón de puntos a respetar. SCA es una empresa enorme y hay muchas cosas a tener en cuenta desde su punto de vista (en términos de mensajes desde el barco). La mayor parte de lo que salía del barco tenía que ser primero aprobado por ellos.

Después de haber navegado con Tanguy, ¿hay mucha diferencia entre navegar a vela con un hombre y con una mujer?

No. No navegando a dos manos. Por supuesto que al hacer algunas maniobras siempre hay un tripulante que es más fuerte que el otro, pero eso mismo sucede con las mujeres. Por lo demás, no hay diferencia y ambos aprendemos el uno del otro. Él es constructor de barcos y tuvimos que hacer una reparación bastante importante en medio de un mar bravo; era la primera vez para mí. Aprendí mucho de él en ese sentido, por ejemplo. Formábamos un buen equipo.

¿Te ha sorprendido lo difícil que está siendo para la tripulación del Team SCA, encontrar otro patrocinador para la edición del 2017-18?

M_grandePara empezar, no ha pasado mucho tiempo desde que SCA anunciara que no estaban planeando hacer de nuevo la regata. Una vez que conocí su decisión, lo comuniqué rápido, para que todo el mundo lo supiera. Todas las chicas nos unimos para crear el Proyecto Magenta. La mayoría de nosotras queremos ir de nuevo juntas en la Volvo Ocean Race. El último sueño del Proyecto Magenta es encontrar un patrocinador e ir de nuevo.

Pero eso no es todo. El objetivo principal es mantener el impulso y garantizar que nadie se olvide de nosotras cuando están pensando en montar tripulaciones para las distintas regatas, como la Sydney-Hobart.

Estamos aquí, estamos esperando y estamos buscando activamente, no estamos sentadas esperando a que aparezca por arte de magia ese patrocinador deseado. Muchas de las chicas están involucradas en diversos proyectos y esto demuestra que a pesar de que SCA se ha detenido, nosotras no vamos a parar. Estamos listas para ir de nuevo y ayudar a otras a unirse a nosotras para que la red sea más grande.

Por último, que nos cuentas acerca de tus planes para el 2016?

Bueno, sé lo que no estoy haciendo, la Vendée Globe. Es demasiado pronto. No tengo un proyecto, un patrocinador o un barco. De hecho, vendí mi último barco durante la Volvo Ocean Race. Me prometí a mí misma un descanso después de la Volvo Ocean Race, pero no puedo rechazar una oportunidad de regatear a través del Atlántico así que, en realidad, no he tenido un respiro, algo que necesito.

Saludos y buenos vientos.

<

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password