¡Cabo Finisterre por el través de babor!

Tras zarpar de Ushant a las 01:33 UTC de esta madrugada, la tripulación del Maxi Edmond de Rothschild ya ha devorado el golfo de Vizcaya y esta tarde está rodeando el extremo noroeste de España, con el reconocido y temido Cabo Finisterre. Tal y como decían los pronósticos, la brisa del noreste ha aumentado a lo largo del día y actualmente supera ya los 30 nudos con el consiguiente aumento del mar. Los seis regatistas del Gitana Team han tenido que realizar unas cuantas maniobras para adecuar tanto el área de vela como su trayectoria. Sin embargo, estas condiciones vigorosas no han impedido que Franck Cammas, Charles Caudrelier y su tripulación se orienten y se pongan en marcha en esta carrera de larga distancia que se abre por las proas de su gigante de 32 metros.

© Yann Riou / Gitana S.A

“Tenemos que hacer una media de más de 30 nudos en el descenso… las cosas van rápido en estos barcos. Sin embargo, nuestra primera noche resultó ser bastante tranquila después de una magnífica salida ayer del muelle en Lorient bajo un sol agradable con nuestros seres más cercanos y queridos. Hacía viento, pero el mar estaba relativamente bien organizado, lo que nos permitió establecer bien las guardias y meternos en la carrera al 100%”, señaló Charles Caudrelier.

© Yann Riou / Gitana S.A

El rumbo hacia el sur pasa por el cabo Finisterre, un sector de navegación reconocido y temido por los navegantes, como explica el copatrón del Maxi Edmond de Rothschild: “Es una zona de convergencia de todos los barcos que se dirigen al norte de Europa. Aquí hay una gran concentración de buques mercantes, ya que se supone que deben realizar el redondeo utilizando una ruta de navegación estrecha, a la que nos referimos como TSS (Traffic Separation Scheme). Está muy ocupado y cuando avanzas a nuestras velocidades, tienes que estar extremadamente atento para que no te pillen mientras cruzas el rumbo con otro barco. Además de eso, también hay un fenómeno meteorológico, que se destaca particularmente en un viento del noreste como el que tenemos ahora. Esta es una zona que es muy conocida por su viento acelerado, ya que hay una cadena montañosa muy alta, lo que hace que el viento se levante a lo largo de su longitud y por detrás de él puede terminar en un agujero de viento que debe evitarse a toda costa. Este siempre es un pasaje un poco complicado, donde chocas con fuertes vientos, mares y barcos desordenados”.

© E.Stichelbaut / polaRYSE / Gitana S.A

Continuando su camino a gran velocidad, el Maxi Edmond de Rothschild va ganando terreno rápidamente hacia el sur. Charles Caudrelier creía que habría otras 24 horas bulliciosas, pero el pronóstico ya promete una rápida mejora. Esto servirá como motivación adicional para los seis navegantes, que son muy conscientes de que en las próximas horas las temperaturas se dispararán a bordo del maxi-trimarán volador, ofreciendo a la tripulación unas condiciones de navegación mucho más suaves a medida que avanzan hacia el alisio del hemisferio norte.

Saludos y buenos vientos

<

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password