Construyendo un IMOCA

En el exigente y preciso mundo de la alta tecnología en la construcción de barcos de regatas oceánicas, los astilleros CDK son una referencia a nivel mundial. Creado en 1984 por Hubert Desjoyeaux, Jean Le Cam y Gaétan Gouérou, y administrado por Philippe Facque, el astillero construye todos los tipos y clases diferentes de embarcaciones de regatas oceánicas, entre los que se incluyen barcos de las clases Ultime, IMOCA, Multi50 y MOD70, entre otros. A lo largo de los últimos años, sus exitosos desarrollos de los IMOCA incluyen barcos ganadores de la Vendée Globe como el Foncia de Michel Desjoyeaux (ganador de la Vendée Globe 2008-09) o el MACIF de François Gabart (ganador de la edición 2012-13).

De cara al Vendée Globe del 2020, CDK ya ha completado la construcción del nuevo Charal de Jérémie Beyou y está construyendo el Arkéa Paprec para Sébastien Simon y el Apivia para Charlie Dalin. Un cuarto IMOCA, el nuevo Corum de Nicolas Troussel está en lista de espera.

Las unidades en la entrada de Port-la-Forêt son anónimas, incluso poco atractivas, considerando el gran número de barcos franceses aquí construidos. En las escaleras que conducen a las oficinas, el centro neurálgico de todo el astillero, se encuentra un gran retrato de Hubert Desjoyeaux, el cofundador que falleció tristemente en 2011. Pero sus principios aún están plenamente vigentes.

«La experiencia y el aura de Hubert es una gran inspiración, hasta el punto de que rechazaría un trabajo si considerara que el cliente toma un camino equivocado», dice Michel Ollivier, director técnico de CDK, «Hoy en día es algo diferente porque tienes que tratar con todo el equipo y no solo con el patrón, por lo que hay menos probabilidades de que estén en el mal camino».

Cuéntenos algo más sobre los cambios en las relaciones entre el constructor de barcos y los equipos…

«Este es, sin lugar a dudas, el cambio más grande de los últimos años. Hace diez años, el personal del astillero tenía una relación directa con el patrón que prácticamente dictaba como quería el barco. Luego la decisión se tomaba en conjunto entre el astillero, los diseñadores y el patrón. Hoy en día, los equipos técnicos de los grandes equipos son cada vez más grandes, más fuertes y más especializados. Un equipo que tiene en proyecto montar una campaña de la Vendée Globe ganadora viene con sus propios diseñadores y con jóvenes ingenieros que trabajan permanentemente en el proyecto. Con ellos tratamos el día a día mucho más que con los propios patrones».

¿Así que los roles y responsabilidades han cambiado?

«Claramente. La nueva generación de patrones está más interesada en el rendimiento del barco y en su posterior optimización. Antes, navegantes como Jean Le Cam, Michel Desjoyeaux y Vincent Riou y otros de su clase estaban mucho más involucrados en el astillero. Hoy en día, los patrones delegan la mayor parte de las decisiones en su oficina de diseño. Estos roles fueron cambiando a medida que los barcos eran cada vez más complejos. No hay comparación en cuanto al nivel técnico con los actuales IMOCA de última generación, incluso comparándolos con barcos de la talla del ganador de la Vendée 2012, el MACIF de François Gabart».

¿Cómo se adaptan los constructores como ustedes a esta nueva forma de trabajar?

«En primer lugar, tratamos de ser lo más claros posible en cuanto a la planificación y comunicación en sentido ascendente. El proyecto preliminar está definido, la programación y las opciones técnicas están establecidas. Eso nos permite hacer una propuesta de presupuesto y un calendario de trabajo. Dichos datos se ajustarán de acuerdo con la entrega final de los diseños por parte de los arquitectos. Luego, el astillero asigna a dos personas que serán el enlace principal con el equipo. Tendremos discusiones sobre las opciones técnicas, la viabilidad o no, el objetivo es ofrecer la mayor cantidad de información constructiva posible desde el principio.

Luego, durante la construcción, cada 15 días se realiza un informe detallado de los progresos. Ajustamos y marcamos las diferencias financieras y organizamos reuniones con el equipo para mantener todo sin problemas y al día. La construcción de un barco evoluciona constantemente de acuerdo con pequeños refinamientos e ideas provenientes del equipo y depende de nosotros adaptarnos. Al final, siempre es el cliente quien tiene la última palabra».

¿Cuántas horas de trabajo se requieren para construir un IMOCA?

«Hoy en día hacen falta entre 28 y 30.000 horas para construir la ‘caja’, es decir, lo que es el casco y la cubierta sin los apéndices. Los días en que los astilleros construían los barcos de principio a fin, de la A a la Z, pasaron a la historia. La instalación, el aparejo, los equipos de la plataforma, etc., se construyen y son gestionados directamente por los técnicos de los equipos. Básicamente, nuestro trabajo de hacer la ‘caja’, supone aproximadamente la mitad de la construcción del barco».

¿Y cuál es el coste de la construcción?

«Calculamos una media de algo menos de dos millones de euros».

¿La aparición de los foils significa grandes cambios en la construcción del casco?

«Sí, no solo porque construyes un barco alrededor de tu foil. El hecho de que los cascos vuelen requiere que la zona de impacto se refuerce. Ahora el golpe es más violento y las zonas de impacto han evolucionado, avanzando más hacia la parte posterior del casco. Al mismo tiempo, tratamos de hacer que los cascos sean más livianos. Aquí es donde entra en juego el arte y la ciencia de un buen compromiso. Y también debemos tener en cuenta el factor tiempo. Estamos a menos de dos años de la Vendée Globe y estos los barcos requieren una larga y compleja construcción. Los navegantes deben poder pasar mucho tiempo en el agua. Esto explica por qué recurren a ex patrones como gerentes de proyecto. La experiencia de un Vincent Riou, un Roland Jourdain o un Michel Desjoyeaux puede ahorrar mucho tiempo en la preparación para la Vendée Globe».

Hoy en día, el astillero CDK tiene varios barcos en construcción diseñados por diferentes arquitectos, ¿cómo funciona esto en realidad?

«No puedo revelar mucho, pero el hecho es que las elecciones hechas por las diferentes oficinas aún son muy diferentes entre sí. Creo que te sorprendería. Pero solo en el agua sabremos quién tiene la razón. Para la clase de IMOCA y para la Vendée Globe eso es emocionante».

Saludos y buenos vientos

0 Comentarios

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

¡Bienvenido! Inicie sesión en su cuenta

Recuerdame ¿Perdiste tu contraseña?

Lost Password