El IDEC SPORT a solo 700 millas de Mauricio

Francis Joyon espera finalizar el desafío el viernes al amanecer

La virada realizada ayer por la tarde por François Joyon para alejarse del extraordinario sistema de bajas presiones típico del Océano Austral y que lo impulsó para cruzar el Atlántico Sur de oeste a este, lo situó en rumbo casi directo hacia Port Louis en la isla de Mauricio. El IDEC SPORT ha cambiado de sistema climático, con muy diferentes vientos y temperaturas. Ya puede guardar los trajes de agua, la ropa térmica y olvidarse de los violentos vientos y de las velocidades asombrosas. Es hora de sentir el calor, de disfrutar de vientos moderados y de una navegación más tranquila. El fuerte oleaje residual permanecerá durante unas pocas horas más.

El navegante solitario, que ha pasado poco más de dieciocho días en el mar y que ha cubierto más de 10,000 millas en el agua, nunca ha dejado de intentar sacarle el máximo rendimiento a su barco. Se siente aliviado de haber dejado la baja que lo impulsó desde el Cabo de Buena Esperanza durante una semana. Ahora puede disfrutar de las últimas 700 millas de esta ruta hacia Mauricio que tan perfectamente ha navegado.

© Martin Coudriet/Alea

«Poco a poco me fui quitando capas de ropa», explicó un tranquilo y relajado Francis Joyon. «Me dirijo al norte hacia el calor y el sol». Puede sentir el alivio. Francis sabía desde el principio que una vez rodeara el anticiclón de Santa Elena y que lo llevó a la costa de Brasil, tendría por delante un gran desafío. Necesitaba mantenerse en el borde norte de un sistema típico de bajas presiones del Océano Austral y acelerar a más de treinta nudos hacia el Océano Índico. Francis realizó con éxito la hazaña física y estratégica de mantener el ritmo correcto con este sistema violento que venía desde el oeste con vientos que a menudo superaban los 30 nudos y en mares que empeoraban a medida que se aproximaba al continente africano.

Le llevó cinco días ir desde la costa este de América del Sur hasta el Cabo de Buena Esperanza. Firme todo el tiempo, el patrón del IDEC SPORT aprovechó al máximo las condiciones del viento, dejando ayer a última hora de la tarde este poderoso sistema para asumir un nuevo desafío. Este último es más sutil, ya que necesita sortear un sistema de altas presiones situado por debajo de Madagascar. Actualmente se está abriendo paso y cruzará la zona de transición que lo separa de otra baja, lo que debería impulsarlo sin problemas hacia Mauricio.

¿Finalizará el viernes por la mañana?

«Estoy satisfecho por haber mantenido el ritmo correcto durante esta complicada semana de navegación«, admite. “Gestioné bien las transiciones y estoy especialmente contento y satisfecho por haber cuidado el barco, a pesar del fuerte oleaje. Hoy todavía navegué con olas de 30 pies (9.14 metros). Estábamos constantemente bajo el agua. Esto significa que ahora hay una gruesa capa de sal que cubre todo el barco … ¡Es realmente increíble! Estoy ansioso por avistar las islas. Puedo ver en el AIS que cada vez hay más barcos a mi alrededor. Espero oler tierra pronto y notar un cambio en los colores, lo que significará que la tierra no estará muy lejos. Estoy un poco cansado.»

El tramo final amurado a estribor parece una navegación suave. Con más de 1500 millas por delante del ritmo récord que él mismo estableció en 2009, Francis no quiere empujar su barco demasiado fuerte. Espera terminar el viernes al amanecer.

Saludos y buenos vientos

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password