El IDEC SPORT acelera hacia el vasto desierto del Océano Austral en su asalto al trofeo Jules Verne.

Próximo objetivo, latitud de Buena Esperanza.

Petreles, albatros, un largo, largo y tendido oleaje y cielos despejados por el frente se fueron… Para Francis Joyon y su tripulación esta ausencia es señal de que están a punto de entrar en el vasto desierto del Océano Austral. La alta presión estacionada bajo Sudáfrica les está impidiendo tomar la ruta tradicional hacia el Cabo de Buena Esperanza alrededor de los 45º Sur.

El IDEC SPORT se sumergirá en el Océano Índico en los 50 Aullantes. La tripulación se despidió de la última visión de tierra firme esta mañana cuando pasaban las islas volcánicas de Tristán da Cunha. Un anticipo de las maravillas que se van a encontrar por proa…

Clement Surtel trimando © IDEC SPORT
Clement Surtel trimando © IDEC SPORT

Gwénolé en aprendizaje continuo.

Fue una noche muy completa a bordo del maxi-trimarán IDEC SPORT. Con viento y mar de fondo opuestos entre sí, la ruta hacia el Océano Antártico fue bastante caótica. La tarea a la que se enfrentó el timonel fue aún más complicada y preocupante. Gwénolé Gahinet, una de las estrellas emergentes de la vela francesa, ha ido descubriendo las diferentes facetas de esta rápida regata alrededor del mundo a bordo de uno de los barcos de vela más rápidos. “Guardias de 90 minutos al timón alcanzando grandes velocidades y con mares cruzados te agotan rápidamente”, señaló. “Es alucinante, pero afortunadamente el IDEC SPORT es un barco muy seguro, lo que le permite salvar muchos errores. Tienes que tener mucho cuidado para evitar que la ola que viene muy rápida te lleve. Estamos empujando al 100%, siempre al borde de entrar en la zona roja donde se pondría en peligro los elementos mecánicos a bordo del barco”.

El hecho de que haya diferentes tipos de navegantes en el equipo es importante, ya que gente como Bernard Stamm y Alex Pella son muy fiables y junto con Francis y su amplia experiencia pueden llevar el barco muy seguro por los océanos del mundo.

Llegar a los cincuenta Aullantes.

A menos de 1500 millas para llegar a la latitud del Cabo de Buena Esperanza, el IDEC SPORT sigue manteniendo buenas velocidades de forma muy eficiente. Francis Joyon, sin ningún falso optimismo, cree la forma en la que han navegado en el Atlántico Sur ha funcionado bien. “Pensé que íbamos a perder más tiempo en el cruce de la zona de transición en Brasil”, explicó. “Si doblamos el Cabo de Buena Esperanza en torno a quince horas por detrás del record, podremos decir que será un resultado satisfactorio”.

Ligero, equipado con un mástil “pequeño”, construido para la navegación en solitario en la última Ruta del Ron, el IDEC SPORT está demostrando que se adapta perfectamente a las necesidades a lo largo del camino. “Estamos sacándole lo máximo al barco” dijo un estresado Gwéno, “y estamos aprendiendo más y más cada día sobre las diferentes configuraciones y ajustes”. A un promedio de más de 33 nudos de VMG*, el IDEC SPORT está acelerando hacia el desértico Océano Austral, una experiencia que será disfrutada por Gwéno, Bernard, Boris Clément, Alex y Francis, todos ansiosos por descubrir las aventuras que se van a encontrar por proa.

Saludos y buenos vientos.

*VMG: Velocity Made Good on Speed

En un velero, el camino más corto entre dos puntos (origen y destino) no siempre es la linea recta. Tanto en ceñida como en empopada hay que hacer bordos, por tanto, la velocidad resultante real (llamada VMG) es inferior que si pudiéramos ir directamente en un barco a motor.

Si observamos este diagrama para la VMG podemos ver que es un triángulo que podemos resolver por simple trigonometría.

Gracias al dibujo de 'Speedwell of Rhu' (http://www.oceansail.co.uk/index.html)
Esquema de  ‘Speedwell of Rhu

Donde conocemos:

La velocidad del barco, (La hipotenusa)
El ángulo formado por el rumbo teórico directo y el rumbo real
VMG que es un cateto (el coseno), la velocidad efectiva si navegáramos con rumbo directo; hay que maximizarlo.
XTE, el otro cateto (el seno), que representa el “error” cometido el cual hay que minimizar

Necesitamos saber:

VMG: es el cateto del ángulo entre la dirección que sigue el barco, o rumbo real, y el rumbo directo. Se debe tomar el ángulo real ya que puede haber corriente, marea o abatimiento; para calcularlo debemos utilizar el GPS.
Por lo tanto, esto nos da la fórmula para la VMG de un determinada velocidad del barco y el ángulo respecto al rumbo:

VMG = cos(ángulo respecto al rumbo) x velocidad

Cuanto más nos alejamos de la ruta ideal, seguramente ganamos velocidad, pero el Coseno del ángulo es menor y la VMG también. Si nos acercamos a la ruta ideal la velocidad baja. Hay que encontrar la solución ideal que nos dé la máxima velocidad resultante, la VMG.

<

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password