El Maxi Edmond de Rothschil rumbo a Madeira

Tras poco más de 36 horas desde la salida de Ushant, los hombres del Maxi Edmond de Rothschild están poniendo en marcha el plan elaborado en tierra con su router Marcel van Triest a la perfección. Tras una salida exprés del Cantábrico que duró aproximadamente unas diez horas y con una velocidad media superior a los 30 nudos, la primera jornada en el mar de este Trofeo Jules Verne estuvo dedicada a abrirse paso a lo largo de la península ibérica en un intento por ganar tanto sur como sea posible. Un fuerte viento y una secuencia de siete trasluchadas desde el cruce de la línea de salida han marcado el inicio del récord. Este lunes, en las primeras horas de la tarde de este segundo día de este intento de récord, el gigante de 32 metros y su tripulación ya están posicionados al norte de Madeira; en el informe de posición de las 15:00 UTC, Franck Cammas, Charles Caudrelier y sus cuatro tripulantes tienen una ventaja de casi setenta y seis millas en relación con el récord.

El sábado, durante la última sesión informativa meteorológica en tierra antes de zarpar, Franck Cammas señalaba que las primeras 24 horas de navegación probablemente serían alentadoras, especialmente después de doblar el Cabo Finisterre. Charles Caudrelier describió este pasaje ayer y Yann Riou también confirmó anoche que el área estuvo a la altura de su reputación: “Hemos enlazado varias trasluchadas desde que partimos de Ushant. Tuvimos un paso bastante animado por el cabo Finisterre, donde nos sacudimos bastante gracias a un mar revuelto y un viento sostenido. No era la situación ideal para hacer que el Maxi Edmond de Rothschild avanzara rápidamente ya que, a menudo, clavaba las proas en las olas. De hecho, tuve mi propio vuelo inaugural dentro del barco, afortunadamente sin lastimarme. Sin embargo, desde hace algunas horas nos deslizamos mucho mejor porque el viento ha amainado mucho y el mar se ha vuelto más plano. Como resultado, las velocidades están aumentando”.

Hacia latitudes más suaves

Durante la noche del sábado al domingo, los seis regatistas vivieron unas horas estimulantes, con el paso del golfo de Vizcaya a una velocidad media de más de 30 nudos. Afortunadamente, con su rápido inicio del récord y más de 640 millas ya recorridas hacia la meta en las primeras 24 horas, ha habido una mejora igualmente rápida en las condiciones de vida a bordo del Maxi Edmond de Rothschild: “Al principio hacía mucho frío y todos tenían su propia técnica para protegerse lo mejor que podían. A nivel personal, amontoné capas y capas de ropa… listo para enfrentarme al Sur Profundo. Cuanto más al sur estemos, más cálida se volverá la atmósfera. No se puede decir que todavía haga mucho calor, porque todos todavía tenemos los gorros de lana puestos, pero el ambiente está cambiando poco a poco. Una a una, nos vamos quitando capas y probablemente nos quitaremos el gorro en las próximas horas”, señalaba Yann Riou esta mañana.

© Yann Riou / Gitana S.A

Desde su última trasluchada, alrededor de la 01:30 UTC de hoy lunes, al sur de Lisboa, frente a la costa de Comporta para ser exactos, el Maxi Edmond de Rothschild ha comenzado su largo descenso hacia el suroeste amurado a estribor, rumbo al archipiélago portugués de Madeira, a una velocidad media de 34 nudos, bien alineados sobre sus foils.

Saludos y buenos vientos

<

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password