El Maxi Edmond de Rothschild, calificado para la Brest Atlantiques

A finales de verano, el trimarán se someterá a una pequeña reforma

Hace cuatro meses, Charles Caudrelier y Franck Cammas se unieron al Equipo Gitana y se hicieron cargo del timón del Maxi Edmond de Rothschild, componiendo de este modo un dúo bastante atípico pero complementario. A finales del mes de mayo, la gigante de 32 metros regresó al agua después de pasar algo más de seis meses en el astillero reacondicionándose tras los graves daños que sufriera en la Route du Rhum. Desde entonces, los dos patrones y los miembros del Equipo Gitana han estado trabajando muy duro y haciendo todo lo posible para tener todas las opciones y posibilidades intactas para la disputa de la gran regata del otoño, la Brest Atlantiques. También es entendible que, tras la Armen Race a primeros de año, la Rolex Fastnet Race y un curso de calificación de más de 2,000 millas, que culminó con un reacondicionamiento exprés de 3 semanas, la palabra inactividad no forme parte del vocabulario del equipo de las cinco flechas.

Una entrega exitosa

«Hemos navegado mucho desde que salimos al agua a finales de mayo, lo que, por supuesto, era una obligación con la llegada de nuestro nuevo dúo de patrones. También era importante para el equipo poder pasar definitivamente la desgraciada página de la Route du Rhum. El reacondicionamiento invernal fue una gran oportunidad para reparar la sección de proa y realizar algunos trabajos para optimizar el barco y hacerlo más confiable, con lo cual estamos totalmente satisfechos», explica Cyril Dardashti.

“El programa que nos propusimos en el mes de mayo se ha cumplido en su totalidad. Franck y Charles han logrado hacerse una idea rápida del Maxi. Tienen una verdadera sed de navegar con el barco, entenderlo todo y transmitir sus conocimientos, lo cual es increíblemente gratificante. Hay un intercambio constante entre los dos navegantes y el equipo de tierra y es esta ósmosis la que hoy nos permite progresar como equipo y abrir nuevos caminos en la navegación oceánica. Esta noción de innovación sigue siendo una de las piedras angulares del proyecto Maxi y del equipo en general”, explica el gerente del Gitana. “Lógicamente, la victoria en la Rolex Fastnet Race ha supuesto para todos nosotros una enorme satisfacción. Bien es verdad que aún queda mucho por hasta el 3 de noviembre y no debemos dormirnos en los laureles. Sin embargo, hemos superado un hito importante tanto en tierra como en el mar y estamos progresando de manera muy positiva».

Este sentimiento es algo que Franck Cammas comparte de todo corazón: «¡El cronograma se ha completado pero llevado a la perfección! Nuestro gran éxito en la Rolex Fastnet Race es el logro supremo de este esfuerzo grupal. Es bueno para nuestra confianza y la del equipo».

2,400 millas navegadas a dos

El 29 de mayo de 2019, el dúo de patrones Cammas – Caudrelier tuvo su primera visión de cómo es navegar a bordo del Maxi Edmond de Rothschild durante un reconocimiento técnico en alta mar, en Lorient. Y sin más dilación… ¡al día siguiente, la última incorporación a la flota Gitana tomó la salida en la Armen Race! Eso dio a todos los aficionados y espectadores una idea muy clara de exactamente qué tono y ritmo querían establecer los nuevos patrones del Edmond de Rothschild. En las primeras semanas, la atención se centró en la tripulación: «Así es como a Franck le gusta hacer las cosas. Navegar en configuración tripulada permite un aprendizaje técnico más rápido, ya que realmente empujas la máquina y el programa de navegación se presta perfectamente para eso. Esta fase de descubrimiento inicial, que culminó con la Fastnet, implicó una curva de aprendizaje muy pronunciada y empinada y creo que logramos sacar lo mejor de ella, a pesar del relativamente poco tiempo del que disponíamos. La participación y los conocimientos del equipo han sido un gran activo. La Calificación fue la forma ideal de orientarnos en la configuración de navegación a dos manos. Es un formato exigente, tal vez incluso más que regatear en solitario, porque siempre estás trabajando a tope. En ese sentido, la regata a finales de este año es un gran desafío. Sin embargo, realmente me siento bien con este barco. Es un barco muy marinero y seguro», admite Charles Caudrelier.

Después de la victoria en la legendaria Rolex Fastnet Race, aderezada con un duelo de primer nivel y un final directo contra François Gabart y sus hombres, no hubo tiempo para el descanso y las vacaciones. Aprovechando al máximo las condiciones óptimas para navegar en alta mar, Charles Caudrelier y Franck Cammas hicieron el cambio a la configuración a dos manos (a tres si se cuenta al reportero de a bordo, Yann Riou*) para completar su clasificación para la regata Brest Atlantiques

© Yann Riou / polaRYSE / Gitana S.A.

Franck Cammas nos da una idea general de la ruta seguida, que abarca más de dos mil millas: «Esta fue la primera vez que navegamos a dos manos en este barco, y disfrutamos de una excelente clasificación con condiciones muy variadas, aunque sin vientos realmente fuertes (no más de 25 nudos). Tuvimos la suerte de encontrar una ventana climática con muchas condiciones de viento a favor, particularmente a lo largo de toda la costa de Portugal, y luego nuevamente en el tramo de regreso donde buscamos un sistema de baja presión hacia el sur de Irlanda para establecer un rumbo hacia el este, a Britania, por delante de un frente. Esas dos series de condiciones de alta velocidad a favor de viento fueron otra gran oportunidad para aprender. Esas condiciones implicaban maniobras bidireccionales, trimar los apéndices y ajustar el piloto automático, con el que aún tenemos que trabajar mucho y, por supuesto, hacer algunas carreras largas a más de 40 nudos. Este será un factor clave en el resultado de la Brest Atlantiques: mantener altas velocidades con el piloto automático funcionando mientras tú te mantienes tranquilo, seguro y descansado …

Físicamente, es más duro para nosotros dos, pero el barco es completamente manejable; en realidad, estoy gratamente sorprendido por los tiempos empleados en las maniobras y por el rendimiento que conseguimos. La Brest Atlantiques es una regata de larga distancia; una media circunnavegación del globo que se extiende a lo largo de casi 14,000 millas. Tendremos que tener un buen ritmo, pero el justo para no quemarnos demasiado y evitar daños en el barco. Tendremos que mantener la cabeza lo más despejada posible porque, como suele suceder en los barcos y en las regatas oceánicas, es la solidez de las decisiones las que dan los buenos resultados».

© Yann Riou / polaRYSE / Gitana S.A.

Chequeo y nuevas mejoras

Ayer por la tarde, Gitana 17 regresó a su base técnica. Durante las próximas tres semanas, el gigante de 32 metros se someterá a un chequeo general como explicó Charles Caudrelier: «Hemos navegado mucho desde finales de mayo y es realmente bueno poder hacerle un chequeo general al Maxi antes de volver al modo regata para hacer unas 14,000 millas. El equipo desmontará e inspeccionará cada elemento para que podamos navegar de nuevo en condiciones óptimas desde mediados de septiembre. Para Franck y para mí, estas pocas semanas también serán una buena oportunidad para darnos un breve descanso del mar abierto antes de regresar de nuevo a casa para comenzar la regata en Brest el próximo 3 de noviembre».

© Eloi Stichelbaut / polaRYSE / Gitana S.A.

Los miembros del equipo de las cinco flechas también aprovecharán la ocasión para hacer algunas nuevas mejoras en el Maxi Edmond de Rothschild, ¡cambios que es poco probable que pasen desapercibidos!

«Vamos a realizar un reacondicionamiento rápido para mejorar aún más el rendimiento del barco. Aunque a día de hoy, estamos muy contentos con él, ¡no podemos darnos el lujo de aflojar porque la competencia está llamando a la puerta! Esta actualización nos permitirá implementar algunas mejoras nuevas, incluida una bastante significativa que teníamos en mente desde el inicio del proyecto y de la que Franck y Charles estaban detrás», concluye Cyril Dardashti.

El relanzamiento del Maxi Edmond de Rothschild está programado para el lunes 16 de septiembre.

*En la regata Brest Atlantiques, Yann Riou estará a bordo del Maxi Edmond de Rothschild junto con Franck Cammas y Charles Caudrelier, en su papel de reportero de a bordo. Yann, fotógrafo, camarógrafo y extraordinario piloto de drones, tendrá la tarea de proporcionarnos todas las noticias diarias sobre los hombres a bordo del Gitana 17. Las reglas de la regata le prohíben ayudar a los tripulantes, son solo meros observadores.

Saludos y buenos vientos

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password