El Maxi Edmond de Rothschild ya navega en el hemisferio sur

¡Por fin! Después de 5 días, 13 horas, 14 minutos y 46 segundos en el mar, el Maxi Edmond de Rothschild cruzó el ecuador este viernes 15 de enero a las 14:48’32 UTC. Aunque este primer tiempo de paso dista mucho del récord absoluto de este tramo, que ostenta desde 2019 el Spindrift Racing con un tiempo de 4 días, 19 horas y 57 minutos, ha permitido a los regatistas del Gitana Team hacer el cambio de hemisferio con una ventaja de casi seis horas sobre el tiempo establecido por el IDEC SPORT.

¡Un bloqueo muy pegajoso!

Este simbólico paso entre los dos hemisferios es sin duda un momento de celebración para Franck Cammas, Charles Caudrelier y sus cuatro tripulantes (David Boileau, Morgan Lagravière, Erwan Israël y Yann Riou), pero sobre todo por haber redescubierto condiciones de navegación más favorables. De hecho, el bloqueo ha sido duro para los hombres del maxi trimarán volador. Al encontrarse con las alas cortadas debido a la falta de brisa, el gigante de 32 metros luchó por salir de las garras de los infames Doldrums. Durante el transcurso del día de ayer y la noche, la tripulación simplemente tuvo que aprender a esperar el momento oportuno mientras acumulaban múltiples maniobras bajo el ardiente abrazo de los Doldrums en un intento por aprovechar al máximo la más mínima ráfaga y la más pequeña nube. Así lo demuestran las estadísticas de navegación de las últimas 24 horas: poco menos de 260 millas recorridas a una velocidad de 10,8 nudos con un VMG de solo 6 nudos … Resultó interminable para un equipo de marineros que luchaba por hacerse con el récord de la vuelta al mundial a vela, y a quienes lo que más les gusta es la navegación a alta velocidad.

Sin embargo, a bordo del barco, con esta filosofía la tripulación atravesó esta zona, como explica Charles Caudrelier: “No fue tan difícil en el sentido de que siempre logramos mantener el barco en movimiento, incluso si a veces el avance era extremadamente lento… pero eso nos permitió descansar un poco, porque, aunque la salida desde Ushant no fue muy violenta, íbamos rápido, así que nunca es fácil dormir bien. En este momento, hemos recargado muy bien nuestras baterías y estamos metidos en la acción. Las últimas horas más tranquilas también nos han permitido hacer un control minucioso del barco, lo cual es bueno porque no tendremos muchas oportunidades de hacerlo más adelante. Atacamos el hemisferio sur con un barco en fantástica forma y esa es la mejor noticia. Ciertamente nos hubiera gustado tener un mejor tiempo de paso del ecuador, siempre es bueno romper un récord, pero con el bloqueo sufrido nunca se sabe cómo se desarrollarán las cosas”.

Bienvenidos al Atlántico Sur

Franck Cammas, Charles Caudrelier y sus cuatro tripulantes se embarcaron en el Trofeo Jules Verne con un patrón meteorológico en mente. De hecho, la transición al Atlántico Sur contribuyó en gran medida a la elección de la ventana meteorológica y al momento en que cruzaron la línea de salida frente a Ushant. La idea era llegar a un punto frente a la costa de Brasil cuando un frente suficientemente poderoso que descendiera hacia el Océano Austral se desatara desde el continente sudamericano. Y para beneficiarse de las mejores condiciones de deslizamiento, las cuales garantizan las altas velocidades, generalmente es necesario posicionarse frente a este tren de bajas presiones. Toda esta secuencia es el actual objetivo de la tripulación del Maxi Edmond de Rothschild y de su router meteorológico, Marcel van Triest, si quieren tener la oportunidad de asegurar un buen tiempo de paso en el Cabo Agulhas, en Sudáfrica: “El tiempo perdido en los Doldrums no tendrá un efecto drástico ya que estamos llegando al sur en el momento adecuado, justo cuando los modelos están siendo corroborados para engancharnos al sistema meteorológico adecuado. El problema que puede plantearse ahora es que no tenemos mucho margen de maniobra. Durante los próximos cuatro días, necesitaremos ser rápidos y precisos en nuestra trayectoria para no perder el tren de los sistemas de baja presión al sur de Río”, subrayó Charles Caudrelier.

Ventajas y desventajas en la cartografía

Las ventajas y los déficits que aparecen en la cartografía de seguimiento del intento de récord se calculan en cada ranking en función de la distancia a la meta. Al cruzar el Maxi Edmond de Rothschild el ecuador más hacia el oeste que el IDEC SPORT y, por lo tanto, más lejos del rumbo directo (ruta del gran círculo), hace que tenga un déficit de 16.6 millas en relación con su adversario virtual. Sin embargo, en términos del tiempo real entre Ushant y la línea que divide los dos hemisferios, el maxi-trimarán volador fue más rápido que el de Francis Joyon y sus hombres. Cinco días, 13 horas, 14 minutos y 46 segundos para el Gitana 17 en comparación con los 5 días, 18 horas y 57 minutos del IDEC SPORT, lo que se traduce en un tiempo de paso de 5 horas y 44 minutos más rápido.

Saludos y buenos vientos

<

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password