El Mirpuri Foundation Racing Team de Willy Altadill vence en Génova con una gran remontada en el final de la tercera etapa

El AkzoNobel Ocean Racing ocupa el segundo lugar tras adelantar también al Sailing Poland de Simbad Quiroga en las últimas millas de la etapa.

El Offshore Team Germany se mantiene firme para llevarse la victoria en la tercera etapa de la clase IMOCA

La tercera y última etapa oceánica de The Ocean Race Europe ha vivido un emocionante desenlace en plena madrugada del jueves en la clase VO65, en el que el equipo portugués Mirpuri Foundation Racing Team, con el español Willy Altadill como jefe de guardia, logró la victoria llegando desde atrás en la clase VO65 en la meta de Génova.

En la clase IMOCA, el Offshore Team Germany, único IMOCA 60 sin foils de la flota, patroneado por el olímpico alemán Robert Stanjek, ha logrado una espectacular victoria en la tercera y última etapa oceánica de The Ocean Race Europe.

La noche estaba aún completamente cerrada cuando el equipo portugués, liderado por el reconocido patrón oceánico francés Yoann Richomme, concluyó a las 00:51:57 hora local la etapa mediterránea de 600 millas/1100 kilómetros desde Alicante, después de tres días y medio de competición con vientos predominantemente flojos y variables.

Horas antes, la tripulación de Richomme, que comenzaba la tercera etapa empatada a 11 puntos con el AkzoNobel Ocean Racing en cabeza de la clasificación en los VO65, navegaba en tercer lugar, 10 millas por detrás del líder de la flota, el Sailing Poland (POL) patroneado por Bouwe Bekking (NED) y con el canario Simbag Quiroga en sus filas, y cuatro millas náuticas por detrás del segundo clasificado, el Team Childhood I holandés, liderado por Simeon Tienpont.

Siguiendo las indicaciones de los partes meteorológicos, que decían que a lo largo de la costa italiana se desvanecería al caer la noche, el equipo portugués tomó la decisión de virar en busca del vientos mar adentro. Fue un movimiento que al principio parecía arriesgado, ya que les alejaba del rumbo directo a la línea de meta.

La apuesta acabó dándoles un enorme beneficio y finalmente viraron hacia Génova con el mejor viento de la noche, y en un par de horas se habían puesto en cabeza.

“¡Vaya remontada!”, dijo Richomme exclamó poco después de la llegada. “Una etapa loca, loca, como si lleváramos dos semanas de navegación. Luchamos duro. Sabíamos que hasta la meta no se acabaría porque la llegada a Génova es complicada. Es más una partida de ajedrez que una navegación normal. Pero sabíamos que había un pequeño movimiento que hacer en el Golfo de Génova. Sabíamos que era el lado favorecido, pero todos los demás siguieron navegando dentro de la bahía. Pensamos que no nos iba a salir bien y luego, de repente, las cosas cambiaron. Sabíamos que estábamos en la posición correcta, pero no esperábamos superar al Poland Team y ganarlo, pensábamos luchar por el segundo puesto”.

Willy Altadill a bordo del Mirpuri Foundation Racing Team © Martin Keruzore/Mirpuri Foundation Race Team /The Ocean Race

Willy Altadill, jefe de guardia del equipo portugués, alababa la labor del navegante Nico Lunven. “Hemos estado ahí arriba en toda la etapa, peleando entre los tres primeros y en las últimas horas hemos pegado un golpe bueno. Queríamos ir por fuera también porque lo dijo Nico, nuestro navegante, y al final hemos sido primeros”.

El otro lado de la moneda lo representaba el Sailing Poland que perdió la etapa en las últimas millas tras haber sido líder el resto del camino. Simbad Quiroga lamentaba la oportunidad desaprovechaba y explicaba cómo transcurrieron las últimas millas. “Más o menos sabíamos que iba a haber más presión a la derecha, vimos que el Mirpuri se iba pero era solo un barco y decidimos seguir cubiriendo al resto de la flota. Teníamos que habernos ido a la derecha porque es donde el parte marcaba que íbamos a tener la presión, ha sido un fallo nuestro totalmente. Es lo bonito de la vela, a veces se gana y a veces se pierde y ha habido regata hasta el último minuto. En la costera hay que salir a tope y con las ideas muy claras”.

También se benefició de la ruta de la derecha el AkzoNobel Ocean Racing de Chris Nicholson, que acabó segundo. El equipo holandés estaba en el quinto lugar antes de irse con el Mirpuri Foundation Racing Team, pero pronto subió al segundo puesto cuando el nuevo viento los llevó desde el sureste a velocidades superiores a 13 nudos, superando al Viva México (MEX) de Erik Brockmann, al Team Childhood I y al Sailing Poland para ocupar el segundo lugar.

“Fue un gran alivio”, dijo Nicholson momentos después de bajar del AkzoNobel. “Nos retrasamos al principio de esta etapa y cuando eso pasa, solo esperas tener otra oportunidad. Afortunadamente, la hemos tenido y la hemos aprovechado. El instinto marinero nos habría enviado más cerca de la costa, pero por una vez, escuché a la ciencia y, al final, elegimos lo que pensamos que tenía las mejores posibilidades de éxito según el parte”.

El Mirpuri Foundation Racing Team consolida así su liderato en la clasificación con 18 puntos, con el AkzoNobel Ocean Racing segundo con 17 puntos.

Ahora solo queda la última regata costera del sábado, donde se repartirán 3 puntos para el ganador, 2 puntos para el segundo y 1 punto para el tercer), por lo que ahí se decidirá la clasificación general de la clase VO65 en la primera edición de The Ocean Race Europe.

El Team Childhood terminó pisándole los talones al equipo polaco para asegurar el cuarto lugar, por delante del Viva México y del AmberSail2. El Austrian Ocean Race Project se vio afectado por las calmas en la aproximación final a la línea de meta, pero finalizó en séptimo lugar justo antes de las 10 de la mañana.

El Offshore Team Germany se mantiene firme para llevarse la victoria en la tercera etapa de la clase IMOCA en Génova

El Offshore Team Germany, único IMOCA 60 sin foils de la flota, patroneado por el olímpico alemán Robert Stanjek, ha logrado una espectacular victoria en la tercera y última etapa oceánica de The Ocean Race Europe.

© Sailing Energy/The Ocean Race

Después de casi cuatro días de navegación desde que salieron de Alicante el pasado domingo, el equipo alemán ha cruzado la meta en Génova (Italia) a las 0936 UTC / 1136 CEST de este jueves, después de haber aprovechado al máximo el mayor rendimiento de su barco con vientos flojos en comparación con los otros cuatro IMOCAs equipados con foils.

Stanjek y su tripulación, el navegante Benjamin Dutreux (FRA), Annie Lush (GBR), Phillip Kasüske (GER) y el reportero a bordo Felix Diemer (GER), se separaron del resto de la flota nada más salir de Alicante, apostando por navegar más al norte pegados a la costa.

Mientras tanto, los cuatro IMOCA con foils, el 11th Hour Racing Team (USA) de Charlie Enright, el Bureau Vallée (FRA) de Louis Burton, el CORUM L’Épargne (FRA) de Nicolas Troussel y el LinkedOut (FRA) de Thomas Ruyant, eligieron permanecer agrupados en una ruta más al sudeste durante las primeras 48 horas de etapa.

© Sailing Energy/The Ocean Race

A pesar de algunas ralentizaciones provocadas por los vientos flojos y cambiantes alrededor de las Islas Baleares, el Offshore Team Germany pudo progresar de forma constante a lo largo de las 600 millas/1100 kilómetros de la etapa, y llegó a tener hasta 100 millas de ventaja sobre el grupo perseguidor.

Esa ventaja bajó considerablemente en las últimas 36 horas, ya que los ‘foilers’ encontraron un viento más fuerte que les permitió navegar más cerca de su verdadero potencial, pero cuando el equipo alemán cruzó la línea de llegada en el Golfo de Génova, el grupo perseguidor aún estaba a más de 20 millas de distancia.

Saludos y buenos vientos

<

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password