El Pakea Bizkaia arriba a Ushuaia tras alcanzar la Antártida

Tras navegar más de 550 millas desde su salida el pasado sábado de Isla Baja en la Antártida, el pasado miércoles día 30, el Pakea Bizkaia amarraba en los muelles de AFASYN de la ciudad austral de Ushuaia.

Tras navegar más de 550 millas desde su salida el sábado 26 de Isla Baja en la Antártida, el miércoles día 30 a las 21:00 horas en Argentina, el Pakea Bizkaia amarraba de nuevo en los muelles de AFASYN de la ciudad austral de Ushuaia.

El Pakea llegando a Ushuaia © Pakea Bizkaia

El paso del Drake ha hecho honor a su nombre y leyenda. Sabemos que estábamos en una de las zonas más complicadas del planeta para navegar, donde las borrascas se suceden cada 40 horas o menos. Mares que generan vientos muy fuertes, helados, y una mar confusa con espumas rotas en sus cimas, que hacen de la navegación más que nada, una cuestión de supervivencia. Cuando el parte meteorológico te anima a pensar que el viento te va a dar una tregua, se equivoca y no sólo se mantiene la intensidad, sino que arrecia y hay que mantenerse muy fuerte para no desmoralizarse y seguir luchando.” señala el patrón del Pakea Bizkaia, Unai Basurko.

La táctica desarrollada por su patrón para realizar esta navegación ha sido acertada, ganando longitud oeste para que los vientos fuertes de los últimos días les permitieran navegar directos hacia el Cabo de Hornos. Los vientos alcanzaron fuerza de temporal el día 28 lunes con intensidades que llegaban a rachas de 50 nudos y una mar arbolada del oeste de 5 metros de altura. La misma situación se repitió durante la noche del lunes, y también a lo largo del martes. El Pakea navegó con tan solo su vela mayor con su superficie reducida hasta el tercer y último rizo.

A las 03:00 de la madrugada del miércoles, cruzaba la latitud del Cabo de Hornos, en el momento en el que la mar alcanzaba su mayor altura, y las olas rompientes de varios metros dificultaban la navegación. Finalmente, con grandes esfuerzos y un trabajo impresionante por parte de toda su tripulación conseguían alcanzar la zona protegida de los vientos y afrontar el último tramo de navegación hasta Ushuaia por el canal de Beagle. “Me siento muy agradecido de la implicación y esfuerzo de todos los tripulantes, y orgulloso de ser el capitán de un velero extraordinario en condiciones duras como es el Pakea Bizkaia. Ahora toca descansar antes de iniciar el regreso a casa”, indica Basurko.

Los siguientes días los dedicó al tripulación a revisar el barco y ponerlo en orden de zarpada después de esta dura prueba de navegación antártica. Este lunes llegó al tripulación de relevo que navegará de regreso a Bilbao en la segunda etapa de la expedición. Junto con la tripulación que abandonó el velero, desembarcó también el surfista Kepa Acero, quien aunque no ha conseguido surfear olas antárticas, ha disfrutado de una nueva experiencia de navegación a la que se ha acomodado sin problemas, bautizándose con el tan rudo paso de Drake.

Información facilitada por el Pakea Bizkaia

Saludos y buenos vientos

<

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password