El Pro Sailing Tour convierte a la playa de Las Canteras en un estadio natural

Cuatro equipos diferentes ganan las cuatro pruebas del día

La primera jornada de regatas costeras del Pro Sailing Tour en Las Palmas de Gran Canaria ha convertido a la popular playa de Las Canteras en un espectacular estadio natural. El público local ha podido contemplar a los siete trimaranes Ocean Fifty compitiendo a escasos metros del arenal y cuatro equipos se han repartido las victorias en las cuatro pruebas celebradas. Mañana navegarán a bordo los campeones olímpicos locales Luis Doreste y Domingo Manrique.

Tras el Desafío 24 Horas disputado el jueves y viernes, la flota Ocean Fifty pasaba hoy a modo costero en aguas de Las Palmas de Gran Canaria. La sesión se resolvió con cuatro mangas y cuatro ganadores diferentes, confirmando la igualdad entre la flota y elevando la emoción de cara a mañana, cuando se conocerá al campeón de este tercer episodio del Pro Sailing Tour.

La flota salía al agua con previsión de brisas ligeras y comenzaba el día con una primera prueba que partía de San Cristóbal, rodeaba La Isleta y se adentraba en la bahía del Confital para tomar una baliza en El Camello antes de finalizar teóricamente frente a la playa de Las Canteras. Pero la dramática caída del viento provocaba que la meta se fijara finalmente en El Camello. Tras un final a cámara lenta, la primera victoria parcial del día correspondió al Solidaires en Peloton – ARSEP de Thibaut Cauchel-Camus, por delante del Arkema 4 y el Ciella Village.

Frente al público

La segunda prueba convertía a la playa de Las Canteras en un estadio natural. El público que abarrotaba el arenal en este primer sábado de julio pudo contemplar la inédita imagen de los trimaranes evolucionando por detrás de la popular Barra. El recorrido entre boyas se situó en perpendicular a la playa, acogiendo la celebración de dos pruebas en formato barlovento/sotavento.

El Leyton de Sam Goodchild se anotó la primera manga y el The Arch de Armel Tripon y Benoît Marie la segunda.

La jornada se completó con un recorrido costero desde Las Canteras hasta San Cristóbal, esta vez con mejores condiciones de viento que las de la mañana. Tras poco más de una hora de contienda, la victoria correspondía al Primonial de Sébastien Rogues, cerrando la provisional con cuatro ganadores parciales en las cuatro mangas disputadas, toda una muestra de la igualdad entre la flota de Ocean Fifty.

Leyton lidera la provisional © Jacques Vapillon

La suma de los cinco parciales hasta hoy mantiene al Leyton al frente de la provisional de este tercer episodio del Pro Sailing Tour, con seis puntos de ventaja sobre el Ciella Village. El equipo de Sam Goodchild hace buena su victoria en el Desafío 24 Horas, que puntúa con coeficiente triple.

La competición regresa este domingo, última jornada del Episodio 3. El Comité de Regata ha diseñado un programa formado por hasta cinco pruebas cortas con una configuración similar a la de hoy, y los siete Ocean Fifty volverán a competir en el espectacular escenario de la bahía del Confital.

Campeones olímpicos a bordo

El modelo Pro Sailing Tour incluye invitados a bordo de los Ocean Fifty en las regatas costeras. Mañana, disfrutarán de la experiencia en primera persona los campeones olímpicos canarios Luis Doreste (oro de 470 en Los Ángeles 1984 y de Flying Dutchman en Barcelona 1992) y Domingo Manrique (oro de Flying Dutchman en Barcelona 1992). Ambos navegarán a bordo de Leyton y Arkema 4, el barco en el que compite el tripulante local Alejandro Cantero.

El tercer episodio del Pro Sailing Tour cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, el Cabildo de Gran Canaria y el Puerto de Las Palmas.

Alejandro Cantero, tripulante del Arkema 4 comentaba: “Conocí a Lalou Roucayrol en 2019 cuando vinieron a entrenar aquí, me invitó a navegar con ellos en su antiguo barco y me propuso ir a Francia a ayudarles en la construcción de su actual Arkema 4. Estuve todo el verano construyendo el barco y ahora me han llamado para navegar. Ahora estoy trabajando con ellos en la construcción de un Clase 40”.

“La sensación a bordo de un Ocean Fifty es como estar en un coche de competición: Las aceleraciones son enormes, es muy violento, se mueve mucho,… Un montón de adrenalina. Si hay viento, será un espectáculo verlos navegar frente a la playa. Mi idea es intentar hacer la Mini Transat de 2023. Tengo un proyecto de construir un barco para echarlo al agua el año que viene”.

Saludos y buenos vientos

<

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password