El Safran cuenta con nuevos foils para una mayor velocidad y fiabilidad.

Los foils han sido la principal novedad de la última generación IMOCA y aparecieron con la construcción de nuevos barcos diseñados para la Vendée Globe. En dos años, estos nuevos apéndices, en forma de bigote de Dalí, han demostrado sus fortalezas, pero también ha revelado algunos puntos débiles. Esto explica la creación de los foils de segunda generación.

La idea había estado rondando hace tiempo la cabeza de los arquitectos y diseñadores navales. Probados con éxito en multicascos oceánicos, estos foils también podrían ofrecer una mayor potencia y velocidad a los monocascos construidos para la Vendée Globe. A diferencia de una orza convencional, que ayuda principalmente en los ángulos de ceñida (más cercanos al viento), los foils son particularmente eficaces cuando se navega en través, con el barco en ángulos cercanos a la perpendicular del viento. La eficiencia de estos apéndices es proporcional a la velocidad de la embarcación: se crea un efecto de elevación que significa menos fricción del casco con el agua, lo que permite obtener ganancias de velocidad sustanciales de más de dos a tres nudos con respecto a los barcos convencionales.

5969_1_fr_original

Algunas mejoras muy oportunas.

La innovadora tecnología de montaje no está exenta de experimentación y de líneas de investigación, esencial para probar su funcionamiento. «Hemos tenido tiempo para ver donde necesitamos hacer mejoras», explica Roland Jourdain. «Los arquitectos trabajaron de la retroalimentación que les dimos. Hemos cambiado la forma del foil para que sea más eficiente y más fuerte, y la estructura de la caja que aloja el paso del foil para que pueda soportar mayor presión».

El Safran ya ha comenzado una serie de pruebas de mar con sus nuevos foils. «Tuvimos la oportunidad de hacer algunas pruebas comparativas, ya que, para empezar mantuvimos un foil de primera generación en un costado e instalamos la nueva versión en el otro», dice Jourdain. «Y el resultado fue claro: hemos obtenido mayor rendimiento en traveses con el nuevo foil y se siente completamente diferente… El barco es más rápido, más estable y también hemos sido capaces de reducir la debilidad inicial de los foils, a saber, el lastre significativo causado por estos apéndices contra el viento. Estamos ganando en todos los frentes». Morgan Lagravière ahora tendrá que aprender a manejar estos nuevos apéndices con el inicio de la Vendée Globe a la vuelta de la esquina. Pero «Bilou» (Jourdain) no ve nada porque preocuparse: «Morgan ya ha demostrado su capacidad de adaptación y la introducción de estas nuevos foils no ha cambiado mucho el comportamiento de la embarcación. En realidad es todo lo contrario, es siempre una ventaja cuando se está ganando potencial para obtener más velocidad».

Saludos y buenos vientos.

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password