El trimarán MACIF y Actual Leader completan el podio

Después de 31 días, 20 horas, 43 minutos y 50 segundos de navegación, François Gabart y Gwénolé Gahinet han logrado el segundo puesto de la Brest Atlantiques.

El trimarán MACIF ha cortado la línea de llegada en Brest hoy sábado a las 7h43’50’’, dos días y 21 horas después del vencedor, Maxi Edmond de Rothschild, y tras recorrer 17.890 millas a 23,4 nudos de velocidad promedio.

Actual Leader (Yves Le Blevec / Alex Pella) completaba el podio 4 horas 45 minutos y 32 segundos más tarde, tras pasar la meta a las 12h29’22’’.

Después de un final que habrá cautivado a todos los seguidores de la cartografía de seguimiento de la Brest Atlantiques, el trimarán MACIF ha logrado mantener el segundo lugar conquistado en una dura lucha con Actual Leader, desde el segundo punto de paso en Ciudad del Cabo a expensas del Actual Leader. Pasada la isla de Robben el 21 de noviembre por la mañana con 14 horas y 28 minutos de retraso respecto al líder, Maxi Edmond de Rothschild, y 3 horas y 11 minutos sobre el Actual Leader, François Gabart (36) y Gwénolé Gahinet (35), acompañados por tripulante reportero Jeremie Eloy (41 años), fueron recuperando terreno poco a poco al tándem Yves Le Blevec / Alex Pella a lo largo de la costa de Namibia, antes de optar en medio del Atlántico Sur por una estrategia hacia el oeste más arriesgada.

© Arnaud Pilpré // Brest Atlantiques

Una estrategia que les obligó a atravesar un frente y alargar considerablemente su ruta, pero que finalmente pagó beneficios, al permitirles entrar en el hemisferio norte el 29 de noviembre, con 2 horas y 32 minutos de ventaja sobre Actual Leader. “La opción fue buena, bravo por nuestro equipo de routage, que nos aconsejaron bien. No estaba clara, y pasamos 3 o cuatro días durante los cuales navegamos mucho hacia el oeste sin acercarnos directamente hacia Brest. Era complicado mantenerse firmes, pero al final fue bien. Nos sentimos orgullosos de que sucediera”, confiaba Gwénolé Gahinet justo después de llegar al muelle Malbert en Brest, esta mañana.

© Alexis Courcoux // Brest Atlantiques

La tripulación del MACIF vio interrumpida su regata dos veces, en Rio de Janeiro y luego en Ciudad del Cabo, por problemas técnicos, y han conseguido finalizar pese a las heridas. François Gabart, luego de haber guardado el secreto durante un mes, ha podido detallar las averías sufridas en su barco: orza central atascada y privada de su aleta elevadora, timón central fuera de uso durante una gran parte de la regata, foil de estribor estropeado a lo largo de la costa de Nabimia….”Ha sido hiper frustrante, porque tienes un barco súper veloz durante las pruebas y entrenamientos, pero allá no avanzaba nada. Es una frustración difícil de sufrir”, añadía.

071219 – LE TRIMARAN ACTUAL LEADER TROISIEME DE LA BREST ATLANTIQUE 2019 – YVES LE BLEVEC ET ALEX PELLA

Manteniéndose muy cerca desde principios de semana al oeste del anticiclón de las Azores, Actual Leader ha sido una amenaza constante para MACIF, con un final de suspense tras un encadenamiento de trasluchadas aproximándose a la costa de Bretaña. Cortaba la línea de llegada este sábado a las 7H43’50’’, completando el recorrido en 31 días, 20 horas, 43 minutos y 50 segundos, después de haber navegado 17.890 millas a 23,4 nudos de velocidad promedio. “No ha sido sencillo, pero veíamos que podíamos navegar hasta Brest con un nivel de seguridad satisfactorio y competir por la segunda plaza. No nos arrepentimos, porque fuimos a por el segundo puesto, estamos contentos y orgullosos”, concluía Gabart. Un nuevo puesto de honor para un barco que desde su botadura en 2015, además de ostentar el record de vuelta al mundo en solitario en 2017, ha finalizado en el podio de todas las grandes regatas en las que ha participado.

© Alexis Courcoux // Brest Atlantiques

4 horas, 45 minutos y 32 segundos más tarde que el trimarán MACIF, Actual Leader completaba el podio de la Brest Atlantiques a las 12h29’22’’. Yves Le Blevec y Alex Pella han sido los únicos que no se han detenido durante la regata, habiendo empleado 32 días, 1 hora, 29 minutos y 22 segundos para recorrer 17.061 millas a una velocidad media de 22,17 nudos. Una bonita recompensa para los dos navegantes, cuya gran premisa era preservar el barco, que les ha permitido estar en la pelea hasta el final. “Es un buen podio, estamos encantados”, comentaba Yves Le Blevec tras cruzar la meta. «¿La lucha por el segundo puesto? A veces veíamos que MACIF no iba a su velocidad habitual y que en otros momentos aceleraban, pero nosotros no podíamos ir más rápidos de lo que íbamos. Realmente hemos navegado al ritmo del barco y al nuestro, elevado, pero nos sentíamos a gusto. No queríamos forzar al máximo y perderlo todo de golpe. Hemos seguido esta tónica, hemos atacando cuando era necesario, pero sin hacer bestialidades, no obsesionarnos con el duelo con MACIF, ante todo pensábamos en nosotros mismos”.

A la llegada, el patrón francés hacía un balance positivo de la Brest Atlantiques, que ha encontrado muy exigente: “El equipo y los dirigentes de la empresa Actual Leader se han subido al barco, todos están encantados, esto es sobre todo un trabajo de equipo. Con Alex y Ronan Gladu (tripulante reportero) hemos aplicado todo lo que habíamos trabajado antes, es un gran logro. Pero esta regata ha sido, cuanto menos, muy dura, y con Alex nos sentimos exprimidos, porque la tensión es permanente en estos barcos tan exigentes y duros físicamente”.

© Arnaud Pilpré // Brest Atlantiques

Alex Pella comentaba: “Estar en la salida fue el primer momento importante de la Brest Atlantiques, pero aún lo es más estar hoy de nuevo aquí. Cuando Yves me pidió que viniera, me explicó que la regata sería tal como exactamente ha sido. Estamos muy contentos con nuestra regata, todo han sido buenos momentos. Después, como ha dicho Yves, estos barcos exigen mucho física y mentalmente, hay mucho estrés, a veces el barco sale precipitado con mar cruzado. Era difícil cuando el barco picaba contra las olas, mientras los otros navegaban mejor con ese mar tan agitado. Había que mantener la calma, no emocionarse, y pensar en lo que vendría después. Y en efecto, después hubo tiempo de hacer el acordeón y recuperar, siempre hemos estado con el grupo, así que contentos. Y hasta cociné calamares, que fue muy divertido”.

Saludos y buenos vientos

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password