Ericsson 3 penalizado y Telefónica Negro gana la regata de entrenamiento

Ericsson 3 penalizado y Telefónica Negro gana la regata de entrenamiento.

Distinto sabor de boca para dos de los equipos participantes en la Volvo Ocean Race tras la jornada de prácticas. El Ericsson 3 recibe una penalización por parte del Jurado Internacional, tras no haberse podido emitir un certificado de medición válido para el barco, y el Telefónica Negro se hace con la regata de entrenamiento.

El caso Ericsson 3:

El Jurado Internacional de la Volvo Ocean Race, presidido por Bryan Willis, ha hecho público su veredicto sobre el caso de medición de la quilla del Ericsson 3 y su certificado de medición.

Tras la ratificación por parte de la autoridad competente de la Volvo Ocean Race de que la quilla del Ericsson 3 no se ajustaba con los parámetros de la regla de los Volvo Open 70, sobre solidez del material de dicha quilla, no es posible emitir un certificado de medición válido para que la embarcación participe en la Volvo Ocean Race.

Sin embargo, Anders Lewander y su tripulación podrán tomar parte en la prueba sin el certificado de medición obligatorio, pero se verán penalizados con la deducción de un punto en cada regata costera, un punto en cada una de las metas volantes y dos en cada una de las etapas de las que consta la prueba.

La penalización le permitirá al Ericsson 3 navegar con la quilla que tienen en estos momentos. La puntuación que reciba el barco nunca podrá ser menos de cero puntos.

Por otra parte, el Jurado Internacional permite a la embarcación sustituir su actual quilla por otra en el transcurso de la regata, y poder emitir así un certificado de medición válido. En ese caso, no se aplicaría a partir de la emisión del documento ninguna penalización.

La decisión del Jurado Internacional no es apelable.

Luis Sáenz, Asesor Legal del equipo sueco, comentó en Rueda de Prensa: “Vamos a solicitar una reapertura del caso y presentar nuevas evidencias. El problema son tan sólo 625 gramos de peso y los medidores han reconocido que no nos da ningún tipo de beneficio”.

El Telefonica negro enseña los dientes en Alicante

Por primera vez los barcos, en esta edición de la Volvo Ocean Race, se han enfrentado en la regata de entrenamiento previa a la regata costera del próximo sábado día 4.

Ayer jueves se presentó soleado en Alicante y con el paso de las horas las nubes hacían su aparición. Sin embargo, nada ha podido nublar la que ha sido la primera regata de entrenamiento de la Volvo Ocean Race 2008-2009. Una prueba en la que por primera vez hemos visto a todos los barcos que participarán en la regata, a excepción del holandés “Delta Lloyd”, en el mismo campo de regatas y en la que el español “Telefónica negro” se ha levado el gato al agua con una fantástica visión táctica.

El “Telefónica azul” y “Telefónica negro” fueron de los primeros en dejar el pantalán esa mañana, hacia las 11:15 horas, pero no sería hasta las 13:00 horas cuando se escucharía el primer bocinazo de salida. Dos amagos para calentar a la flota y por fin, entrenamiento de regata costera.

Espectacular, el “Telefónica negro” lograba colocarse a la cabeza de la flota durante un recorrido en el que las tripulaciones tuvieron que esforzarse más de lo normal. Al habitual barlovento/sotavento le pusieron una puerta de paso obligado en la mitad del recorrido, obligando a los siete barcos participantes a maniobrar mucho más de lo normal. “Este recorrido te obligaba a salir y virar, de manera que en el momento en el que pasabas ese cuello de botella tenías más posibilidades. En nuestro caso, la clave estuvo en hacer una buena salida y a partir de ahí coger el bordo correcto y comenzar a estirar” explicaba Pedro Campos, caña del “Telefónica negro” en las regatas costeras.

Por su parte, Fernando Echávarri, patrón del “Telefónica negro”, explicaba: “Hemos intentado buscar el equilibrio entre rapidez y seguridad. Siempre evitando problemas, logramos entrar en la llegada con comodidad. Aunque sabemos que tenemos mucho que mejorar, y eso sólo lo lograremos con el trabajo del día a día, ha sido un golpe de moral”. Orgullosos de su actuación, el equipo español tan sólo espera repetir el próximo sábado, cuando realmente quede inaugurado el marcado de la Vuelta al Mundo.

Mientras tanto, durante las ocho millas de recorrido el “Telefónica azul”, con Íker Martínez a la caña, firmó una gran actuación al remontar posiciones tras una salida complicada; quinto en la llegada, atracaba en puerto aplaudiendo a sus compañeros del “Telefónica negro”; y es que tal y como Bouwe Bekking, capitán del equipo Telefónica, afirmaba: “Estamos realmente orgullosos de lo que han logrado nuestros compañeros, y realmente ha sido una regata muy fructífera para nosotros, ya que hemos podido comprobar cómo navegan los demás, y sabemos qué cosas tendremos que mejorar”.

El tiempo corre, y en tan sólo dos días la flota dejará de lado los entrenamientos para dedicarse a la regata más extrema, la Volvo Ocean Race. Los primeros puntos se repartirán este sábado a partir de las 13:00. Una semana después, la flota pondrá rumbo a Ciudad del Cabo, después de haber recorrido 6.500 millas.

Saludos y buenos vientos
<

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password