Es el momento de ponerse en marcha rumbo a la Vendée Globe

Los principales patrones franceses de la Clase IMOCA están comenzando su preparación de cara a la Vendée Globe 2020.

Estamos a mediados de marzo, a punto de entrar en la primavera, y los proyectos IMOCA abiertos avanzan con paso firme y seguro. Para los equipos franceses, en general, este ritmo de avance es proporcional a sus presupuestos y a la inversión de sus diversos patrocinadores.

A poco menos de 1000 días para la salida de la Vendée Globe 2020, los actuales proyectos están comenzando a caminar juntos, sin embargo, para otros el problema radica en encontrar la financiación necesaria. Algunos cuentan con los fondos necesarios y saben que estarán en la línea de salida pero para la mayoría, la búsqueda continua.

Salida de la Vendee Globe 2016-17 © Vincent Curutchet / DPPI

Los que ya están en marcha.

Su presupuesto está cerrado y sus barcos o ya están en el agua o están siendo construidos. Estos son los afortunados que tienen la total confianza de que, en igualdad de condiciones, estarán en la línea de salida cuando se dé el pistoletazo de salida.

Así que Jérémie Beyou (Charal) puede seguir navegando millas y más millas en la Volvo Ocean Race, mientras su equipo está ocupado construyendo el Charal, que debería ser el IMOCA de primera generación en llegar al agua. Su botadura está prevista para julio de 2018, y su primera gran salida competitiva será en la Route du Rhum.

Sebastien Simon (Arkema – Paprec) tendrá que esperar hasta que se bote su nuevo diseño Kouyoumdjian para poder experimentar en primera persona la navegación a bordo de su propio IMOCA. Mientras tanto, tiene programada la temporada en la clase Fígaro y su objetivo es hacerse con el título de campeón de Francia.

Este es también el objetivo de Charlie Dalin (Apivia Mutuelle) que podrá beneficiarse de la experiencia y el asesoramiento de François Gabart en el desarrollo de su nuevo diseño Verdier.

Fabrice Amedeo también ha completado su presupuesto con la llegada de un nuevo socio, Newrest – Arts et Fenêtres. Su barco es el viejo No Way Back. El objetivo de Amedeo es participar en tantas regatas como sea posible. En su calendario están la Douarnenez – Cascais y la Mónaco Globe Series antes de participar en la Drheam Cup y en la Route du Rhum.

Louis Burton (Bureau Vallée 2) también pondrá rumbo hacia el Mediterráneo después de disputar la regata Douarnenez – Cascais. Luego navegará desde su puerto base, Saint-Malo, cuando comience la Route du Rhum en el mes de noviembre. El barco de Burton (el ex Banque Populaire VIII) se pondrá en el agua a mediados de abril después de un reacondicionamiento en el que se trabajó básicamente sobre el mantenimiento. Burton dice: “Con este barco, hemos entrado en otra dimensión tecnológica. Necesitamos aprender todo de nuevo”

Arnaud Boissières estará presente en Douarnenez a bordo de La Mie Câline – Artipôle, que es el antiguo Gamesa de Mike Golding, El barco ha estado en Mer Agitée de Michel Desjoyeaux para un cambio de imagen y para la instalación de los foils. El viejo barco de Boissières está en manos de Manu Cousin (Group Setin) que cuenta en su haber con varios años de navegación en al Clase 40.

Romain Attanasio (Famille Mary – Etamine du Lys), competirá en la Transat AG2R antes de que su barco vuelva al agua a mediados de mayo. En su programación también se incluye la Drheam Cup y la Route du Rhum.

Sam Davies ha elegido permanecer en el Atlántico mientras se hace con el control del Iniciativas Coeur.

También lo hará Alan Roura, que está instalándole los foils al diseño de Finot de Bertrand de Broc. Roura probablemente participe en la Drheam Cup antes de hacer la Route du Rhum.

Stéphane Le Diraison está trabajando actualmente en un proyecto en plena evolución. Tiene el barco con el que participó en la última Vendée Globe y que se tuvo que retirar en Australia, el Finot ex Hugo Boss con el que Alex Thomson participó en la regata del 2008. Le Diraison ha montado un nuevo mástil e hizo algunas modificaciones que le ahorraron unos 700 kilos. A medida que aumenta su presupuesto -por lo menos es lo que él espera -, pueden darse tres posibles escenarios: uno, quedarse con el mismo barco y montarle los foils en el 2019; dos, comprar un barco de la generación del 2016; y tres, construir un nuevo IMOCA. “Este último caso es, tengo que decirlo, el menos probable. Un nuevo barco podría ser más pero en el 2024″

La Route du Rhum y con suerte algo más.

Estos patrones se han embarcado en su programa y cuentan con los primeros fondos, lo que les permite estar en funcionamiento pero no hay más garantías. Para ellos, la Route du Rhum puede ser el catalizador decisivo. Noviembre será un gran mes para ellos.

Isabelle Joschke ha decidido participar en la Mónaco Globe Series, luego en la Drheam Cup y quizás también en la Round Britain and Ireland Race antes de participar en la Route du Rhum – Destino Guadalupe. La navegante ya ha reunido una parte importante de su presupuesto, pero todavía está buscando más apoyos para llegar a la Vendée Globe. “El objetivo principal es realmente formar un todo con el barco, crecer juntos navegando millas… Esa es la mejor garantía que le puedo ofrecer a un socio adicional que quiera respaldar el programa”.

Alexia Barrier, que compró el IMOCA de Attanasio, ha reunido a un grupo de socios que deberían permitirle participar en la Mónaco Globe Series y en la Route du Rhum.

Mientras tanto, Paul Meilhat (SMA) todavía cuenta con el apoyo del grupo de seguros hasta la Route du Rhum, que marca el final del acuerdo mutuo de patrocinio. Su barco será botado de nuevo en el mes de abril después de una revisión general, el cambio del bauprés y reparación y actualización de los sistemas de navegación y los pilotos. Planea participar en todas las regatas desde el Grand Prix Guyader – Douarnenez hasta la Mónaco Globe Series antes de estar en la salida de la Drheam Cup.

Otros patrones que ya han anunciado su intención de estar en la salida de la Route du Rhum incluyen al temible Éric Nigon (Un Monde sans Sida), Sébastien Destremau (Cara Océan), Edouard Golbery y quizás incluso a Vincent Riou (PRB).

Yann Eliès tiene el IMOCA de Jean-Pierre Dick, pero aún está a la espera de un patrocinador principal para prepararse adecuadamente para la Vendée Globe del 2020.

Los que tienen grandes esperanzas de estar.

Hay otros para quienes las perspectivas están un poco más negras y su participación aún está en el aire. Thomas Ruyant, Christopher Pratt, Benjamin Dutreux, Morgan Lagravière o Yoann Richomme están en el muelle esperando un patrocinador. En lugar de permanecer parados en tierra, todos participarán en la próxima Transat AG2R Concarneau – Saint-Barth, donde se encontrarán con los patrones con esperanzas de estar en la Vendée Globe, como Isabelle Joschke, Sébastien Simon y Romain Attanasio.

Nicolas Lunven, que está participando en la Volvo Ocean Race como navegante, todavía espera estar en la próxima Vendée Globe a pesar de comenzar prácticamente desde cero, pero como él mismo dice, es difícil estar totalmente comprometido con una Volvo Ocean Race tan competitiva y al mismo tiempo tratando de encontrar un patrocinador para la Vendée Globe.

Otro es Jean Le Cam. Sigue siendo el propietario de su barco, pero necesita encontrar patrocinadores para competir.

Al final, para algunos serán solo grandes sueños, pero no cabe dudad de que todos tienen la misma ambición y persiguen lo mismo, llegar a la Vendée Globe del 2020. Jean-Gabriel Chelala, un joven emprendedor, está siguiendo la estela de Conrad Colman y tiene la intención de estar presente en la salida de la Route du Rhum en su camino preparar una Vendée Globe con un barco cargado de energía positiva. Su barco es el antiguo Foresight Natural Energy de Colman.

Para Gwénolé Gahinet ese sueño todavía es más grande y tiene el objetivo de estar en la salida de la Vendée Globe 2020 a bordo de un barco nuevo. “Mi formación como ingeniero y arquitecto naval me conduce por este camino. Me gustaría demostrar que puedo completar un proyecto desde los primeros borradores del barco hasta la línea de salida y hasta la línea de llegada. Lo ideal sería poder comenzar el proyecto antes del final del verano de 2018”. Pero mientras tanto, Gahinet estará al lado de Francis Joyon a bordo del clase Ultime antes de hacer la Mónaco Global Series con Paul Meilhat en SMA.

En este año 2018 todos los proyectos e ilusiones están ya en marcha. Después de la Route du Rhum, todo será mucho más apremiante, será el más difícil todavía para estar en la salida de la Vendée Globe 2020. Pero hay que ser positivos; seis meses es mucho tiempo en este juego ya que lo único que se necesita es reunirse e inocular esa idea a un patrocinador principal y el sueño quizás se llegue a convertir en una realidad.

Saludos y buenos vientos.

<

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password