Estambul Europa Race: Victoria del Estrella Damm Sailing Team 1876 en Niza

El barco español se adjudica la primera etapa de la Istanbul Europa Race.

Rivero: “No hemos parado de luchar en ningún momento”.

El primer test de competición del Estrella Damm frente a sus rivales no podía ser más positivo. A las 4 horas, 24 minutos y 45 segundos de la mañana hora peninsular, el Estrella Damm Sailing Team cruzaba la línea de llegada de la primera etapa de la Istanbul Europa Race. Se convertía así en el primer líder provisional de esta regata de vuelta a Europa. Han sido 7 días, 17 horas, 2 minutos y 45 segundos navegando desde la salida en Estambul (Turquía) hasta la llegada en Niza (Francia). La velocidad media del barco ha sido de 7,45 nudos.


A lo largo de las 1.450 millas de la etapa, el barco de Guillermo Altadill y Pachi Rivero ha luchado contra un viento inestable y a menudo débil y contra cinco de los IMOCA 60 más competitivos del momento, con varios enfrentamientos directos dignos de recordar. “Nos hemos peleado con todos”, decía Rivero, “con el Foncia, con el Paprec Virbac, con el Veolia en el estrecho, con el Groupe Bel… con todos barco contra barco, y es una satisfacción que siempre hemos salido adelante. Esta mañana el Foncia nos sacaba unas cuantas millas y sabíamos que iba a ser difícil, pero también sabíamos que la situación cerca de la llegada iba a ser complicada y no hemos parado de luchar en ningún momento”.

El último enfrentamiento directo por la victoria, frente al Foncia de Michel Desjoyeaux, se ha decidido en las millas finales. “Al final hemos tomado una decisión buena, que ha sido mantenernos altos saliendo de la isla de Córcega. Ahí es donde hemos conseguido pasar a Foncia”, explicaba Altadill. Sólo a falta de unas 15 millas el barco español conseguía despegarse del francés y abrir un hueco de unas cuatro millas, que le permitió rematar esta trabajada victoria.

“Estoy contento de todo el trabajo que hemos hecho”, decía satisfecho Guillermo Altadill a su llegada a puerto, “y de haber ganado esta primera etapa. Ha habido situaciones muy complicadas y constantes cambios en la clasificación. (…)Es complicado pero es divertido. El nivel de las tripulaciones es muy bueno. Son barcos muy parecidos con rendimientos similares. Las diferencias son mínimas”.

Después de muchos cambios de posiciones, de estar en lo más alto y volver a caer hasta la cuarta posición hace dos días, el Estrella Damm consiguió a base de tesón alzarse con la victoria de etapa. “El Mediterráneo siempre es complicado pero esta etapa ha sido realmente excepcional. Veías el parte meteorológico y había en un radio de cien millas prácticamente vientos de todos lados, cada nuevo parte era diferente. Esto unido a tener que cubrir a tus rivales, lo convertía todo en una partida de ajedrez complicada”, explicaba el patrón barcelonés. Por eso, para Altadill, “la clave ha sido que nunca nos hemos dado por vencidos. El equipo ha trabajado duro hasta el final, con los cambios de velas perfectos pensando que teníamos posibilidades de ganar y al final lo hemos conseguido”.

Para Rivero este éxito es “una gran satisfacción”. “Los rivales que tenemos aquí son los grandes rivales que vamos a tener para la Transat Jacques Vabre, para la vuelta al mundo y todas las competiciones. Hemos hecho un gran trabajo. Todo el equipo ha estado fantástico, trabajando duro, cambiando velas cuando ha hecho falta y trimando a cada segundo cuando era necesario, y la navegación de Wouter (Verbraak) ha sido perfecta…todo muy bien”, concluía Rivero.

Altadill está de acuerdo con Rivero respecto al gran nivel de la tripulación, formada por ambos patrones junto al navegante holandés Wouter Verbraak, el español Antonio Cuervas-Mons y el francés Antoine Mermod: “La tripulación es muy buena, porque aunque somos nuevos en esta clase, tenemos experiencia de America’s Cup, de Volvo Ocean Race, y de otras regatas de vuelta al mundo. Somos nuevos en esta clase pero no nuevos en las regatas oceánicas. A pesar de estar poco tiempo navegando y entrenando hemos ido perfectos y se han tomado las decisiones acertadas en los momentos clave”, decía.

Tras este excepcional estreno en competición, mañana el Estrella Damm disputa el Trofeo de Niza, regata costera sin repercusión en la puntuación de la Istanbul Europa Race. El martes se dará la salida de la segunda etapa, de Niza a Barcelona, una etapa clave para el Estrella Damm, que intentará lograr otro buen resultado a su llegada a casa. “Ahora, después de esto, tenemos la obligación moral de hacerlo bien también cuando lleguemos a casa”, admitía Altadill.

En la misma línea, Rivero comentaba: “Ojalá que en Barcelona hagamos lo mismo porque es nuestra casa, la casa de nuestro patrocinador. Le debemos todo a Estrella Damm, porque gracias a él estamos aquí, y ojalá le podamos dedicar un triunfo en Barcelona”, concluía.

[Más info]

Saludos y buenos vientos

0 Comentarios

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

¡Bienvenido! Inicie sesión en su cuenta

Recuerdame ¿Perdiste tu contraseña?

Lost Password