Francis Joyon zarpó este sábado en la Ruta del Té

El maxi trimarán IDEC SPORT regresó a la competición. Francis Joyon abandonó Hong Kong ayer sábado a las 08:00:47 horas UTC y puso rumbo a Londres en el marco de otro intento récord: la Ruta del Té, actualmente en posesión desde el 2018 del italiano Giovanni Soldini y su Multi 70 Maserati, el cual completó el curso en 36 días, 2 horas y 37 minutos. Para batir este récord, Joyon y su equipo deben estar en Londres antes de las 11:36:58 del domingo 23 de febrero.

El cuarto acto del IDEC SPORT ASIAN TOUR, la Ruta del Té, es sin duda la más larga y dura de las regatas. Por delante de las proas del maxi trimarán IDEC SPORT, ganador de la última Route du Rhum navegando en solitario y actual poseedor del Trofeo Jules Verne, se encuentran alrededor de 17,500 millas de navegación hasta Londres.

Condiciones moderadas para el inicio

A Francis Joyon nunca le gusta esperar a que surja la ventana climática ideal. Con innumerables récords en su haber, a menudo ha demostrado que su intuición fue suficiente para lograr su objetivo. Poco después de regresar a China en avión la semana pasada y luego de algunas operaciones de relaciones públicas con los chinos en Shenzhen y Hong Kong, Francis y sus cuatro tripulantes, Antoine Blouet, Christophe Houdet, Bertrand Delesne y su hijo, Corentin, decidieron soltar amarras ayer sábado por la mañana y cruzar la línea de salida de esta nueva aventura del IDEC SPORT ASIAN TOUR, batir el récord de la Ruta del Té entre Hong Kong y Londres. El inicio tuvo lugar en condiciones moderadas, con el monzón generando vientos del noreste de 15 nudos a lo largo de la costa de China. Más de 13,000 millas separan el maxi trimarán IDEC SPORT de la meta final en Londres. Este es un gran viaje que los grandes clippers tardaban varios meses en completar. Francis y sus hombres tendrán que hacer este viaje en menos de 36 días, 2 horas y 37 minutos para poder sumar un nuevo récord a su lista de logros y terminar su gira asiática por todo lo alto.

Una fase inicial que parece interesantemente complicada.

La tripulación del IDEC SPORT momentos antes de la salida © Theodore Kaye/Alea)

“La ventana meteorológica no es tan extraordinaria, pero nos conviene”. ¿Cuántas veces hemos escuchado a Francis decir esas palabras mientras se pone en camino para abordar un récord que termina batiendo? Está de nuevo en mar abierto, inmerso en este viaje de regreso a Europa en modo récord con tripulación. Su ruta para llegar a Hong Kong tuvo tres paradas: Mauricio, Ciudad Ho Chi Minh y Shenzhen, pero este viaje de vuelta lo hará de una sola vez ayudado, en teoría, por los vientos alisios… pero igual no sucede así. El estudio de la meteo durante las últimas horas llevado a cabo por el router meteorológico de Francis, Christian Dumard, revela una serie de obstáculos, comenzando con el cruce del ecuador alrededor de Singapur, y el paso a través del estrecho de Sunda que une el Mar de China con el Océano Índico, donde generalmente existe la preocupante combinación de calmas y fuertes corrientes de proa. Es probable que el inicio de la regata sea lento según Francis y sus hombres, quienes creen que llegarán al sur de la península de Malasia en poco más de cuatro días.

Un complicado Océano Índico

En el diciembre, el Océano Índico se vio azotado por fuertes vientos alisios, que obligaron al IDEC SPORT a ampliar el viaje en casi 1500 millas navegando hasta cerca de la costa de Australia, pero ahora hay mares agitados con una serie de sistemas de bajas presiones perturbando el flujo constante. La situación cambia rápidamente y Francis, con su entusiasta tripulación que conoce todos los secretos del maxi trimarán, ganador de la Ruta del Rhum en tres ocasiones y actual poseedor del récord de Julio Verne, espera alcanzar el Cabo de Buena Esperanza dentro del tiempo récord establecido por Giovanni Soldini. Tendrán que rezar a los dioses del viento para que los ciclones de la costa de Mozambique no alteren sus planes. La velocidad y la gestión de las transiciones entre sistemas serán clave en el Océano Índico, que debería ser fascinante desde el punto de vista intelectual y físico. Tendrán que estar atentos a la corriente de las Agulhas en el extremo sur de África y que combinada con los vientos del oeste, podría forzar al IDEC SPORT a detenerse, similar a lo experimentado por el maxi catamarán de Lionel Lemonchois, el Gitana 13, en el 2008, cuando completó con éxito el récord.

Pero, después del Índico, van a seguir teniendo donde ocuparse con el ascenso del Atlántico Sur y Norte, donde, en ambos casos tendrán que sortear los enormes sistemas de altas presiones. “Rodear el anticiclón de Santa Helena por el norte y el este parece ser, por el momento, la mejor solución”, explicó Christian Dumard. “Eso supone navegar a lo largo de la costa de Namibia”. Luego se enfrentarán a los Doldrums, las Azores, el Golfo de Vizcaya, el Canal de la Mancha y el estuario del Támesis… muchos episodios que van a hacer muy grande la aventura que les espera a Francis y sus hombres.

Saludos y buenos vientos

<

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password