FUNDACIÓN MIRPURI, primer equipo portugués para la Volvo Ocean Race 2020

La misión de la Fundación Mirpuri es promover iniciativas relacionadas con la protección de los océanos y las especies marinas.

2.300 millas náuticas en 7 días. De Mindelo (Cabo Verde) hasta Bridgetown (Barbados) a bordo del Fundación Mirpuri, ex Green Dragon, un VOR70 de 21 metros  para cruzar el océano. Sin embargo, la travesía transatlántica fue algo más que un mero reto deportivo.

La misión de la Fundación Mirpuri, organización sin ánimo de lucro con sede en Portugal, es promover iniciativas relacionadas con la protección de los océanos y las especies marinas, sensibilizando a las autoridades sobre cuestiones importantes como el calentamiento de los océanos, la pesca ilegal – que representa el 20 por ciento de la pesca mundial – y la importancia de preservar los arrecifes de coral y la fauna marina, ya devastadas.

A bordo del Fundación Mirpuri, junto con el capitán portugués, navegó una tripulación compuesta por nueve hombres de seis países distintos y que nunca habían navegado juntos. Entre ellos estaban dos italianos, el timonel y director del equipo Enrico Civello, y el chef Gianni Iura.

Los siete días que duró la travesía atlántica, tanto Mirpuri, como el resto de la tripulación, pudieron experimentar las dificultades no sólo de navegar en este tipo de monocascos veloces, sino hacerlo empujándolo al límite. Para Luca Salerno, miembro fijo de la tripulación de la Fundación Mirpuri, el momento más difícil “fue la primera noche cuando rompimos el A4. Yo estaba descansando después de 6 horas corriendo como locos y sólo tres hombres estaban en la cubierta. El viento era de 35 nudos en ese momento, por lo que todos nos levantamos y corrimos para echar una mano. Con 35 nudos es muy fácil perder el control por un momento. Otro mal momento, al menos para mí, fue cuando el viento bajó a 10 nudos. El barco era muy sensible y se podía sentir todo a bordo, los pantocazos eran continuos”. Johannes Schwartz, sin embargo, no estaba excesivamente preocupado por la pérdida del A4 “fue un riesgo calculado, pero claro durante la competición no tomaría semejante riesgo, eso significa poder perder la carrera. La primera parte fue muy rápida, cubrimos las primeras 1000 millas en dos días y medio”.

Los resultados altamente positivos sirvieron para anunciar que habían sentado las bases de la próxima aventura del proyecto, la Volvo Ocean Race del 2020.

“Mirando hacia adelante, nos centramos en la Volvo Ocean Race 2020”

Después de completar su primera travesía del Atlántico a bordo del Fundación Mirpuri, el ex Green Dragon, quinto en la Volvo Ocean Race 2008-09, Paulo Mirpuri, patrón y presidente de la Fundación, anunciaba su intención de participar con un equipo portugués en la próxima Volvo Ocean Race de 2020.

Mirpuri admite que “estamos en serias negociaciones con la dirección de la Volvo Ocean Race para tener un barco de la Fundación Mirpuri en esta prueba tan importante. Elegimos el 2020 por varias razones: el cambio de la década también es importante y nuestra filosofía se basa siempre sobre el cambio; el cambio de década, el cambio a mejor”.

“Mi debut en una travesía oceánica me ha enseñado mucho, sobre todo la importancia del espíritu de equipo a bordo, así como ser paciente con el océano”, dijo. “El haber participado en esta travesía me ha permitido experimentar de primera mano las dificultades que presentan estos barcos veloces y competitivos. Ahora sé exactamente cómo seleccionar el equipo portugués de la Fundación Mirpuri para la Volvo Ocean Race 2020. Quiero participar personalmente en el proceso de selección de la tripulación”, agregó Mirpuri.

La Fundación Mirpuri obviamente pretende tener el equipo más competitivo de cara a la VOR, ya que un buen resultado también les daría muchas más exposición mediática. “Vamos a entrenar con dos tripulaciones diferentes y en paralelo y la que constatemos que esté mejor preparada, será la que participe”, dice Mirpuri.

Decenas de regatistas portugueses han solicitado participar en la selección de la tripulación. La selección final será anunciada a finales del 2017. Una vez que el equipo se haya completado, iniciará su preparación y entrenamiento en el mar a lo largo de los casi tres años, hasta la salida de la regata en el 2020. Pero Paulo Mirpuri advirtió que la selección de los tripulantes no sólo se va a basar en las capacidades de navegación, “no será suficiente que los candidatos demuestren que son técnicamente muy buenos. Es esencial que, como futuros embajadores de la Fundación, comparten todos sus valores”.

Saludos y buenos vientos

<

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password