Historia de la Maxi Yacht Rolex Cup.

El Maxi Yacht World Championship –hoy Maxi Yacht Rolex Cup– fue concebido en Porto Cervo en septiembre de 1980. 

La edición inaugural reunió a una única clase Maxi y fue dominada por el 76 pies australiano Bumblebee. Aquella era una época marcada por el arrojo de la histórica primera generación de unidades Maxi construidas en la década de 1970: Gitana, Kialoa IV y V, Nirvana y Ondine eran la referencia de una incipiente clase en el circuito internacional de regatas. Liderados por un grupo de armadores de notable éxito empresarial y destacada personalidad, estos colosos de los mares capturaron la atención del gran público, fortaleciendo la imagen de glamour asociada al mundo de la vela.

Rolex inició su larga y orgullosa asociación con el YCCS a mediados de la década de 1980, y en 1985 el antes conocido como Maxi Worlds pasó a denominarse Maxi Yacht Rolex Cup. Comenzaba una nueva era en la que los avances en diseño y tecnología permitían a los barcos incrementar sus esloras, velocidad y potencia.

Boomerang (ganador de la primera Maxi Yacht Rolex Cup en 1985), Il Moro di Venezia, Morning Glory y Sayonara dominaban aquellos años. El elenco de armadores siguió formado por  ambiciosos individuos para los que el éxito en el agua era tan importante como sus logros en tierra.

La competición sería en formato bienal hasta el año 2000, cuando el incremento en popularidad y el aumento en número de unidades Maxi provocó que pasara a celebrarse anualmente. Desde entonces, el evento atrae cada septiembre a los Maxis más exquisitos, muestrario de los avances y tendencias en el mundo del diseño naval. El récord de participantes se alcanzó en la Maxi Yacht Rolex Cup de 2010, que reunió a nada menos que 49 barcos en aguas de la Costa Esmeralda.

A medida que el concepto Maxi ha ido ganando en variedad, la flota se ha ido dividiendo tanto en tamaño como en características para asegurar una competición más igualada y justa. Pero algunas características se mantienen invariables: Los Maxis continúan seduciendo a gigantes de los negocios en busca de un desafío más allá de las salas de juntas, reuniendo a  tripulaciones formadas por los mejores regatistas profesionales; el espíritu de  caballerosidad con el que se concibió el evento permanece intacto; y las aguas de la Costa Esmeralda sarda siguen siendo el escenario de la acción en el agua.

Pero….. ¿qué son los Maxi?

Originalmente, el término Maxi se refería a la máxima eslora que podía tener un barco para acogerse al sistema internacional de compensación (hándicap) que regía durante las décadas de 1970 y 1980 (la hoy extinta International Offshore Rule, IOR). Aunque la definición ha ido variando con el transcurso de los años, y se han añadido prefijos al término Maxi para definir las diferentes subcategorías, el espíritu original se mantiene: Los Maxis son barcos impresionantes, potentes y tecnológicamente avanzados.

El Minimaxi Mills 72 ‘Alegre’ armado por Alegre Yachting Ltd © Carlo Borlenghi/Rolex

El diseño, la tecnología de fabricación, los materiales de las velas y los sistemas de manejo han evolucionado enormemente a lo largo de las últimas cuatro décadas. La introducción de la fibra de carbono y de las resinas exóticas, junto al cada vez mayor conocimiento sobre el comportamiento de los materiales ante el estrés, ha llevado a proyectos cada vez más ambiciosos enfocados a incrementar la resistencia, la ligereza y la velocidad de los Maxis.

Los Maxis incorporan todas las evoluciones tecnológicas e innovaciones disponibles para garantizar su condición de barcos más rápidos sobre el agua. Sus esloras oscilan aproximadamente entre 80 pies (24,09 metros) y 100 pies (30,5 metros), la máxima permitida en la mayoría de las regatas oceánicas, tales como la Rolex Fastnet, la Rolex Sydney Hobart y la Rolex Middle Sea Race.

Los Maxis de 100 pies son barcos tremendamente complejos y caros, que exigen los más altos niveles de  profesionalidad para navegar de forma rápida y segura. Para aquellos armadores que disfrutan timoneando sus propios barcos, los Mini Maxis ofrecen el mejor compromiso en términos de prestaciones, tamaño y coste. Sus esloras oscilan entre los 60 y los 79 pies (18,29 y 24,08 metros). Aunque habitualmente superados en el agua por sus hermanos mayores, son barcos muy competitivos y cuentan con posibilidades reales de optar a la Victoria absoluta en las regatas, como demostraron el Rosebud (USA) en la Rolex Sydney Hobart de 2007, el Rán 2 (GBR) en las Rolex Fastnet de 2009 y 2011, el Alegre (GBR) en la Rolex Middle Sea Race de 2009, el Shockwave (NZL) en la Giraglia Rolex Cup de 2010 y el Jethou (GBR) en la Rolex Volcano Race de 2012.

De acuerdo con la International Maxi Association (IMA, Asociación Internacional de Maxi), los Supermaxis son barcos con esloras superiores a los 100 pies (30,5 metros). Suele tratarse de barcos de crucero o de utilización mixta, majestuosos e imponentes en el agua, y que derrochan confort para sus ocupantes, especialmente bajo cubierta. Disponen de sistemas de ayuda a la navegación que les permiten navegar con tripulación reducida, aunque en regata requieran en torno a 20 personas en cubierta.

El Supermaxi ‘Esimit Europa 2’ del armador Igor Simcic © Carlo Borlenghi/Rolex

La Maxi Yacht Rolex Cup es una oportunidad única para contemplar a todas las categorías de la filosofía Maxi navegando juntas. A lo largo de una semana de cada mes de septiembre, este evento ejerce de tributo a la navegación de máximas prestaciones y a las últimas tendencias en diseño naval.

Saludos y buenos vientos.

<

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password