Imoca Ocean Masters: La Route du Rhum a análisis

La regata cumplió con las expectativas de los patrones de la clase IMOCA

Para algunos esta regata será la bajada del telón de esta temporada, para otros será un trampolín hacia otros proyectos, pero para todos y cada uno de los participantes de la clase IMOCA, la Route du Rhum ha sido intensa, feroz y también fantástica.

Mientras la organización de la Route du Rhum – Destino Guadalupe se prepara para el acto oficial de la entrega de premios en Pointe-à-Pitre, los patrones que compiten en el Campeonato del Mundo IMOCA Ocean Masters están disfrutando de un merecido descanso antes de que, cada uno de ellos, se dirijan hacia sus proyectos futuros. Para algunos esta regata será la bajada del telón de la temporada para otros un trampolín hacia otros proyectos, pero para todos y cada uno de los participantes de la clase IMOCA, la Route du Rhum ha sido intensa, feroz y también fantástica. La corona de vencedor será, una vez más, para François Gabart que, durante los últimos cuatro años de su carrera en la clase IMOCA, ha sido el navegante con más hazañas en solitario: la Transat B to B (Back to Britanny), la Vendée Globe y la Route du Rhum.

Como espectadores, esta décima edición de la Route du Rhum ha estado a la altura de nuestras expectativas. El inicio de la regata fue a la vez muy enérgico y exigente, donde el hombre y la máquina fueron realmente puestos a prueba. Lo que siguió fue una complicada transición entre las Azores y Portugal, antes de caer poco a poco hacia el sur en busca de la ruta de los vientos alisios, donde el ritmo era tan fuerte como siempre. Esto último se evidencia por el nuevo record de monocascos, a pesar de las difíciles condiciones.

Pero para algunos, las roturas dieron al traste con sus esperanzas como le sucedió a Bertrand de Broc a bordo del ‘Votre Nom autour du Monde’, que se vio obligado a retirarse después de sólo dos días de regata, o Vincent Riou, navegando a bordo del ‘PRB’, de quien se esperaba mucho de su batalla con François Gabart. Vicent fue el único patrón IMOCA que optó por adaptarse a la nueva medición de la clase. Si se hubiera podido medir los efectos de esta adaptación, habría proporcionado una serie de importantes lecciones para el futuro…

Dos preguntas centran el análisis de los patrones IMOCA sobre esta recién finalizada Route du Rhum – Destino Guadalupe.

François Gabart, ‘MACIF’.- 1º con 12 días, 4 horas, 38 min y 55 seg.

Lo que más le impactó: «La virada final antes de Guadalupe. La disfruté como nunca pero al mismo tiempo me sentía triste por dejar el barco. Mi mente ya estaba cuatro años por delante cuando regrese en un multicasco…»

Francois Gabart vencedor de la clase IMOCA © Alexis Courcoux
Francois Gabart vencedor de la clase IMOCA © Alexis Courcoux

¿Cumplió esta regata con sus expectativas?: «Si me hubieran dicho hace cuatro años como sería esta regata no me lo hubiera creído. Estaba buscando un desafío y eso fue lo que encontré. Tengo que añadir que, como siempre digo, la primera vez que haces las cosas es siempre algo especial».

Jérémie Beyou, ‘Maître de CoQ’.- 2º con 12 días, 12 horas, 11 min y 18 seg.

Lo que más le impactó: «La noche siguiente al paso de las Azores. Había quedado atrapado junto a François y estábamos envueltos en una acalorada batalla con vientos de popa de 30 nudos, avanzando con el spinnaker izado».

¿Cumplió esta regata con sus expectativas?: «Más o menos, sí. Pensé que iba a ser muy completa físicamente. Me esperaba una gran batalla con François y Vicent y nunca se me pasó por la cabeza que Vincent abandonara. Para mí no había grandes discrepancias entre los barcos. Espero que se pueda decir lo mismo una vez que todos nos hayamos adaptado a la nueva medición de la clase. En esta Ruta del Ron, sólo hubo un abandono debido a daños materiales, lo cual es bueno. No debemos superar esta proporción para las próximas regatas».

Marc Guillemot, ‘Safran’.- 3º con 13 días, 1 hora, 59 min y 20 seg.

Lo que más le impactó: «El inicio de la carrera requiere una gran cantidad de energía y mucha atención. Tuvimos que salir por nosotros mismos desde el Canal de la Mancha con ráfagas de vientos de más de 35 nudos y visibilidad reducida. Tuvimos que estar muy concentrados para virar en el punto correcto y para garantizar unos buenos cambios de vela. Me encantó. »

¿Cumplió esta regata con sus expectativas?: «No puedes estar en la línea de salida de una regata pensando en lo que te puedes esperar. Yo simplemente estaba esperando una prueba dura y aso fue lo que la regata me dio. Esta edición de la regata fue uno de los acontecimientos más intensos en los que he participado desde el inicio de mi carrera. Fue dura y completa, que es exactamente lo que hace que navegar a vela sea un deporte tan rico».

Armel Tripon, ‘For Humble Heores’.- 4º con 13 días, 14 horas, 4 min y 4 seg.

Lo que más le impactó: «El comienzo con las hordas de barcos a nuestro alrededor y el Cabo Fréhel con la multitud agolpada a lo largo del borde del acantilado para despedirnos. Al principio  crees que la gente grita pro tu barco  pero luego te das cuenta de que no, de que están ahí por todos nosotros y por la magia de la regata. En ese momento te das cuenta de la suerte que tienes que estar ahí y tratas de tomar un montón de imágenes para intentar capturar esas atmósfera tan especial».

¿Cumplió esta regata con sus expectativas?: «Me esperaba una regata muy dura y una gran batalla. Me preparé para ello. Sin embargo, no me había dado cuenta de la tensión que se genera a bordo de estos barcos, el ruido constante, el sonido de los rodamientos de la quilla, los golpes y pantocazos, los ruidos del casco rebotando en las olas. La agresión sonora me agotó… no estaba preparado para eso».

Louis Burton, ‘Bureau Vallée’.-  5º con 14 días, 1 hora, 33 min y 44 seg.

Lo que más le impactó: «Fue la primera vez que navegué un curso sur en los alisios a bordo de un IMOCA. Es realmente emocionante poder surfear estas largas olas con el spinnaker al sol».

¿Cumplió esta regata con sus expectativas?: «Totalmente: un sistema meteorológico muy potente en la salida surfeando los alisios y una batalla a bordo de los todopoderosos IMOCA. A nivel personal, estoy contento con mi resultado. Pensaba que acabaría en sexta o séptima posición. Este quinto puesto conseguido es perfecto. Esta Rhum era esencialmente una gran oportunidad para completar una gran regata en solitario en este barco”.

Alessandro Di Benedetto, ‘Team Plastique – AFM Téléthon’.- 6º con 16 días, 11 horas, 4 min y 30 seg.

Lo que más le impactó: «La gestión para efectuar las reparación de la fijación del timón, que se había roto, en medio del océano y completar la regata sin hacer una parada. Resistir el regreso de Tanguy manteniendo la vela de proa izada a pesar de navegar con los pilotos automáticos defectuosos fue también importante».

¿Cumplió esta regata con sus expectativas?: «Sí, me esperaba una regata muy intensa y eso es lo que sucedió. Fue genial. Yo estaba regateando a toda máquina, en perfecta armonía con el barco».

Tanguy de Lamotte, ‘Iniciativas Cœur’.- 7º con 16 días, 15 horas, 28 min y 13 seg.

Lo que más le impactó: «Salir del mar de Iroise con 20 nudos después de la reparación de los daños de timón en Brest con mi equipo de tierra. Ser capaz de zarpar de nuevo fue muy reconfortante, fue el resultado del trabajo en equipo».

¿Cumplió esta regata con sus expectativas?: «Claramente no fui capaz de cumplir los objetivos deportivos que me impuse. Sin embargo, mis objetivos para salvar a los niños se han superado con creces, ya que 20 niños podrán recibir un nuevo corazón. También tuve la oportunidad de descubrir mi barco con vistas a la Vendée Globe: las sensaciones son diferentes, pero he disfrutado mucho».

Saludos y buenos vientos

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password