Jérémie Beyou: ¡hay veces que los milagros suceden!

Jérémie Beyou, el patrón francés de 44 años que tuvo que navegar 600 millas de regreso a Les Sables d’Olonne después de dañarse su Charal en la segunda noche de la regata, ha confirmado que retomará la regata mañana martes por la tarde, a pesar de que los líderes están a unas 2500 millas náuticas al sur, acercándose a los Doldrums.

Beyou, el gran favorito para ganar la regata, chocaba contra un objeto flotante en la tercera noche de regata, dañando uno de sus timones, los mecanismos de montaje y control, un backstay roto y diversos daños en el composite de la cubierta de su IMOCA Charal.

Un equipo 20 personas trabajó a tope para poner el Charal a punto © Oliver Blanchet / Alea #VG2020

El titánico esfuerzo durante 24 horas ininterrumpidas de un equipo 20 personas trabajando a tope desde que Beyou, amargamente decepcionado, atracó su barco en Les Sables d’Olonne el domingo por la tarde, ha devuelto el barco al 100% de su potencial, según señaló su patrón. En sus declaraciones telemáticas a los medios desde su apartamento en Les Sables D’Olonne comentó:

Es extraño estar respondiendo a tus preguntas fuera del Charal. Pero pronto estaré de vuelta, ya que, gracias al trabajo realizado durante las últimas 24 horas, ahora sabemos que el barco estará listo mañana por la mañana, preparado para zarpar con la marea de la tarde. Noticias excelentes. Me gustaría agradecer a todo el equipo el inmenso trabajo desarrollado, lo han dado todo desde que llegué a Port Olona”.

“La Vendée Globe es un esfuerzo de equipo y si todos nos unimos, podemos hacer milagros”.

Jérémie continuó explicando: “El problema principal, el que me hizo dar la vuelta, fue el problema con el timón. Técnicamente, sin embargo, el más problemático de reparar fue la polea de reenvío, pero en realidad fue el soporte del timón y el brazo de control lo que se rompió, y es parte estructural del barco. Primero tuvimos que inspeccionar el daño para ver por dónde se había filtrado el agua y hacia dónde, necesitábamos reparar esa grieta por las dos caras. Tuvimos que trabajar con toda una serie de expertos para resolverlo y todo dentro de las limitaciones de tiempo que teníamos. También tuvimos algunos problemas con las veletas y algunos daños en la vela mayor debido a la serie de trasluchadas cuando el timón se golpeó con algo”.

Insistió en su agradecimiento: “Realmente tengo que darle las gracias a todo el equipo”.

Beyou ha estado encerrado en aislamiento con su pareja desde que toco tierra. Se aisló a propósito de todas las actualizaciones de la regata y de las redes sociales.

Jérémie Beyou llegando a Les Sables D’Olonne © Oliver Blanchet / Alea #VG2020

“Fue muy difícil para mí no estar allí (durante las reparaciones) pero también tuve que desconectar de la regata y ni miré las clasificaciones; cerré todo, incluso las redes sociales, todo esto mientras intentaba estar cerca de mi equipo y apoyarlos de forma remota. Desde el principio hemos trabajado como un equipo muy unido”.

“La primera noche me enviaron un mensaje para decirme que no creían que pudieran arreglarlo dentro del límite de tiempo, pero en el fondo yo sabía que lo harían. Así que probablemente fue algo bueno que no estuviera con ellos para poder tener tiempo para recuperarme y realmente descubrir todo lo que supone y lo que hay detrás del proyecto, cómo se sienten todos, el público, los empleados de Charal, la prensa, los amigos…”

Continuó diciendo: “Simplemente no respondí ningún mensaje, pero sabía que tenía que volver a la regata. Escuché la noticia sobre la desarboladura de Nico; si, sé que dije que desconecté de las comunicaciones de regata, pero lo escuché y lo siento mucho por él y por todo su equipo. Sé cuánta energía y esfuerzo se necesita para hacer una Vendée Globe, para que un proyecto despegue y se ponga en marcha”.

Videoconferencia de Jérémie Beyou © Vendée Globe

Unas 15 personas combinaron todos sus esfuerzos y talento para hacer el trabajo. Los arquitectos de VPLP, Gurit composites, Manu Le Borgne, detrás de ellos está el equipo de logística, el equipo que hizo los componentes de hardware, los especialistas en cabuyería y aparejos, el equipo de North Sails listo para reparar la vela principal, los electricistas de Pixel. La lista es interminable. Cuando llegué al pantalán el otro día y vi el equipo de expertos que me estaba esperando, me dije a mí mismo, ¡Dios mío! En esos momentos sientes que necesitas estar allí, estar en el lugar y respetar todo el trabajo que se ha hecho y que se está haciendo”.

“A menudo he dicho que la Vendée Globe es una regata que se lleva a cabo en equipo, y aquí tienes, eso lo demuestran estas personas. Los milagros pueden suceder cuando realmente lo intentas”.

Hablando sobre el líder Alex Thomson, señaló: “Estoy contento de que Alex esté a la cabeza, sé que tiene un barco realmente bueno y estoy feliz por él. Hizo un gran movimiento hace unos días. Todo lo que sé es que Jean estuvo a la cabeza durante un tiempo y ahora es el turno de Alex”.

“Después de todo eso, veremos qué pasa ahí fuera. Realmente prefiero no tener expectativas, no quiero ponerme metas. No sé qué descubriremos. Así que ya veremos “.

Saludos y buenos vientos

<

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password