Kaïros, el nuevo baluarte para proyectos IMOCA

Roland Jourdain ‘Bilou’, dos veces ganador de la Route du Rhum en la categoría IMOCA y el tercero en la Vendée Globe 2000-2001, no para y se mantiene ocupado. Su firma con base en Concarneau, Kaïros, en la que sus rampas de varada y astillero son utilizadas para la rehabilitación de veleros y como base de entrenamientos, está involucrada en los proyectos IMOCA de Yannick Bestaven (Maître CoQ), Kojiro Shiraishi (DMG Mori) y Maxime Sorel (V&B). Bilou está dispuesto a transmitir sus habilidades y conocimientos a estos tres grandes navegantes. 

Jourdain se recupera.

Super conocido en el mundo IMOCA, Roland Jourdain a través de Kaïros, se hizo con el antiguo Safran, un foiler botado en el 2015. Su objetivo era encontrar socios para poner en marcha otro proyecto Vendée Globe para Morgan Lagravière, proyecto que no cuajó. “Nos pusimos como fecha límite de finalización el 2018. Pasar de esa fecha habría sido demasiado arriesgado, financieramente hablando, mantener el barco sin ninguna garantía de futuro”, explicó Roland Jourdain. “El proyecto tenía todo a su favor. Estábamos muy avanzados en nuestros progresos y estábamos cerca de conseguir una firma. Conseguimos tener todo en su sitio y lo seguimos haciendo, pero todos sabemos lo desordenado y caótico que puede ser todo en los momentos en los que buscas patrocinadores, y esta es una de las grandes incertidumbres de nuestro deporte. Tuvimos que abandonar la idea de participar en la Route du Rhum y luego tuvimos que poner el barco en venta”.

Equipo Kaïros © JEAN-MARIE LIOT

Aparecieron tres candidatos serios para comprar el ex Safran y al final fue Yannick Bestaven el más rápido en sacar su chequera. Si bien el diseño de VPLP-Verdier ya no es propiedad de Kaïros, el negocio sigue involucrado en la gestión del barco …

Entrenamiento compartido entre Yannick Bestaven y Kojiro Shiraishi.

Antes de que se vendiera el IMOCA, el patrón japonés, Kojiro Shiraishi, que actualmente está construyendo en Multiplast un diseño de VPLP, ya se había inscrito en Kaïros en un programa de entrenamiento de dos meses de dujración. “Teníamos claro el hecho de que el barco podría ser vendido. De hecho, ese resultó ser el caso y el barco luce ahora los colores de Maître CoQ. Koji, que aún no sabe navegar un IMOCA con foils, necesita entrenarse en este tipo de barco. Mientras espera a que se construya su IMOCA, podrá acostumbrarse y adquirir una base sólida a bordo del IMOCA de Yannick de tal forma que cuando le entreguen su barco ya se mueva y lo gobierne de manera automática”.

¿Y qué pasa entonces con el nuevo propietario, Yannick Bestaven? Él también entrenará durante dos meses bajo la atenta mirada de Roland Jourdain y del capitán del barco Stan Delbarre. Esto va a suponer que el Maître CoQ estará en Cascais (Portugal) en febrero y marzo, y ahí se establecerá un programa de entrenamiento para los dos navegantes. “Todos ganan”, agregó Bilou. “Al mismo tiempo, también nos permitirá afinar el barco mucho más rápido. Conociendo a Yannick y a Kojiro, se que se llevarán bien juntos. Para empezar, haremos sesiones separadas, pero no descartamos la idea de que naveguen juntos despues de un tiempo. Al igual que Kojiro, Yannick necesita avanzar y descubrir gradualmente este barco complicado, pro eso lo apoyaremos para que se acostumbre a él y se lo entregue a su equipo de tierra”.

Reconstrucción en el astillero y primera navegación para Maxime Sorel.

Otra IMOCA se encuentra actualmente en el astillero de Kaïros en Concarneau: el V&B, de Maxime Sorel, recién llegado a la clase IMOCA. Este es el barco con el que Thomas Ruyant participó en la última Vendée Globe (un VPLP-Verdier del 2007). “Después de verse obligado a retirarse en la Route du Rhum en la Clase 40, Maxime contactó conmigo para averiguar si podíamos trabajar juntos”, explicó Roland Jourdain. “Actualmente estamos realizando unas reparaciones, haciendole una revisión completa antes de que vuelva al agua en el mes de marzo. Se espera que Maxime esté con nosotros en abril para navegar por primera vez. Me complace poder acompañarlo, ya que es un gran tipo, es inteligente y está invirtiendo mucho en su proyecto”.

Roland Jourdain: “Disfruto de este papel de entregar los barcos”

Kaïros es un negocio que está funcionando a pleno rendimiento, con los Figaro 3 de Tom Dolan y Gildas Mahé también en el astillero. Hay también proyectos vinculados a los biocomposites. “La colmena está llena y hay mucho que hacer”, agregó Roland Jourdain. “Se están instalando nuevos pantalanes, los que nos permitirán trabajar en varios proyectos en las mejores condiciones”. Este rol de soporte es algo que se adapta a Roland, a quien le encanta la idea de pasar dos meses navegando en un IMOCA con Yannick Bestaven y Kojiro Shiraishi. “Comencé en una escuela de vela, así que tal vez haya completado el círculo”, dijo sonriendo. “Me gusta este papel de transmitir conocimientos. Puedo ofrecer mi visión de la gestión general de un proyecto, que no solo implica el desempeño en el agua. La forma de apuntar hacia el objetivo final comienza con la vida en su pequeña empresa. Tienes que tomar las decisiones correctas, evitar atascarte con cosas que no son importantes para el rendimiento, al tiempo que dejas de lado cosas que no son tan obvias, pero que son esenciales”.

Saludos y buenos vientos

0 Comentarios

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

¡Bienvenido! Inicie sesión en su cuenta

Recuerdame ¿Perdiste tu contraseña?

Lost Password