La bandera brasileña vuelve para quedarse en 52 SUPER SERIES con De Souza, Scheidt y su Onda

Eduardo de Souza Ramos vuelve a las 52 SUPER SERIES. El armador brasileño, que ya conoce de primera mano de la dureza y del elevadísimo grado de competitividad, piensa que esta temporada de regreso la van a emplear en el conocimiento del barco y de la regata y también en ir adquiriendo experiencia en una flota tan profesional como la de las 52SS. Y lo hace con un nuevo diseño de Marcelino Botín que será construido en los astilleros que King Marine tiene en la provincia de Valencia.

Ni con el estelar fichaje del cinco veces medallista olímpico brasileño, Robert Scheidt, De Souza piensa que pueden pelear esta primera temporada con los mejores barcos de la flota de 52 SUPER SERIES. El táctico ayudará mucho al equipo, pero son conscientes de que pelear por los podios esta temporada de 2018 va a ser muy complicado para ellos.

Además, el objetivo de De Souza va más allá de ganar pruebas y alcanzar podios; su verdadero interés es el de llevar al mejor circuito de regatas del mundo de nuevo la bandera brasileña con una tripulación mezcla de experiencia y de jóvenes nuevos talentos de la vela sudamericana. Las cuatro medallas de oro olímpicas que atesoran entre Schiedt y Torbel Grael son más que las que tiene el país americano en cualquier otra disciplina olímpica, pero el bagaje de esta nación en la regata de cruceros de alta competición es todavía muy mejorable.

“Yo creo que Brasil tiene grandes regatistas, pero no tienen mucha experiencia en regatas de crucero. Y para nosotros va a ser interesante y un objetivo enseñar a las jóvenes promesas de este deporte esta disciplina de la vela”, dice el carismático De Souza que este año estrenará el Onda que viene a ser ola en portugués. De Souza también tiene experiencia olímpica ya que estuvo en los Juegos de 1980 y 1984 en la clase Star en las que terminó con un noveno puesto y un decimosegundo. “Ahora mismo no tenemos ningún objetivo para la temporada. Lo que buscamos es disfrutar de cada momento que estemos en el agua”, dice el armador.

Menorca 52 SUPER SERIES Sailing Week 2017 © Nico Martinez / Martinez Studio

Entre sus tripulantes estarán más olímpicos brasileños como es el caso de Marco Grael, hijo de Torbel, que terminó undécimo en Río y que será el trimer del equipo. También estará Jorge Zarif que logró en 2016 un cuarto puesto en Finn en su primera aparición en unos Juegos Olímpicos. Zarif será grinder en el Onda.

Otro regatista que estuvo en unos Juegos es André ‘Bochecha’ Fonseca. El brasileño de tres ediciones de la Volvo y olímpico en 2008 en la clase 49er., es el Project Manager del equipo. Fonseca afirma:

“Queremos hacer algo importante por los regatistas brasileños y disfrutar juntos regateando. Tenemos gente con mucha experiencia como es el caso de Joao Signorini, que ganó la Volvo con Torbel, y contamos también con el español Gonzalo Araujo que será el trimer de mayor, los dos tienen una amplia experiencia en 52 SUPER SERIES. Incorporar a jóvenes talentos a este barco tan experimentado es importante porque nuestro proyecto es a largo plazo y esperamos en un futuro alcanzar grandes éxitos en esta competición, pero mientras tanto queremos que sea un proyecto muy brasileño”.

Tras cerrar su exitosa carrera deportiva como olímpico, este es el momento que Scheidt ha decidido que debe dedicarse a las regatas de crucero de alta competición. Un reto donde se volverá a encontrar a enconados rivales olímpicos como es el caso de Sir Ben Aisnlie y Dean Barker.

“Tengo muchas ganas de poner toda la carne en el asador con este nuevo reto -dice Scheidt- ya que sin un programa olímpico en el que pensar mi intención es la de centrarme en este proyecto en todos sus ámbitos. Las clases Star y Laser vienen muy bien para saber regatear barco a barco y para obtener experiencia en la navegación en flota, pero vamos a ver cuánto tiempo hace falta para estar al 100% de rendimiento en esta clase. Es una plataforma mucho más grande y ya veremos cómo nos va. Tenemos un buen equipo, pero hay que tener en cuenta la calidad que tienen los demás proyectos. Por eso somos realistas y no pensamos en resultados inmediatos para nosotros. Vamos a medirnos a los más grandes de esta especialidad de crucero y también a los que llegan nuevos como Dean y Ben. Están aquí algunos de los mejores regatistas del mundo. Nosotros vamos a darle una excelente oportunidad a la nueva hornada de regatistas brasileños para que compitan con los mejores…”

Scheidt tiene uno de los mejores currículums del mundo en clases olímpicas con una carrera tan prolífica como duradera, pero la pregunta es: ¿Puede trasladar sus cualidades como olímpico a una regata como las 52 SUPER SERIES? Él contesta:

“Uno siempre piensa que puede ganar y creo que nosotros para el final de la temporada 2018 estaremos en disposición de pelear con los mejores en las 52 SUPER SERIES. Pero este no es un proyecto de una temporada, sino que el objetivo es a largo plazo. Mi experiencia me ha enseñado que nunca hay que rendirse y que siempre hay que pelear por ser mejor. Estoy muy acostumbrado a navegar bajo presión en situación de extrema complejidad y siempre intento luchar lo más duro posible, y eso es lo que quiero aportar a la tripulación. Quiero traer la disciplina y poner las bases para ser capaces de ganar; luego es importante que sea capaz de reconocer los errores que cometamos para que no vuelvan a ocurrir y estar seguro de que todos aprendemos cada día que salgamos a navegar. Ya hemos comenzado a entrar en la espiral de buscar la velocidad del barco desde el planteamiento técnico y esperamos obtener mucha experiencia de los conocimientos del Quantum”.

El brasileño, que en los Juegos ha levantado dos medallas de oro, dos de plata y una de bronce, ya tiene experiencia en los TP52 ya que estuvo en la MedCup con Luna Rossa en 2010.

“Las salidas en 52 SUPER SERIES son absolutamente claves. Después ya no hay muchas oportunidades, por lo que tienes que estar entre los mejores en una posición de dominio y control en el primer cruce de ceñida. Será muy exigente. Voy a trabajar codo con codo con Gonzalo para intentar buscar buenas líneas en las ceñidas lo antes posible de cada manga”.

El velero Onda está previsto que salga del astillero de King Marine en Valencia la última semana de abril. Con el tiempo justo para llegar a Palma Vela. “Palma Vela es crucial para nosotros para comenzar a conocer el barco y el trabajo de la tripulación. Por eso si tenemos que hacer sesiones extra de entrenamiento las haremos, pero siempre he pensado que la mejor forma de entrenar es siempre compitiendo…”, dice Scheidt.

Onda navegará con el soporte del programa de velas de Quantum Racing, con la intención de acelerar los conocimientos técnicos del barco para llegar a las primeras regatas con un barco que esté lo más optimizado posible. “Quantum es el barco a batir en la flota y tienen mucha experiencia por lo que trabajar con ellos tiene mucho sentido. Conozco perfectamente a Terry Hutchinson y su equipo, he navegado mucho contra ellos y ahora estoy expectante de poder trabajar codo con codo con ellos”, finaliza Scheidt.

Saludos y buenos vientos

0 Comentarios

Dejar un comentario

Login

¡Bienvenido! Inicie sesión en su cuenta

Recuerdame ¿Perdiste tu contraseña?

Lost Password