La cara dura del Atlántico sur

Cada día tiene su particular dificultad. Después de veinte días de navegación y de haber recorrido más de 11,000 millas durante su intento de récord de la Ruta del Té, el maxi trimarán IDEC SPORT continúa su ascenso errático por el Atlántico Sur. Los vientos alisios del este, muy ligeros, llevaron a la tripulación a realizar ayer no menos de ocho trasluchadas siguiendo un rumbo aparentemente interminable de más de 250 millas hacia Brasil, desviados en más de 100 grados de la ruta directa. Desde esta mañana, Francis Joyon, Bertand Delesne, Christophe Houdet, Antoine Blouet y Corentin Joyon han vuelto a una ruta más rentable mientras se dirigen hacia el Ecuador, esperando dejar atrás este interminable Atlántico Sur. En los próximos días n se esperan grandes velocidades– Por su proa hay vientos ligeros y variables, lo que significa que la tripulación debe permanecer alerta y responder rápidamente a los cambios.

Velocidades máximas a 36 nudos

Pero que nadie se equivoque y se lleve a engaño… Si bien la ventaja conseguida por el IDEC SPORT, que llegó a alcanzar más de 750 millas, se ha reducido en las últimas 36 horas, esto no se debe a la falta de velocidad en el agua. El IDEC SPORT navega muy veloz, por encima de los 25 nudos, con velocidades máximas registradas durante esta pasada noche de 33,6 nudos. Pero para mantenerse dentro de una corriente de aire constante, Joyon y sus hombres han tenido que poner un rumbo, a veces, inusual, y con poca progresión en cuanto a su avance a lo largo de la ruta.

A falta de 4000 millas para llegar a Londres, todavía hay un largo camino por recorrer antes de que lleguen a los alisios del noreste, con zonas de vientos muy ligeros y variables hasta alcanzar el Ecuador, que esta mañana todavía estaba a 650 millas de distancia. Es difícil atravesar estas millas con algunos chubascos potentes que hacen que el IDEC SPORT se acelere muy rápidamente con las ráfagas del este que alcanzan los 36 nudos. Esta situación mantiene a la tripulación muy ocupada, mientras Francis permanece al timón. “Acabamos de atravesar una pequeña baja tropical, y fue como una tormenta. El viento subió repentinamente a más de treinta nudos. Llevábamos demasiada vela arriba así que nos apresuramos para reducirla… Después de la tormenta, el viento volvió a caer”.

Una ruta aventurera

Hoy, están redondeando un pequeño sistema de bajas presiones por el este, lo que les permite ganar algunas preciosas millas de norte, pero lo más importante es que esto les permite pensar en una ruta diferente de la que habían planeado inicialmente. El IDEC SPORT ha interrumpido su ruta hacia Brasil un poco antes de lo planeado debido al empeoramiento por el oeste de las condiciones meteorológicas. Parece que se presenta un fin de semana difícil para lidiar con los Doldrums, que aunque no son muy poderosos, se han extendido tanto en latitud como en longitud. «Desde que regresamos al Atlántico, hemos navegado bien el barco», subrayó Francis. “La tripulación está trabajando duro y nunca se lo piensa dos veces antes de cambiar una vela o de hacer una trasluchada. Mantendremos este ritmo durante todo el fin de semana y esperamos que los pronósticos finalmente se conviertan en nuestra ventaja”.

Saludos y buenos vientos

<

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password