La clase IMOCA valora positivamente la Route du Rhum

Los veinte regatistas que compitieron en la undécima edición de la Route du Rhum-Destination Guadeloupe dieron un espectáculo extraordinario, al final del cual Paul Meilhat (SMA) se impuso frente a Yann Eliès (Ucar-StMichel) y a Alex Thomson (Hugo Boss). De los veinte navegantes que zarparon de Saint-Malo, quince llegaron a Pointe-à-Pitre. Antoine Mermod, presidente de la clase, y Guillaume Evrard, delegado general y asistente del director de regata de la Route du Rhum, hacen una evaluación del evento en cuanto a los resultados y a los aspectos técnicos.

La imagen que dibujaron indica que podemos esperar una temporada 2019 excepcional con una nueva regata en el programa y entre 25 y 30 IMOCA que se espera compitan en la Transat Jacques Vabre el próximo mes de noviembre.

Mirando más allá de la propia regata, la Route du Rhum también es un evento festivo muy popular. «El entusiasmo del público fue increíble, tanto en Saint-Malo como en Pointe-à-Pitre», declaró un complacido Antoine Mermod. “Fue una bienvenida excepcional y las ciudades estuvieron a la altura del evento». Esta edición de la Route du Rhum confirmó que esta regata oceánica es una en las que realmente debemos participar. Estamos encantados de participar en un evento de este tipo». Ya con la regata en marcha, los patrones de los IMOCA compartieron con entusiasmo sus aventuras gracias a los más de 115 videos subidos durante la regata.

Una tasa del 25% de abandonos, pero sin operaciones de rescate.

Por desgracia, de los veinte patrones que partieron de Saint-Malo, cinco se vieron obligados a retirarse (Jérémie Beyou, Sam Davies, Isabelle Joschke, Louis Burton y Yannick Bestaven), mientras que once completaron la regata sin parar y otros cuatro realizaron paradas en boxes. Quince patrones llegaron a Pointe-à-Pitre. «La tasa de abandono de esta edición de la Route du Rhum es del 30% en general y del 25% para la clase IMOCA», explicó Guillaume Evrard. “El año pasado, en la Transat Jacques Vabre, el porcentaje de barcos que terminaron fue del 100% para la clase IMOCA, llegando a Brasil trece de los trece que zarparon. Nos hubiera gustado haber repetido esa actuación en la Route du Rhum, pero nos complace que, a pesar de las difíciles condiciones climáticas, todos los navegantes regresaron por sus propios medios y no tuvimos que iniciar ninguna operación de rescate. Eso demuestra lo bien preparados que están los barcos y lo profesionales que son los regatistas, ya que todos actuaron sabiamente y nunca se pusieron en peligro”.

Entre los quince patrones que completaron la Route du Rhum 2018, catorce han dado un paso adelante en su camino hacia Vendée Globe. Además de Alex Thomson, que ya tiene su pase de admisión, los otros lograron obtener su calificación para la próxima regata en solitario alrededor del mundo.

Emoción sin precedentes durante la regata.

Todos los patrones, a su llegada a Pointe-à-Pitre, hicieron hincapié en que la Rhum 2018 se regateaba a tope. «Los navegantes, en particular los líderes, nunca tuvieron un momento de descanso», confirmó Antoine Mermod. “Se requiere un compromiso total desde el principio». Luego, tuvieron que lidiar con una serie de frentes con vientos y estados del mar que a menudo eran muy difíciles. Los vientos alisios se complicaron con muchas tormentas y con oscilaciones entre los 18 y los 22 nudos. Con esa fuerza de viento, estás entre dos configuraciones de vela y no es fácil encontrar la mejor solución, por lo que debes mantenerte siempre atento». El nivel de compromiso sin precedentes que se requería también fue algo que Guillaume Evrard notó: «Durante toda la regata, se vivió con un grado de emoción sin precedentes. Los navegantes se obligaron a mantener un ritmo alucinante y lo dieron todo. Durante los primeros ocho días, la lucha fue interminable».

Alex Thomson dominando, Paul Meilhat ganando

La regata se caracterizó por el claro dominio de Alex Thomson y el increíble y profundo malestar cuando encalló justo antes de finalizar. Alex parecía que iba a ganar la regata, pero agotado, cometió un error muy simple, se quedó dormido en el peor momento. El resultado fue de una penalización de 24 horas, alejándose definitivamente sus sueños de ganar la regata. Antoine Mermod: «Alex demostró que fue el mejor durante el 99% de la regata, fue mucho más rápido, mantuvo el ritmo más alto y encontró mejores configuraciones de vela que sus rivales. Su desempeño, tanto en términos deportivos como tecnológicos, fue absolutamente excepcional. Está muy por delante de los demás y ahora es el hombre a batir». Evitó lo peor cuidando de sí mismo y mantuvo el barco seguro, como explicó Guillaume Evrard. “Cuando decidió usar su motor para liberarse de esa situación, el jurado se vio obligado a decidir. En la lista de sanciones, se establece que, en caso de uso del motor, el resultado puede variar desde una penalización de 24 horas hasta la descalificación. Al final, el jurado le aplicó la menor sanción posible».

Llegando doce horas por detrás de Alex Thomson, Paul Meilhat ganó la Rhum 2018.

Saludos y buenos vientos

0 Comentarios

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

¡Bienvenido! Inicie sesión en su cuenta

Recuerdame ¿Perdiste tu contraseña?

Lost Password