La corrosión, origen del naufragio del Cheminées Poujoulat.

«Ahora mismo, tenemos que resolver el problema de la corrosión ya que es importante para mí para poder volver al mar con este tipo de barco».

Desde que los restos del Chimenées Poujoulat fueron puestos a flote el pasado 26 de enero en el Aber Wrac’h, Bernard Stamm se vio obligado a esperar una ventana meteorológica favorable para el traslado de los restos hasta Brest, su puerto base. Finalmente fue el 18 de febrero cuando las condiciones meteorológicas dieron una tregua y permitieron ejecutar la operación de traslado con éxito. 

© Globe Surfer

Ese mismo día, el monocasco fue cargado en el «Dora» y con la ayuda de los barcos y buzos de DCNS fue depositado en el puerto comercial de la ciudad de Ponant esa noche. Al día siguiente, el patrón suizo y su equipo de tierra estaban ocupados desmontando el 60 pies. Motor, orzas de derivas, timones, accesorios… todo fue desmontado antes del viernes, 21 de febrero, por la mañana. Después le tocó el turno al desmontaje de la zona de la quilla. La intervención, particularmente delicada, sobre la zona origen del fallo era algo totalmente inusual, sin embargo todo estaba impecable, a pesar de las muchas olas y vientos violentos soportados. Después de ser rescatado a finales de enero y repatriado a mediados de febrero a Brest, su puerto de origen, se pudo ver el origen del colapso y posterior naufragio del Chimenées Poujoulat. Por ahora, una cosa es cierta: es un problema de corrosión. Ahora solo queda explicar cómo y por qué se produjo.

© Globe Surfer

© Globe Surfer

© Globe Surfer

© Globe Surfer

La dependencia del tiempo

Los restos de la difícil clomatológica  obligó a Bernard y a sus hombres esperar hasta el 24 de febrero para trasladar los restos y la quilla del Chimenées Poujoulat a la base del equipo. «El traslado llevó su tiempo. Teníamos que encontrar la ventana meteorológica apropiada Tomamos la primera que resultó ser correcta. Ahora todas las piezas se encuentran en nuestra base y los estudios comenzaron a mediados de la semana pasada «, comentó Bernard, deseoso de comprender el por qué y el cómo ya que ahora está convencido de que el suceso sufrido se relaciona con un problema de corrosión. » Se ve claramente que el material compuesto del núcleo, es decir, el de nido de abeja de aluminio se corroe. ¿Por qué se degrada tan rápidamente? Por ahora, todavía no lo sabemos, pero vamos a tratar de encontrar la respuesta a través de la investigación en curso «, detalla el navegante

Problema de corrosión localizado.

Se tomaron dos muestras y están siendo estudiadas. Se creó una simulación de procesos para recrear y modelar la fractura. «Es realmente increíble porque podemos observar la estructura al máximo detalle. Y todo esto es aún más sorprendente ya que antes de salir de Brasil, en noviembre pasado, pasamos el barco por un control de ultrasonidos y todo parecía normal. El experto que llevó a cabo esa revisión se nos unió estos días para hacer un nuevo control con el mismo método. Esto nos va a permitir, en principio, estar seguros de que la degradación ocurrió entre la salida de Brasil y el momento del accidente. Ahora queda por averiguar por qué», explicó Bernard Stamm. «Ahora mismo, tenemos que resolver el problema de la corrosión ya que es importante para mí para poder volver al mar con este tipo de barco. De lo contrario, no navegaría al 100% en esta máquina pensando que en cualquier momento podría volver a romperse en dos. Por lo tanto, si solucionamos el problema, no tendría ningún problema en regresar a la regata».

Saludos y buenos vientos.

<

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password