La falta de viento deja desierto el Campeonato Gallego de A Dos

Tras caer el viento a escasas millas de la llegada ninguno de los barcos que participaban en la competición pudo finalizarla a tiempo

Los veleros navegaron gran parte del final del recorrido impulsados por apenas uno o dos nudos de viento

El Bosch Service Solutions se quedó a apenas una milla de ser el primero en cruzar la línea de llegada cuando se le agotó el tiempo límite

La falta de viento dejó desierto este sábado el Campeonato Gallego de A Dos – Trofeo Prima Vinia, organizado por el Monte Real Club de Yates y dedicado al que fue su presidente durante más de 40 años, Don Rafael Olmedo.

Tras caer en un pozo sin viento a escasas millas de la llegada, ninguno de los barcos que optaban al título fue capaz de finalizar la prueba en el tiempo límite, por lo que el título de campeón gallego de a dos quedó sin entregarse.

La de este sábado fue, sin duda, una regata complicada para los veleros, no solo por el hecho de navegar con tripulaciones reducidas, sino sobre todo por el viento, que cumplió las previsiones y complicó la prueba en buena parte de las 22 millas de recorrido.

Las caidas de viento agruparon varias veces a la flota © Rosana Calvo

En la primera parte de la prueba, rumbo a Ons, la Costa de la Vela se convirtió en un punto fatal para los barcos que escogieron un rumbo más próximo a tierra, donde se encontraron con un pozo de difícil salida, que obligó al Yess Too a abandonar.

Más suerte tuvieron los veleros que optaron por un rumbo más exterior, donde pudieron coger viento y subir hasta el Camouco, siendo el Bosch Service Solutions de Iago Carrera y Edu Reguera el primero en virarlo y emprender retorno.

El regreso se complicó y mucho pasada la isla de Onza, con un nuevo pozo que agrupó a la flota y les hizo navegar durante más de seis millas con entre uno y dos nudos de viento, lo que les impidió cruzar la línea de llegada antes del tiempo límite fijado. El que más cerca estuvo de cruzarla fue el Bosch Service Solutions, que se quedó a menos de una milla del final cuando se le agotó el tiempo.

El Bosch en la costa de la vela, un punto complicado para los veleros por falta de viento © Rosana Calvo

El Campeonato Gallego de Solitarios y A Dos – Trofeo Inserimos – V Memorial Rafael Olmedo finalizó en el Monte Real Club de Yates con una cena marinera para los participantes. No se pudieron dar los premios del campeonato, pero sí se entregaron las placas a los ganadores del Circuito de Solitarios y A Dos de 2018, una competición en la que resultaron vencedores José María Peinó y Ramón Quiroga (A Dos) y Jorge Lago (Solitarios).

Al acto asistieron el presidente del club organizador, José Luis Álvarez; el gerente de Prima Vinia, Milton Fernández, como patrocinador del evento; el jefe de deportes de la Xunta de Galicia en Pontevedra, Daniel Benavides; y el presidente de la Real Federación Gallega de Vela, Manuel Villaverde.

Finalizada la prueba, el Monte Real Club de Yates tiene las miras puestas ya en dos de sus regatas estrella de la temporada 2019, el Trofeo Conde de Gondomar, que se celebrará del 25 al 28 de julio; y el Trofeo Príncipe de Asturias; fijado para los días 6, 7 y 8 de septiembre.

Previamente, el club baionés clausurará las temporadas de la Escuela de Vela Adaptada, con la entrega de diplomas a los alumnos el día 18 de junio; y de la Escuela de Vela Ligera, con la celebración del Final de la Liga Social Baitra, los días 22 y 23 de junio.

Saludos y buenos vientos

0 Comentarios

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

¡Bienvenido! Inicie sesión en su cuenta

Recuerdame ¿Perdiste tu contraseña?

Lost Password