La flota de The Ocean Race Europe zarpa rumbo a Alicante

Les espera un levante con picos de 40 nudos en Gibraltar en su ruta hacia Alicante

La segunda etapa de The Ocean Race Europe ha salido desde Cascais (Portugal), donde las 12 tripulaciones representando a nueve países que participan en el evento compiten en una etapa de unos cuatro días que les llevará hasta Alicante.

Los siete monotipos VO65 y los cinco IMOCA 60 con foils que conforman la flota de Ocean Race Europe zarparon de Cascais a las 13:00 hora local y tienen por delante unas 700 millas en esta segunda etapa.

Las 12 tripulaciones de la Ocean Race Europe están formadas por regatistas europeos de Austria, Bélgica, Dinamarca, Francia, Alemania, Gran Bretaña, Italia, Lituania, Holanda, Noruega, Polonia, Eslovaquia, España y Suecia, así como internacionales procedentes de Australia. Argentina, Brasil, Canadá, México, Nueva Zelanda, Sudáfrica y Estados Unidos.

Tras llegar a Cascais el miércoles 2 de junio procedentes de Lorient (Francia), tras la disputa de la primera etapa los regatistas tuvieron solo unos días para recuperarse antes de regresar a la batalla el sábado, en una regata costera como parte del Mirpuri Foundation Sailing Trophy, un trofeo organizado por el Clube Naval de Cascais.

En apenas unas horas, los equipos tuvieron que cambiar rápidamente la mentalidad de las regatas costeras a la navegación oceánica para afrontar lo que los meteorólogos predicen que será una travesía salvaje y con mucho viento hasta Alicante.

La ruta de la segunda etapa verá a la flota pasar por la capital de Portugal, Lisboa, y luego seguirán ganando sur hasta el cabo de San Vicente, el punto más al suroeste de Europa. Aquí los barcos virarán hacia el sureste hacia el Estrecho de Gibraltar, el paso estrecho y muy congestionado que separa la Península Ibérica de Marruecos y marca la entrada al mar Mediterráneo.

Se espera que las condiciones en el Estrecho de Gibraltar sean feroces, ya que la previsión marca para el lunes un levante con picos de 40 nudos, cuando se espera que pasen los barcos de The Ocean Race Europe, con lo que van a afrontar una ceñida muy dura.

Una vez en el Mediterráneo, la ruta más directa es a lo largo de la costa española hasta la llegada en Alicante. Sin embargo, dependiendo de las condiciones climáticas predominantes, las tripulaciones pueden optar por navegar una ruta más larga con la esperanza de encontrar mejores vientos que les permitan llegar antes compensando un mayor número de millas con una mayor velocidad.

Segunda etapa de The Ocean Race Europe, Cascais – Alicante © Sailing Energy/The Ocean Race

Willy Altadill afronta la etapa tras ganar la costera con el Mirpuri Foundation Racing Team en los VO65. “Ayer fue un día muy bueno, lo necesitábamos. Saliendo de aquí iremos directos hasta San Vicente y en el golfo de Cádiz se empieza a complicar la cosa, en Gibraltar habrá condiciones duras, 35-40 nudos, que allí siempre son un poquito más. Luego ya tendremos las típicas transiciones hasta Alicante, aunque lo probable es que se decida todo en el último momento como ya vimos al llegar a Cascais”.

Por su parte, Simbad Quiroga estaba preparado para todo con el Sailing Poland. “Va a ser una etapa muy ajustada porque creo que va a haber un efecto acordeón al final. Estoy deseando llegar a España y comerme una buena paella”, decía con humor.

“El viento empieza a subir mucho en el Estrecho de Gibraltar”, dijo el reconocido regatista francés Sébastien Josse, que compite a bordo del IMOCA 60 CORUM L’Épargne (FRA) que lidera la clasificación de su clase antes del inicio de la etapa. “Tenemos dos opciones en el Estrecho: una es quedarnos en el norte en la costa de nuestra izquierda. Quizás tengamos que hacer muchas viradas, pero con menos viento. La segunda opción es cruzar el Estrecho e ir a Marruecos, pero tenemos un viento muy fuerte, 40 nudos, aunque habría que hacer menos maniobras. Después el viento parece que amaina por completo, pero aún no sabemos qué condiciones tendremos”.

Después de demostrar que el viejo dicho deportivo de nunca darse por vencido suele funcionar tras lograr victoria sorpresa en la clase VO65 en la primera etapa, el patrón de The Austrian Ocean Race Project, Gerwin Jansen, dijo que su joven tripulación lo va a dar todo como siempre en el camino a Alicante. “Disfrutamos de la victoria como debíamos hacerlo”, dijo Jansen. “Pero también hemos intentado rebajar un poco las expectativas. No es del todo normal que el equipo más joven gane así en la primera etapa”.

Después de un breve retraso para permitir que el viento se estabilizara, los IMOCA 60 fueron la primera flota en arrancar la segunda etapa, con un rápido tramo hacia el noroeste hasta una baliza que marcaba la salida de Cascais, donde el LinkedOut de Thomas Ruyant fue el primero en llegar.

Aproximadamente a dos millas del inicio, 11th Hour Racing Team se vio involucrado en una colisión con una pequeño barco de motor que tenía el ancla echada. No hubo heridos en ninguna de las dos embarcaciones, y el barco de motor regresó a puerto por sus propios medios y sin ayuda. El 11th Hour Racing también regresó a puerto, después de haberse retirado de la regata, para evaluar los daños.

Hemos podido confirmar a través de la dirección de la regata que todos los tripulantes del barco a motor están bien y enviamos a nuestro equipo de apoyo para que los acompañara a la marina, aunque pudieron llegar sin ayuda y por sus propios medios. También puedo confirmar que todos los miembros de nuestra tripulación están bien ”, dijo Charlie Enright, el patrón del 11th Hour Racing Team. “Asumimos toda la responsabilidad por lo sucedido en el agua.

Hemos vuelto a la marina y estamos evaluando exactamente qué pasó con nuestro barco. Hemos sufrido algunos daños en el foil de babor. Estamos trabajando con el equipo de tierra y al equipo de diseño para ver qué repercusión tiene en nuestra participación”.

A bordo del Viva México © Jen Edney/Viva Mexico/The Ocean Race

Tras estar aproximadamente dos horas en tierra, el equipo confirmó su intención de tomar de nuevo la salida durante la tarde del domingo.

Mientras tanto, los siete VO65 componían una vista espectacular mientras se alineaban en el primer tramo. Para demostrar que su victoria en la primera etapa no fue casualidad, el Austrian Ocean Race Project se puso líder de los VO65 a la salida de Cascais.

Antes de abandonar el pantalán de Cascais, el patrón del Mirpuri Foundation Racing Team, Yoann Richomme (FRA), le pasó el testigo de la iniciativa Relay4Nature a Chris Nicholson (AUS), patrón del AkzoNobel Ocean Racing.

El Relay4Nature es un relevo oceánico que tiene como objetivo animar a los líderes mundiales a aumentar su ambición por preservar la naturaleza, los derechos humanos y oceánicos en todas las políticas y acciones y unirse para lograr una mejor gobernación de los océanos.

En la primera etapa desde Lorient, el testigo de Relay4Nature iba a bordo del 11th Hour Racing Team (EE. UU.), que entregó el relevo al Mirpuri Foundation Racing Team por la tripulante suiza Justine Mettraux.

Según los últimos modelos meteorológicos, se prevé que los equipos completen la segunda etapa en cuatro días, por lo que se espera que lleguen a Alicante el jueves 9 de junio.

Saludos y buenos vientos

<

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password