La Giraglia Rolex Cup sigue haciendo historia

Cerca de 250 barcos participaron en la semana de regatas que componen la Giraglia Rolex Cup y 209 aceptaron el desafío del evento principal, la prueba de 241 millas náuticas que parte de Saint-Tropez (Francia), rodea la roca Giraglia y llega a Génova (Italia). La victoria absoluta correspondió al TP52 Freccia Rossa del armador ruso Vadim Yakimenko. La victoria en tiempo real fue para el Maxi 72 Momo de Dieter Schön.

Paciencia, fortaleza mental y un irrefrenable deseo de superar los desafíos ofrecidos por una meteorología caprichosa han marcado la Giraglia Rolex Cup 2017. Una prueba diseñada como toda una fiesta de la navegación a vela, y que a lo largo de una semana (9 a 17 de junio) combinó una prólogo desde Sanremo y Marsella hasta Saint-Tropez, una serie de pruebas costeras en la bahía del puerto francés, y una regata de larga distancia entre Saint-Tropez, la roca Giraglia y la localidad italiana de Génova.

Los Maxi 72 reinaron en tiempo real.

En ausencia de maxis de 100 pies en la línea de salida en Saint-Tropez, la lucha por la victoria en tiempo real se centró en los tres Maxi 72 participantes. Cada uno de ellos partía con sus propios argumentos para aspirar al triunfo: el Caol Ila R de Alex Schärer, como el más rápido de la serie de tres jornadas de pruebas barlovento-sotavento celebrada en la bahía de Saint-Tropez; el Jethou de Sir Peter Ogden, como el más experimentado en este recorrido; el Momo de Dieter Schön, por haber centrado todos sus esfuerzos en la preparación para esta prueba de altura.

Aunque se trata de un recorrido relativamente corto, los constantes cambios en condiciones meteorológicas hacen de la Giraglia Rolex Cup una regata impredecible. Lograr ventaja en las brisas ligeras y evitar las encalmadas se convirtió en la prioridad para la flota.

Precisamente el no saber gestionar esos campos de minas fue lo que llevó al Jethou a retirarse en la aproximación a la roca Giraglia. Esto dejaba la batalla por la victoria en tiempo real como un emocionante duelo entre los otros dos Maxi 72, especialmente en el tramo entre la roca y Génova, alternándose en cabeza hasta que el Momo asumía el control a 30 millas de la llegada. El barco alemán cruzaba la llegada el jueves a las 21:39h, parando el crono en 32 horas, 52 minutos y 4 segundos, apenas ocho minutos por delante del Caol Ila R. “Sólo la vimos ganada en cuanto cruzamos la línea de llegada”, explicaría el tripulante Chris McAsey. “Creímos que llegando a Génova nos quedaríamos parados. La suerte nos sonrió”.

Al igual que McAsey, el navegante Francesco Mongelli formó parte de la tripulación del VO70 Giacomo en su victoria en la pasada Rolex Sydney Hobart. Mongelly apunta dos claves para el triunfo en Génova: trabajo en equipo y preparación. “Antes de la regata tomamos decisiones importantes respecto a la previsión meteorológica, las velas y la tripulación a bordo. En el Mediterráneo nunca sabes si el parte va a ser fiable, pero nuestras decisiones fueron acertadas. Nunca perdimos la fe, incluso en los momentos en que cedíamos terreno”.

A bordo del Momo compitió como trimmer el vigués Víctor Mariño, quien destacó que la clave de la victoria estuvo en cómo el equipo gestionó el primer tramo del recorrido y las diferentes transiciones de viento que se encontraron en su avance a Génova.

El viento sonrió al Freccia Rossa.

El Freccia Rossa es el segundo TP52 en el último lustroque gana el Rolex Challenge Trophy y un Rolex Submariner como vencedor absoluto; el Near Miss de Franck Nöel lo hizo en 2012. Para conseguirlo le bastó llegar a Génova el viernes por la mañana en quinta posición en tiempo real. El viento jugaría a su favor al mostrarse esquivo para los barcos que todavía gestionaban el tramo final entre Giraglia y Génova.

“La Giraglia Rolex Cup es un evento magnífico, y ganar aquí es una sensación fantástica”, explicaría Yakimenko. “Siempre hay un montón de barco, tripulaciones de todo el mundo. Llevamos mucho tiempo navegando juntos, una mezcla de profesionales y amateur. Estoy muy orgulloso de mi tripulación. Navegar juntos supone siempre un gran placer”.

Las condiciones de brisas ligeras y modelos meteorológicos cambiantes supusieron todo un test de recursos. Para el grueso de la flota, la regata fue lenta, un constante “stop & go” que provocó un esfuerzo considerable: más horas en el mar, constantes cambios de velas y la incesante búsqueda de una mínima brisa que propulsara el barco en la dirección correcta. El mero hecho de completar el recorrido se convirtió en un desafío en sí mismo, una lección de persistencia y dedicación. Muchas tripulaciones llegarían justo a tiempo para la entrega de premios, tras más de 60 horas en regata.

Restauración y tradición.

Entre los cerca de 250 barcos que compitieron en las diferentes secciones de la Giraglia Rolex Cup pudo verse desde lo último en tecnología y diseño naval hasta la tradición más pura. Apodado en su día “magnífico animal de competición” por su velocidad y el peculiar diseño de su popa, Jalima, ganador de las dos primeras ediciones en 1953 y 1954, participó este año tanto en la previa entre Sanremo y Saint-Tropez, como en la regata hasta Génova.

En el 65 aniversario de la Giraglia Rolex Cup, su presencia en el Vieux Port de Saint-Tropez fue todo un símbolo, y supuso una oportunidad para su armador Luciano Frattini para rememorar la historia de su restauración.

“Cuando encontramos el Jalina, fue un momento crítico para el barco”. Frattini lo encontró en 2007 prácticamente abandonado en Portoferrario, en la isla de Elba. “Según los expertos, si hubiera permanecido en las mismas condiciones un año más, habría sido irrecuperable. Invertimos años restaurándolo a su diseño original de 1946 utilizando dibujos y fotos antiguas, porque a lo largo del tiempo cambió mucho”.

La presencia del Jalina en la regata invitó a reflexionar sobre el paso del tiempo. “La Giraglia Rolex Cup evoluciona”, explica Frattini. “Hubo un momento para Jalina, y ahora es el de los magníficos barcos que ganan hoy. Pero a la gente le gusta pararse a admirarlo. Hemos venido aquí para darles esa oportunidad. De alguna forma, esta regata es su entorno natural”. En su regreso a la regata que le dio fama, Jalina finalizó en 63 horas y 15 minutos.

Pasión compartida por la vela.

La entrega de premios final celebrada en la casa club del Yacht Club Italiano (YCI) en Génova proporcionó un entorno relajado y agradable para que las tripulaciones compartieran sus experiencias y celebraran su participación.

El YCI es uno de los clubes náuticos más famosos y respetados del Mediterráneo, una institución histórica con excelente reputación en organización de competiciones excepcionales como la Giraglia Rolex Cup. Coorganizada por la Societé Nautique de Saint-Tropez, y con el patrocinio de Rolex desde 1998, la Giraglia Rolex Cup ha logrado crecer hasta convertirse en una cita ineludible en el calendario internacional de regatas de alto nivel. En opinión de Nicoló Reggio, presidente del YCI: “La Giraglia Rolex Cup es una experiencia comunal. Se trata de estar juntos, un deseo de participar y compartir una atmósfera única. Haber hecho esta regata supone formar parte de la historia de la vela”.

A lo largo de los últimos 65 años, los organizadores han permanecido fieles a los principios de juego limpio y camaradería sobre los que se fundó la Giraglia Rolex Cup. Como ha demostrado esta edición 2017, la tradición ha sido guardada cuidadosamente, pero no a expensas de la innovación, la pasión ha sido celebrada y la excelencia ha sido recompensada. Esta esencia refleja los principios que llevan a Rolex a conservar y potenciar su relación con el deporte, su colaboración con los más destacados clubes náuticos del mundo y, por supuesto, con la Giraglia Rolex Cup.

Una relación natural.

Rolex siempre se ha asociado con actividades que, como ella misma, están motivadas por la pasión, la excelencia, la precisión y el espíritu de equipo. De manera natural, Rolex ha gravitado hacia el mundo de la navegación a vela, formando una alianza que se remonta a la década de 1950. Hoy, Rolex es patrocinador principal de 15 de los más importantes eventos internacionales de vela. Desde regatas oceánicas como la Rolex Sydney Hobart (Australia), la bienal Rolex Fastnet Race (Reino Unido) y la Giraglia Rolex Cup (Francia e Italia), pasando por competición de monotipos del más alto nivel como el Rolex Farr 40 World Championship, reuniones espectaculares como la Maxi Yacht Rolex Cup (Italia) o la Rolex Swan Cup (Italia y Caribe), y mantiene una estrecha relación con los clubes náuticos más influyentes del mundo, como el Yacht Club Italiano, el New York Yacht Club (Estados Unidos) o el Royal Yacht Squadron (Reino Unido). Rolex está guiada por su pasión por la excelencia y un comprometido aprecio por el mundo de la vela.

GIRAGLIA ROLEX CUP 2017 – RESULTADOS PROVISIONALES
Giraglia Rolex Cup (Saint-Tropez – Giraglia – Génova)

Clase IRC absoluta
1.- Freccia Rossa (RUS), Vadim Yakimenko (ganador Rolex Challenge Trophy & Rolex Submariner)
2.- Momo (GER), Dieter Schön
3.- Caol Ila R (GBR), Alex Schärer

Clase ORC
1.- DHL – Adelasia Di Torres (ITA), Renato Azara

Ganador en tiempo real: Momo (GER) – 32 horas, 52 minutos y 4 segundos (ganador Rolex Trophy, Réné Levainville Trophy & Rolex Yacht-Master)

Actual récord del recorrido: Esimit Europa 2 (SLO): 14 horas, 56 minutos y 16 segundos en 2012

Giraglia Rolex Cup Inshore Series (Saint-Tropez)

IRC 0 Caol Ila R, Alex Schaerer
IRC A Freccia Rossa, Vadim Yakimenko
IRC B Absolutely II, Philippe Frantz
ORC A Giuletta Marina di Cascais, Alexandre Kossack
ORC B Foxy Lady, Carlo Costigliolo

Saludos y buenos vientos

<

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password