Land Rover BAR: EL túnel de viento y sus efectos.

Incluso el observador más inexperto puede ver que la Copa del América ha cambiado mucho. Los nuevos barcos son más rápidos, más extremos y mucho más atléticos. El multicasco con foils exige ahora regatistas con mucha resistencia; y con velocidades de hasta cinco veces mayores que las alcanzados por los diseños anteriores, los regatistas deben de estar mejor protegidos de las condiciones extremas.

Todo esto requiere darle enfoque completamente diferente a la ropa que usan los regatistas… las tradicionales ropas de aguas se han sustituido por trajes de neopreno. Y no sólo se ha incorporado el neopreno, también se han incorporado cascos y chalecos blindados con placas en la zona de la columna vertebral para reducir las lesiones por impacto, cuchillos de liberación rápida y equipo de aire comprimido para usar en caso de un vuelco.

Todo este equipo podría acabar siendo muy voluminoso y difícil de transportar, pero la velocidad y el atlético comportamiento de los nuevos barcos implica que la aerodinámica y la libertad de movimientos de los navegantes son aún mucho más importantes que antes. En el Land Rover BAR, Nick Hutton es el navegante asignado para trabajar con el proveedor oficial Henri Lloyd y con el proveedor técnico Spinlock para asegurarse de que el equipo necesario se ajusta a lo que necesitan.

El resultado de este trabajo es un nuevo chaleco salvavidas Spinlock, el dispositivo de flotación personal BAR T2, que se combina con la ropa técnica Henri Lloyd para dar como resultado un conjunto muy cómodo y aerodinámico. “Comenzamos con una chaleco salvavidas tradicional”, explicó Hutton, “y el primer objetivo fue mejorar la aerodinámica. Lo que hemos hecho para reducir la resistencia al avance es soldar el chaleco para eliminar los espacios de aire, y maximizar la eficiencia aerodinámica tanto como fuera posible. A continuación, hemos reducido la espuma, dejándola justo por encima de la cantidad mínima requerida por las normas para mantener el volumen al mínimo, integrando todo dando como resultado un chaleco con un perfil aerodinámico muy bajo”.

Los regatistas Matt Cornwell y Leigh McMillan porbando las propiedades aerodinámicas de su kit de navegación © Harry KH/Land Rover BAR
Los regatistas Matt Cornwell y Leigh McMillan porbando las propiedades aerodinámicas de su kit de navegación © Harry KH/Land Rover BAR

Gracias a la asociación entre la innovación y la tecnología de Jaguar y Land Rover (JLR), el equipo tuvo la oportunidad de probar su nuevo equipo en un túnel de viento que normalmente se utiliza para la investigación de la automoción. Dos de los navegantes del equipo viajaron a las instalaciones de Jaguar la región central para comprobar lo que habían conseguido, hasta el momento, y ver cuales debería de ser las mejoras en el siguiente diseño.

El director de tecnología de Land Rover BAR, Andy Claughton, comentó: “En el túnel de viento pudimos hacerle un montón de pruebas a los equipos que usan los navegantes. Lo que estamos tratando de hacer es optimizarlo todo como un único paquete aerodinámico. Es similar a lo que sucede con los equipos de ciclismo donde es crucial la textura y el ajuste de la ropa. Es muy útil hacer las pruebas en verdaderos atletas con viento real. La asociación con Land Rover nos permite ir más allá de los límites que teníamos si estuviéramos trabajando con un equipo de Copa América ya que estos trabajan en forma aislada”.

“Hemos integrado un montón de cosas, como el cuchillo, donde solo sobresale el mango”, agregó Hutton. “La bombona de oxígeno ha sido también objeto de varios estudios y en la actualidad utilizamos la bombona de emergencia que usan en los helicópteros. La hemos situado en la parte posterior para que no estorbara, instalando el tubo del aire subiendo por encima del hombro con un regulador de bajo volumen que se integra dentro de un corte transversal en la espuma del chaleco”. Hutton tiene planes para otra mejora en la bombona de aire pero todavía no quiere revelar los detalles. “Vamos a hacer un prototipo más antes de la disputa de la Copa América en junio de 2017”.

El enfoque aerodinámico también tiene sus ventajas para la comodidad. “El problema con el chaleco salvavidas tradicional es que cuando te estas moviendo se desliza ya que no está fijo a ninguna parte de la ropa, mientras que este nuevo chaleco no se mueve y es mucho más cómodo”, explicó Hutton.

Los regatistas Matt Cornwell y Leigh McMillan porbando las propiedades aerodinámicas de su kit de navegación © Harry KH/Land Rover BAR
Los regatistas Matt Cornwell y Leigh McMillan porbando las propiedades aerodinámicas de su kit de navegación © Harry KH/Land Rover BAR

Cuando lo combinamos con la ropa técnica de Henri Lloyd, la nueva equipación es confortable a cualquier temperatura, una cuestión muy estudiada ya que hay un amplio rango de temperaturas que van desde los entrenamientos de invierno en Portsmouth hasta las regatas en las Bermudas en pleno mes de junio. “Tenemos un neopreno con tres opciones de capas”, explicó Hutton. “Primero el chaleco BAR T2, a continuación, las capas de un 1 mm, 2 mm y la parte exterior del traje de 3 mm para cuando hace mucho frío. Al utilizar capas, puedes acabar con un traje bastante grueso para la navegación en el Solent en pleno invierno.

“La mayor parte de todo el trabajo con Spinlock y Henri Lloyd se empleó en tratar de hacer que la equipación sea lo más cómoda posible, así a los chicos no les importa lo que llevan puesto, todo el mundo es más feliz si son ropas cómodas. Hay una gran cantidad de detalles que no se notarán a menos que la lleves puesta todos los días”. Hutton citó un ejemplo del tipo de detalles que no se puede ver, pero que si se puede sentir. “Por ejemplo, hemos corregido el problema de las costuras planas de los trajes de neopreno. Si te sientas y presionas la costura contra el cuerpo durante varias horas se acaba notando haciéndose muy molesto. Así que la solución vino de la mano de Henri Lloyd; aplicó pegamento en las costuras quedando así más suaves y ya no se notan”.

Uno de los aspectos técnicamente más innovadores de este chaleco es el refuerzo de la columna vertebral. “Está hecho de material D3O®, es flexible y suave cuando no está en carga, pero si lo golpeas es tan duro como una pieza de metal”. Las moléculas D3O® en su estado natural fluyen libremente, pero cuando entran en carga, tras un impacto, se aglutinan para absorber y dispersar la energía, antes de regresar a su estado flexible. “Esta material fue desarrollado para el motociclismo, para las protecciones de la columna vertebral, rodilleras y material por el estilo”.

Otros detalles a tener en cuenta es el uso de materiales revestidos en seco para asegurar que la absorción de agua por la ropa sea mínima para que el incremento de peso sea el mínimo. Sea han diseñado bolsillos específicos para los equipos de comunicación, con huecos cortados en la espuma para minimizar el volumen y reducir la resistencia. Y, por último, si el barco vuelca, el equipo puede, si lo necesita, quitarse el chaleco en cuestión de segundos ya que, a veces, es el chaleco el que se engancha. No se ha dejado nada al azar. “Ha sido mucho trabajo”, resumió Hutton, “pero estos nuevos chalecos son una gran mejora con respecto a cualquier otra cosa que haya por ahí. Definitivamente, ha valido la pena”.

Saludos y buenos vientos.

<

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password