Las flotas se comprimen en su aproximación a la llegada de la tercera etapa de The Ocean Race Europe en Génova

Los regatistas de The Ocean Race Europe viven momentos tensos en el acercamiento final a la línea de meta de la regata.

Otras 24 horas de viento flojo en el Mediterráneo como gran protagonista de la tercera y última etapa de The Ocean Race Europe han provocado que las flotas de VO65 y de IMOCA 60 se compriman significativamente a medida que avanzan hacia la línea de meta en Génova.

Los cinco barcos de la clase IMOCA 60 están divididos desde el inicio, con el Offshore Team Germany (GER) patroneado por Robert Stanjek (GER), el único que navega sin foils, en cabeza desde el inicio. En las últimas horas, el grupo formado por los cuatro foileadores, 11th Hour Racing Team (USA) y los franceses LinkedOut, Bureau Vallée y CORUM L’Épargne ha comenzado a avanzar mucho mas deprisa y está rebajando considerablemente la ventaja de los alemanes.

En el parte de las 0000 UTC/0200 CEST, Stanjek y su tripulación, formada por el navegante Benjamin Dutreux (FRA), Annie Lush (GBR), Phillip Kasüske (GER) y el reportero a bordo, Felix Diemer (GER), iban 97 millas por delante del resto.

Posteriormente, en el parte de las 1300 UTC/1500 CEST, esa ventaja se había reducido casi a la mitad, y era de 58 millas sobre el 11th Hour Racing Team americano, compuesto por el patrón Charlie Enright (USA), los ganadores de The Ocean Race Pascal Bidégorry (FRA) y Simon Fisher (GBR), la navegante suiza Justine Mettraux, y el reportero Amory Ross (USA). Los americanos lideran el ataque de los barcos foileadores con un nuevo viento que les ha permitido acelerar a velocidades superiores a los 10 nudos por primera vez en 48 horas.

“Estamos tratando de empujar duro”, dijo Stanjek a bordo del barco alemán. “Pero es muy complicado hacerlo en esta costa. En general, estoy muy contento por haber navegado con una gran ventaja sobre el resto de la flota. Solo tenemos que hacer nuestra regata, pero tenemos que mantenernos concentrados, aún no lo tenemos hecho”.

A brodo del 11th Hour Racing Team © Amory Ross/11th Hour Racing/The Ocean Race

“Navegamos con estas máquinas oceánicas en el mar Mediterráneo y es muy complicado”, dijo Charlie Enright del 11th Hour Racing Team. “No hay mucho viento y no van bien con poco viento. Por lo tanto, debemos exprimir hasta el último gramo de rendimiento o es imposible arrancar si te paras. Y probablemente hemos hecho más maniobras en esta etapa que en todo el resto de la regata. Es muy complicado. Y tienes que mantenerte en el juego”.

Por delante tienen más de lo mismo, con otra noche de vientos flojos y un pronóstico de zonas muy tranquilas antes de que la flota de IMOCA finalice su camino hacia Génova este jueves.

Pero más adelante, los siete VO65 continúan aprovechando al máximo unas condiciones de suaves a moderadas con toda la flota de monotipos a menos de 100 millas de Génova.

El Sailing Poland todavía mantenía el liderato este miércoles, aunque con una ventaja muy reducida sobre sus rivales más cercanos, el Team Childhood I (NED) que viene segundo y el Mirpuri Foundation Racing Team (POR) en tercer lugar.

El barco de bandera polaca patroneado por el patrón holandés Bouwe Bekking y con el canario Simbad Quiroga en sus filas ha liderado la clase VO65 durante la mayor parte de esta tercera etapa desde Alicante y llegó a tener 27 millas de ventaja sobre el resto. Desde ayer, esa ventaja se ha reducido a menos de cinco millas.

A bordo del Ambersail-2 © Aiste Ridikaite/Ambersail-2/The Ocean

Con menos de 60 millas para la llegada en Génova, solo 26 millas separan al líder Sailing Poland del séptimo clasificado, The Austrian Ocean Race Project (AUT). Los rivales más cercanos del equipo polaco, el Team Childhood I con Simeon Tienpont (NED) como patrón y el Mirpuri Foundation Ocean Racing con Yoann Richomme (FRA) como patrón y el español Willy Altadill como jefe de guardia, están a cuatro y seis millas náuticas del líder respectivamente, listos para aprovechar cualquier error. Pero hay muchísimas posibilidades de que el viento caiga esta noche en la aproximación a Génova, por lo que ninguno de los perseguidores de la flota puede quedar descartado para entrar en el podio de la tercera etapa.

“Logramos alejarnos de Mallorca y Menorca con los polacos, aunque iban 10 millas delante y lograron alejarse casi 20 millas…” explicaba Yoann Richomme desde el Mirpuri Foundation Racing Team. “La suerte puede cambiar y todavía queda un largo trecho hasta Génova”.

“Todavía hay mucho por lo que pelear”, dijo el navegante Will Harris desde el AkzoNobel Ocean Racing, cuarto clasificado. “El Poland anoche tenía entre 22 y 23 millas de ventaja, y se han reducido a 13 millas. Así que veremos cómo surgen las oportunidades. Pero todavía hay un montón de cartas por jugar antes de que esto acabe”.

Las últimas estimaciones predicen que las primeras llegadas a Génova podrían ser sobre esta medianoche, pero aún existe una gran incertidumbre sobre esa previsión. Si el viento se mantiene como está, los principales VO65 podrían llegar más de dos horas antes. Pero si el viento amaina como avanzan los pronósticos, los barcos podrían quedar encalmados a solo unas millas de la línea de llegada hasta bien entrada la mañana.

Saludos y buenos vientos

<

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password