Llegó el momento del Maxi Edmond de Rothschild

¡No hay duda de que la gran temporada de multicascos oceánicos está en marcha! Tras el regreso al agua del Actual Leader la semana pasada y del Macif el miércoles, ayer jueves fue el turno del Maxi Edmond de Rothschild. Tras un reacondicionamiento que duró unos seis meses centrado en la reparación de la sección de la proa de estribor perdida durante la Route du Rhum, junto con la optimización de la plataforma gigante de 32 metros, el equipo estaba ansioso por ver en el agua a la última incorporación a la flota Gitana. Charles Caudrelier, uno de los dos nuevos patrones del equipo, tenía un asiento en primera fila para presenciar los procedimientos…. éste es siempre un momento muy emotivo. Mientras tanto, Franck Cammas supervisó, desde la distancia, el regreso al agua del Maxi, ya que está participando en el primer evento de temporada del GC32 Racing Tour. Ambos patrones se reunirán la próxima semana para navegar en las aguas de la base del equipo.

Entender el por qué, reparación, progreso.

El 5 de noviembre de 2018, después de unas diez horas en el mar y de un impresionante comienzo de regata, el Maxi Edmond de Rothschild sufría graves daños tras la pérdida de la proa de estribor del trimarán. La regata de Sébastien Josse se detuvo abruptamente. El 21 de noviembre, hubo una gran operación para recuperar el trimarán y llevarlo a su base técnica en Lorient, en la Bretaña Francesa. Seis meses más tarde, después de una larga y difícil reconstrucción, el Gitana 17 está de vuelta en los muelles, con dos nuevos patrones a su mando que están ansiosos por descubrir su nuevo caballo de carreras.

© E.Stichelbaut / PolaRYSE / Gitana SA

«Seis meses es mucho, pero ese fue el tiempo que necesitábamos para construir otro molde del flotador, fabricarlo en Multiplast, unirlo a la plataforma y pintar todo de nuevo». Solo tuvimos un mes para unirlo, pintarlo y darle los toques finales, ¡y no fue un día demasiado largo!”, comentó Pierre Tissier, Director Técnico del equipo.

Sébastien Sainson, jefe de la oficina de diseño de la empresa, nos explicó el método aplicado a lo largo de todo el reacondicionamiento del barco: «Nuestra principal dificultad fue tener que realizar una serie de investigaciones para comprender qué fue lo que causó el daño y, al mismo tiempo, empezar lo más rápido posible con la reconstrucción. Para lograr esto, trabajamos en estrecha colaboración con Guillaume Verdier y sus equipos. ¡Fue un trabajo largo y minucioso que requirió la máxima precisión! Todo fue revisado, desde el estado del material hasta la implementación de los planes originales. Utilizando los diversos materiales disponibles y en particular los datos de la unidad inercial de a bordo, logramos llegar a la hipótesis más convincente, revisar los cálculos estructurales y de fluidos y luego optar por los refuerzos necesarios».

Naturalmente, la nueva sección de proa y los refuerzos estructurales instalados en las otras dos proas requerían una atención escrupulosa y todo nuestro conocimiento, pero el equipo de las cinco flechas también aprovechó al máximo los meses de invierno para continuar con el desarrollo y la optimización del Maxi. De esta manera, para beneficiar la ergonomía y la aerodinámica, la cabina fue cortada y revisada. En línea con su reputación como técnicos y especialistas en rendimiento, los dos nuevos patrones ya se han reunido con los diferentes miembros del equipo y han tenido en cuenta algunas nuevas vías de mejora. La aerodinámica estará en la parte superior de la lista una vez más este verano para obtener más ganancias en cuanto al rendimiento.

Aprendizaje a marchas forzadas.

La pareja de patrones recientemente nombrada tendrá todo preparado en las próximas semanas. De hecho, Franck Cammas y Charles Caudrelier tendrán que centrarse en el barco muy rápidamente para domar una máquina compleja y exigente. A principios de la semana que viene, ambos patrones saldrán para hacer una serie de sesiones en el agua, inicialmente en configuración tripulada, con el objetivo de participar en la legendaria Rolex Fastnet Race, luego navegarán a dos para prepararse para la gran regata que los espera el próximo 3 de noviembre de 2019. Este último evento se conoce con el nombre de Brest Atlantiques, una regata con un curso triangular de 14,000 millas que comienza y finaliza en Brest, en el noroeste de Bretaña, previo paso por Río de Janeiro y Ciudad del Cabo. Esta primera prueba será una prueba fantástica tanto para el Maxi Edmond de Rothschild como para los patrones, que navegarán a dos durante casi un mes en el mar acompañados por un reportero a bordo.

© E.Stichelbaut / PolaRYSE / Gitana SA

“Esta botadura es ya un primer logro. Desde que Franck y yo nos unimos al equipo, hemos hecho muchas observaciones sobre el barco en cuanto a los números, tanto en los planos como en forma digital. Ahora, tenemos ganas de salir a navegar con él y sentirlo. Esta fase de descubrimiento es inevitablemente estimulante. El equipo ha demostrado que este es un buen barco para navegar y ahora depende de nosotros hacer que todo encaje y funcione. La regata Brest Atlantiques es nuestro objetivo y nuestra preparación ya ha comenzado. Esperamos poder navegar lo más posible, conscientes de que estos son barcos complejos y que requieren un ajuste muy fino. Un pequeño problema puede llevar mucho tiempo resolverlo, pero el equipo ha hecho un trabajo fantástico este invierno. El Maxi ha estado navegando durante dos años, se ha vuelto más confiable y, a pesar del importante problema estructura sufrido en la Route du Rhum, todos los sistemas periféricos están funcionando muy bien. Por tanto, seguimos avanzando, dejamos atrás ese problema y nos centrarnos más en la navegación, lo que es una gran oportunidad para nosotros», dijo un encantado Charles Caudrelier, patrón del Edmond de Rothschild.

Un gran trabajo en equipo.

Tras los daños sufridos en la Route du Rhum, los propietarios del Gitana tuvieron siempre muy claro el hecho de que querían estar presentes en la temporada 2019, lo que significaba que el equipo tenía que cumplir con un calendario muy ajustado dada la escala de la tarea que tenían entre manos. Cyril Dardashti, quien ha gestionado y dirigido la escudería durante los últimos diez años, es muy consciente del esfuerzo y el compromiso que se requieren para dicha reparación tanto a nivel colectivo como individual: «Es la primera vez que hacemos un trabajo como este en nuestro astillero en Lorient y, el poder llevarlo a cabo con éxito, es un motivo de gran orgullo para todo el equipo. El programa era muy ambicioso ya que había plazos muy ajustados. Sin embargo, el equipo, y en particular los especialistas en composites, tomó la iniciativa a pesar de su comprensible decepción por la ruptura y abandono de la regata. Felicitaciones a todos. Por supuesto, mi mente está con los propietarios y con el Grupo Edmond de Rothschild, que continúan apoyándonos. Espero sinceramente que podamos agradecerles rápidamente su paciencia de la mejor manera posible. Desde el momento en que logramos dar con una explicación de la ruptura, todo comenzó a encajar en su sitio. Creo que tienes que inspirarte en el fracaso. Estamos en marcha y rodando de nuevo para que podamos escribir un capítulo completamente nuevo».

© E.Stichelbaut / PolaRYSE / Gitana SA

«La pérdida de la sección de proa generó muchas preguntas … Este daño fue un verdadero retroceso para todos, pero a pesar de todo eso, hemos logrado mantenernos en el camino y cumplir con nuestros objetivos«. Creo que, al reconstruir el barco, ¡nosotros también nos hemos reconstruido!”, Concluyó Pierre Tissier.

Saludos y buenos vientos

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password