Los fuertes vientos barren la bahía de Cannes dejando en tierra a la flota de Las Regates Royales

Mañana se rendirá un gran homenaje a una de las más queridas regatistas oceánicas francesas de todos los tiempos: Florence Arthaud.

Los fuertes vientos obligaron a los organizadores a suspender todas las regatas del día dejando a los barcos amarrados en el Vieux Port de Cannes. Desde los comienzos de las Régates Royales de Cannes, los organizadores siempre han convocado a navegantes profesionales. Antes eran pescadores o marineros, hoy son regatistas Olímpicos, de Copa América, de IRC o profesionales de los one design. Mañana todos ellos se unirán en un homenaje a la añorada leyenda oceánica Florence Arthaud.

© James Robinson Taylor
© James Robinson Taylor

El segundo día de regatas sufrió un cambio total en las condiciones de la meteo. A pesar de que los barcos inscritos son idoneos para navegar en condiciones fuertes, los más de 80 barcos clásicos reunidos en Cannes no se pudieron enfrentar al mistral violento del oeste que azotó la Bahía de La Napoule con ráfagas superiores a los 30 nudos, rolando repentinamente al este y superando los 35 nudos. Después de una larga espera los organizadores no pudieron hacer otra cosa que suspender las regatas previstas.

Las Régates son una necesidad.

Las Regates Royales son no sólo un agradable encuentro de barcos; también son una gran oportunidad de regatear con algunos de los regatistas de nivel mundial que regularmente participan en algunas de las más renombradas regatas en todo el mundo y que durante una semana disfrutan de los placeres de la vela clásica.

“Hemos venido aquí a divertirnos, a navegar con amigos en hermosos barcos. El campo de regatas es simplemente impresionante, las regatas son emocionantes tanto como la atmósfera en tierra. Después de muchos años navegando en multicascos, he comenzado a navegar en la clase 8MI, en Cutty y en Visión, y más tarde en algunos 12Mi para finalmente acabar en los barcos clásicos. Ahora navego en el ‘Moonbeam IV’, soy el estratega, trabajo con el táctico y también ayudo en el trimado de velas. Cuando Víctor, el proa, sube hasta el mástil yo ocupo su lugar. Es súper interesante para alguien como yo, que soy esencialmente un trimmer”, Dice Gilles Mallet, ex-miembro del equipo de François Boucher en el trimarán ‘Ker Cadellac’.

© James Robinson Taylor
© James Robinson Taylor

Estos magníficos barcos, a veces mayores de 50 metros de eslora, pueden tener hasta 25 personas a bordo, cada una con una función específica para trabajar en sincronía entre sí durante las maniobras que pueden tardar hasta quince minutos en realizarse. “He estado navegando en el ‘Nada’ varias temporadas. Es un 6MI diseñado por William Fife III en 1929 y cada año participan en el Mundial de la clase y los campeonatos europeos. Soy timonel y no es nada fácil dirigir estos barcos de quilla larga; es muy diferente de timonear un barco moderno como un Figaro one desig. Pero la mezcla de la competición y la elegancia es lo que hace de las Régates Royales ser única”, dice, sonriendo el experto en navegación oceánica Alexia Barrier.

Alemania comanda en los Dragons.

Después de tres regatas, los 38 barcos de la potente flota de Dragón tienen un nuevo líder, el alemán Michael Schmidt con Mario Wagner y Stefan Waack (M3). Con un tercer puesto en la primera jornada y una doble victoria ayer miércoles, el equipo alemán se encuentran en el primer puesto de la clasificación con cinco puntos, con 14 puntos de ventaja sobre el inglés Ivan Bradbury (Blue Haze) que debutó con un resultado limpio en la primera jornada, pero ayer sólo consiguió un decepcionante quinto y un noveno. La patrón inglesa Gavia Wilkinson-Cox (Jerboa) es sin duda más consistente, con un 9º, un 3º y un 2º, siendo ahora segunda en la clasificación general mientras que el italiano Giuseppe Duca (Cloud), quien tuvo un buen comienzo, pincho haciendo un 29º por lo que tendrá que confiar en un descarte para volver a entrar en la lucha por el podio. La “armada francesa”, que consta de diez equipos, está teniendo altibajos en el marcador global, con Jean-Pierre Gailes, Marc Nieuwbourg y Sébastien Decroix (Child’s Dream), siendo el equipo mejor clasificado en el puesto 15º. Esperemos que las condiciones de viento amainen para hoy y mañana y que permitan al comité dar la salida a las últimas cuatro regatas, abriendo el juego de nuevo a pesar del amplio margen del equipo alemán.

Un homenaje a Flo, la reina de los océanos.

Florence Arthaud
Florence Arthaud

Mañana, Régates Royales rendirá homenaje a una de las más queridas regatistas oceánicas de todos los tiempos tristemente fallecida. Nadie, ni siquiera los marineros más duros pudieron contener las lágrimas al enterarse de la muerte de Florence Arthaud. Porque ella era valiente, apasionada y representaba el verdadero amor por los océanos. Con 17 años y después de un grave accidente de tráfico que le obliga a hacer rehabilitación, el océano se convierte en su campo de juego. Su participación en 1978 en la La Route du Rhum, la regata transatlántica en solitario, pone a Florence en el punto de mira. Es una de las participantes más jóvenes y la segunda mujer en competir en este nuevo evento oceánico. A bordo del ‘X.Périmental’, un Frioul 38 de aluminio, la joven regatista que acaba de cumplir 21 años, está en la línea de salida de una regata que llegaría a ser legendaria tras finalizar en el undécimo lugar. Dos años más tarde, participa en la OSTAR a bordo del ‘Miss Dubonnet’, un dos-tonner diseñado por Paul Elvstrom, pero tiene que abandonar después de desarbolar. Más tarde, en 1981, toma la salida de La Baule-Dakar, una regata trasatlántica ‘a dos’ , junto con François Boucher a bordo del ex ‘Kriter’ rebautizado como ‘Monsieur Meuble’. En 1982 participa de nuevo en la Ruta del Ron a bordo del trimarán ‘Biotherm’ diseñado por Xavier Joubert pero el barco no está listo y sólo pueden ser segundos por detrás del gran William Saurin…

Disfrutando cuando las condiciones meteorológicas se ponen duras y complicadas, Florence es invitada por su gran amigo Alain Gabay para navegar en la ‘Round the World Race’ (hoy la conocida Volvo Ocean Race) 1989-1990, en las etapas del Gran Sur. Al año siguiente junto con Patrick Maurel consigue el tercer puesto en la Twostar, por detrás de Jean Maurel/Michel Desjoyeaux y Mike Birch/Didier Munduteguy. En 1990 decidió participar por cuarta vez en la Route du Rhum. A pesar de todo, gana la regata y se convierte en una verdadera estrella. El público la quiere porque consiguió mostrar a todos que la vela no es un deporte exclusivamente masculino, por su estilo directo, sin pelos en la lengua, por su apoyo a los movimientos femeninos, por su determinación y por su necesidad de ser libre en el océano.

Saludos y buenos vientos

 

<

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password