Los IMOCA, listos para la Route du Rhum

La flota record de veintiún IMOCA inscritos tomarán la salida de la 40 edición de la regata Route du Rhum-Destination Guadeloupe el próximo 4 de noviembre. Para muchos navegantes en solitario, esta será la primera regata transoceánica en solitario de la nueva edición cuadrienal de la Vendée Globe y también va a ser una gran oportunidad para calificar para la próxima Vendée Globe.

Gran parte de la atención se centrará en el recientemente botado Charal, barco de última generación de Jérémie Beyou; en el PRB de Vincent Riou, actualizado y optimizado con foils por Juan K; el UCAR -St Michel de Yann Eliès. Y aunque para los patrones británicos Alex Thomson (Hugo Boss) y Samantha Davies (Initiatives Cœur), este será su primer intento en la Route du Rhum-Destination Guadeloupe, ambos están en gran forma para más que un posible podio.

«El nivel del desafío es particularmente emocionante», dice Vincent Riou, quien va a participar en lo que será su cuarta Route du Rhum (el mismo número que sus participaciones en la Vendée Globe). La Rhum no ha sido particularmente benévola con el ganador de la Vendée Globe 2004-5, con dos abandonos y un quinto lugar en 2010, además de retirarse en la edición del 2014 solo dos días después de darse la salida. «Soy muy terco» comenta riéndose. El navegante de 46 años utilizará esta regata Transatlántica para probarse a sí mismo y para ver hasta dónde llega su deseo de enfrentarse a otra edición de la Vendée Globe.

«No es cuestión de hacer la Vendée Globe a menos del 100% de tu potencial, porque la realidad es que esta regata te exige un compromiso total y absoluto» señala Riou, ganador de la Azimut Challenge en septiembre. «Por eso quiero ver qué podemos sacar de nuestra ‘vieja amiga’ antes de decidir qué haremos. El PRB es un barco de tercera generación, botado en el 2009. Y mi primer deseo no es precisamente regresar a la Vendée Globe, ya que esta decisión implica un compromiso total durante dos años».

Buscando la confiabilidad.

En esta etapa, muchos patrones están buscando la ruta a seguir para la mejor optimización del barco, para probar y validar las opciones tomadas y para generar la confiabilidad necesaria en el barco a lo largo de las duras millas del océano. Este es el caso del nuevo Charal de Jérémie Beyou. Ganó la regata Nueva York-Vendée y luego hizo un tercero en la última Vendée Globe antes de contribuir a la victoria del Dongfeng de Charles Caudrelier y Pascal Bidégorry en la Volvo Ocean Race. La Route du Rhum le trae buenos recuerdos a Beyou después de que terminara segundo en la última edición del 2014 por detrás de Francois Gabart.

Para Beoyu, esta regata supondrá un viaje de descubrimiento de su nuevo diseño de VPLP. «Todavía estoy en modo de descubrimiento con mi barco y con todas sus sutilezas», dice Jérémie Beyou restándole importancia a sus esperanzas. «Mi objetivo es familiarizarme con este nuevo barco en configuración de solitario, para hacer algunas millas. No tengo ningún deseo de destacar pero no va a ser nada fácil».

Buscando un compañero de viaje.

Yann Eliès, UCAR-St Michel, 2018 © Yvan Zedda / UCAR-St Michel

Para Yann Eliès (UCAR-St Michel), la Route du Rhum-Destination Guadeloupe es un paso importante en su camino hacia la próxima Vendée Globe, ya que busca más fondos para poder montar un programa capaz de ganar la próxima Vendée Globe. «Mi objetivo es brillar. Esta es nuestra última oportunidad, especialmente si quiero ir por la victoria en la próxima Vendée Globe», dice Yann Eliès, quien participó en la última edición a bordo del MOD70 Virbac-Paprec.

«Si tienes un proyecto como el de Jérémie, puede hacer esta regata y la Vendée Globe, pero en mis dos proyectos IMOCA, el nuevo barco llegó justo después de la Route du Rhum y hasta ahora nunca he logrado mantener mis proyectos más allá del final de la Vendée Globe. Así que lo que realmente quiero hacer es que este proyecto funcione».

¿Primerizos?

Ser propietario de un IMOCA competitivo en el momento justo, explica por qué esta es la primera Route du Rhum de Samantha Davies. «Nunca tuve un barco en este momento. ¡Ahora es diferente! Es una regata enorme en la que siempre he soñado participar al menos una vez en mi vida», dice sonriendo Davies, la patrona del Initiatives Cœur, el antiguo Maître CoQ de Beyou. Davies, que vive en Francia, regresa a las regatas en solitario después de seis años de ausencia, durante las cuales hizo la Volvo Ocean Race con el Team SCA donde aprendió mucho. «Con las chicas, aprendí mucho, ya que todas son especialistas en sus propios campos. Así podía progresar en cada área. Cuando está solo a bordo de un IMOCA, no puede ser tan bueno en todos los aspectos del barco y navegar».

Para Davies, ganadora de la Copa Drheam en el pasado mes de agosto, el objetivo principal sigue siendo clasificarse para la próxima Vendée Globe al terminar esta Route du Rhum-Destination Guadeloupe, «Realmente quiero hacerlo bien».

Ante todo, la calificación.

Louis Burton 2018 © Stéphane Maillard

Davies es una de los muchos navegantes que buscan completar una regata de clasificación para la Vendée Globe, al igual que le sucede a Louis Burton, patrón adoptivo de Sanit-Malo. «Esta regata es una parte muy importante de mi infancia. En 1990, 1994, 1998, siempre estuve aquí., gracias a que es una regata abierta a todo tipo de embarcaciones y patrones. Pude competir en el 2010 (finalizó en el puesto 20). Aquí es donde conocí a Servane (Escoffier, su pareja) y aquí estoy».

Para Burton, el adoptado de Malouin, que tiene la Route du Rhum del 2014 como su mejor resultado en solitario a bordo de un IMOCA, esta será su primera gran regata oceánica a bordo de su IMOCA, el ex-Banque Populaire, ganador de la Vendée Globe 2016-2017. «Esta regata será un poco para comprobar los desarrollos tecnológicos implementados y, en particular, los foils. Este invierno volveremos a meter el barco en el astillero y dentro de un año, más o menos, probablemente le instalaremos unos foils nuevos. Nuestro barco es excelente, pero mi presupuesto operativo no es muy grande», revela Burton. Las opciones de los foils, qué y cuándo instalarlos, siguen siendo el eje central del desarrollo del IMOCA, pero su coste se aproxima vertiginosamente a los 500.000 euros.

«De ahora en adelante, todo el mundo está a tiempo completo con su proyecto. Estos barcos son muy sofisticados que requieren que estés ahí el 100% del tiempo».

El mensaje.

Stéphane Le Diraison y su Time for Oceans no compiten en la ‘primera división’, pero su compromiso de transmitir su mensaje sobre la conservación y sostenibilidad del océano y la clasificación para su segunda Vendée Globe es tan fuerte como el de los demás. Su barco es el antiguo Hugo Boss, un Finot Conq del 2007 y que ha aligerado en 700 kilos, pero el ex jefe de energías renovables en Bureau Veritas pretende tener un barco más nuevo para la próxima Vendée Globe.

«En el agua, soy un verdadero luchador«, dice «al igual que lo soy en tierra; siempre intento transmitir un mensaje que me es muy querido, la urgente necesidad de estar haciendo algo». Le Diraison continúa: «Este no es un mensaje moralizador sino unificador; hemos planeado esto con mis socios involucrados en esta lucha (Suez, Bouygues Construction y la ciudad de Boulogne-Billancourt) para crear conciencia, empujar a las personas a cuestionar sus elecciones en sus vidas diarias, en gestos pequeños pero significativos. Se trata de decirle a la gente: remángate y actúa», Dice Stéphane Le Diraison.

Saludos y buenos vientos

<

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password