Mark Towill, patrón del Vestas 11th Hour Racing, da su versión de los hechos

Tras anunciar el Vestas 11th Hour Racing que las investigaciones llevadas a cabo por las autoridades de Hong Kong y China continental se cerrarán en breve sin que se tomen más medidas, era el momento de que Mark Towill diera sus explicaciones, y así lo hizo. En una rueda de prensa, Towill dio su versión sobre lo que sucedió en las primeras horas del 20 de enero cuando el VO65 que capitaneaba colisionó contra un pesquero a 30 millas de Hong Kong, final de la cuarta etapa de la Volvo Ocean Race.

¿Qué sucedió cuando os aproximabais a la línea de meta de la Etapa 4?

Estábamos a unas 30 millas náuticas del final de la etapa, y yo estaba en la estación de navegación monitoreando el radar y el AIS (Sistema de Identificación Automática) y comunicándome con la tripulación a través del intercomunicador. En esos momentos estaba viendo tres buques en el AIS: un barco cablero que acabábamos de pasar, un barco más adelante cruzando por nuestra proa pero bastante lejos y un tercer barco identificado como un barco pesquero. Había varios barcos más en el AIS, muchos de ellos eran barcos de pesca, pero estos tres fueron los únicos identificados en nuestras cercanías.

¿Cómo eran las condiciones meteorológicas? ¿Qué podíais ver?

Era una noche oscura y con nubes, soplaba un viento de alrededor de 20 nudos y un estado moderado del mar. Cuando nos acercamos al pesquero que habíamos identificado en el AIS, la tripulación de cubierta confirmó el contacto visual (el pesquero estaba bien iluminado) y caimsos a estribor para mantenernos separados y con el paso libre. Estaba viendo el AIS y comunicando el alcance y rumbo a la tripulación de cubierta. La tripulación confirmó que nos estábamos cruzando con el pesquero cuando, inesperadamente chocamos con algo.

¿Qué sucedió inmediatamente después de la colisión?

Todo sucedió muy rápido. El impacto nos hizo virar a babor, maniobra para la que no estábamos preparados. Todos los que estaban fuera de servicio subieron a cubierta. Estábamos todos sanos y salvos. Revisamos la proa, vimos el agujero en la amura de babor y bajamos para evaluar los daños. La vía de agua era importante pero lo que más nos preocupaba era la integridad estructural de la proa.

¿Cómo controlasteis la entrada de agua?

Escoramos el barco a estribor para mantener la brecha fuera del agua. La pila de velas ya estaba a estribor y el tanque de lastre de agua de estribor estaba lleno. También mantuvimos la quilla inclinada a estribor. Montamos la bomba de emergencia en proa para bombear agua por la borda. Pudimos minimizar la entrada de agua, pero el barco era difícil de maniobrar porque estaba demasiado escorado.

¿Qué hiciste inmediatamente después de tener el barco bajo control?

Nos llevó casi 20 minutos tener nuestro barco bajo control. A continuación nos dirigimos hacia el punto donde colisionamos. Cuando llegamos vimos como varios tripulantes de un pesquero cercano apuntaban con potentes focos hacia el agua. Lo primero que pensamos es que podrían estar buscando a alguien, así que de inmediato comenzamos también a buscar. Después de un tiempo, localizamos a una persona en el agua.

¿Con quién estabas en comunicación? ¿Alguien os ofreció asistencia?

Intentamos contactar con el otro barco involucrado en la colisión y alertamos de inmediato al control de la regata. Cuando iniciamos la búsqueda y rescate, nuestro navegante emitió inmediatamente una llamada de socorro por el canal 16 de VHF en nombre del barco pesquero. Había muchos barcos en la zona, incluido un crucero con hospital, pero todos estaban a la espera.

La comunicación fue difícil. El gran volumen de tráfico en la radio hacía muy difícil comunicarnos con quienes necesitábamos contactar. No había muchas personas en el VHF que hablasen inglés, pero encontramos la forma de transmitir mensajes a través del cablero y pudieron enviarnos su guardacostas para ayudar en la búsqueda y rescate.

¿Cómo se recuperó la víctima?

Las difíciles condiciones y nuestra limitada maniobrabilidad obstaculizaron nuestros esfuerzos iniciales para recuperar al herido. El guardacostas enviado desde el cablero brindó su asistencia y todas las partes involucradas hicieron esfuerzos en la búsqueda y el rescate. Tras varios intentos, finalmente pudimos recuperar con éxito a la víctima. Cuando la subimos a bordo, nuestros médicos comenzaron a practicarle la RCP. Alertamos al Centro de Coordinación de Rescate Marítimo de Hong Kong que teníamos al herido a bordo y confirmaron que el apoyo aéreo estaba en camino. Fue trasladado a un helicóptero y llevado a un hospital de Hong Kong donde el personal médico no pudo reanimarlo.

¿Alguno de tus competidores ofreció asistencia?

Dongfeng Race Team ofreció su ayuda. En ese momento, estábamos coordinando la búsqueda y el rescate con varios buques, incluido el buque cablero que tenía un tripulante que hablaba chino e inglés y transmitía nuestras comunicaciones. Le indicamos al Dongfeng que no eran necesarios ya que había varios barcos en la zona que estaban más cerca.

El Team AkzoNobel llegó mientras se estaba trasladando al herido al helicóptero. El control de regata les solicitó que esperaran y así lo hicieron. Una vez completado el traslado al helicóptero, los liberamos para que continuaran.

¿Qué sucedió después de que se hubo completado el proceso de búsqueda y rescate?

Una vez que supimos que no había nada más que pudiéramos hacer en la escena del accidente, nos aseguramos de que nuestro barco estuviera seguro, e informamos a la Volvo Ocean Race que nos retiraríamos de la etapa y que navegábamos a motor hacia tierra. Llegamos al área técnica cercana al Race Village y nos reunimos con los oficiales de regata y con las autoridades locales para dar nuestra versión de lo sucedido.

Saludos y buenos vientos

<

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password