Morgan Lagravière termina cuarto en la Transat Saint Barth – Port-la-Forêt y se asegura la clasificación para la Vendée Globe.

La primera Transat en solitario de Lagravière se convirtió en un curso acelarado de navegación en solitario.

Hoy miércoles por la mañana, a las 05:32*(hora de Francia) Morgan Lagravière cruzó la línea de meta de la Transat Saint Barth – Port-la-Forêt en cuarta posición. Condiciones dantescas, daños en el mecanismo de control de la quilla, una escala en las Azores y una gran tormenta a la reanudación; este es el resumen de la tumultuosa primera Transat en solitario a bordo de un IMOCA OPEN 60 para el patrón del Safran. Pero Morgan luchó tenazmente lo que le permitió terminar la regata con un crono suficiente para asegurarse su clasificación para la Vendée Globe.

Después de zarpar de la isla caribeña de St Barts el pasado domingo 6 de diciembre a bordo de un barco alquilado para la ocasión – el Adopteunskipper.net de Nicolas Boidevezi -, el patrón del Safran sufrió daños en el mecanismo de control de la quilla. «Tenía dos objetivos cuando comencé la regata: calificarme para la Vendée Globe y si era posible, obtener un buen resultado» comentó Lagravière, quien tuvo que hacer una reparación improvisada para recorrer las 600 millas que lo separaban de las Azores. «Dejé de lado el segundo objetivo y me centré en la calificación para la Vendée Globe, objetivo que al final pude cumplir».

Un aprendizaje a marchas forzadas.

Después de la parada técnica de tres días en el archipiélago portugués, Lagravière pudo reanudar la regata, pero con la quilla bloqueada en la posición vertical y un barco que sólo podía dar el 60/70% de su potencial. Pero una vez más, Lagravière se sobrepuso a las incidencias haciendo todo lo posible para llegar a Port-la-Forêt con un barco en buenas condiciones. «Si hoy he tenido éxito es gracias a mi equipo de tierra que me apoyó técnica y personalmente», dijo. «Esta ha sido una Transat muy educativa. No me he tenido que enfrentar con esas potentes condiciones meteorológicas de grandes marejada y vientos fuertes. En muy poco tiempo, he aprendido mucho. Después de la lógica euforia por estar de vuelta, voy a tener un poco de descanso y prepararse para el año que viene».

«Comienza la aventura de la Vendée Globe».

Para lograr la clasificación para la próxima edición de la regata en solitario alrededor del mundo sin escalas y sin asistencia y que comenzará el 6 de noviembre, Lagravière tenía que terminar en un plazo máximo de nueve días más que el ganador de la Transat Saint Barth – Port-la-Forêt, Sébastien Josse, quien finalizó la regata el pasado miércoles. Lagravière cumplió con esa misión, sin embargo, todavía tiene que calificar su barco **. «Es bueno tener mi calificación hecha así que ya ha comenzado la aventura de la Vendée Globe», dijo. «Ahora, tengo que tomar las riendas de Safran, el barco en el que tengo que dar la vuelta al mundo en menos de un año. Después de que el astillero se ponga acabe con los trabajos este invierno, intensificaré el volumen de navegación para mejorar la fiabilidad de mi barco».

* Lagravière cruzó la línea de meta a las 05:32:02 (hora de Francia). Su tiempo de regata fue: 16 días, 13 horas, 32 minutos y 02 segundos. Navegó las 3.374,64 millas del curso (ruta directa) a una velocidad media de 8,49 nudos, pero en realidad cubrió 4.002,94 millas a una velocidad media de 10,07 nudos. La distancia que lo separó del ganador (Sébastien Josse) fue de: 6 días, 8 horas, 13 minutos y 45 segundos.

** Lagravière se ha clasificado para la Vendée Globe pero su barco todavía no. Después del trabajo del astillero este invierno, tendrá que completar una navegación en solitario de 1.500 millas a bordo de su Safran.

Saludos y buenos vientos.

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password