Octavo IMOCA en construcción: una gran noticia de Nicolas Troussel

Al menos ocho IMOCA de nueva generación estarán en la línea de salida de la Vendée Globe 2020. El último anuncio proviene de Nicolas Troussel, quien dentro de un año botará su Corum l’Epargne, un 60 pies diseñado por Kouyoumdjian equipado con foils.

El dos veces ganador de la Solitaire du Figaro y de la Transat AG2R navegando a dos junto con Armel Le Cléac’h, está convirtiendo su sueño en realidad al unirse al circuito IMOCA y competir en la vuelta al mundo en solitario y sin escalas. Estas son sus impresiones…

Cuando era joven, solía navegar con Armel Le Cléac’h y Jérémie Beyou en la bahía de Morlaix. Desde entonces, sus dos viejos amigos han participado tres veces en la Vendée Globe. Lleva mucho tiempo soñando con unirse a ellos …

“Sí, tuve que esperar un tiempo para poder llegar allí. Las progresiones de Armel, Jérémie y la mía estaban muy parejas, pero, con el paso del tiempo, comenzamos a avanzar a diferentes velocidades. Ahora soy consciente de que me uniré a ellos en ese pequeño grupo de navegantes que tienen la suerte de competir en la próxima Vendée Globe. Mi deseo de participar en esta regata me ha acompañado desde siempre. Realmente sentí que era capaz realizarlo después de ganar la Solitaire du Figaro (en 2006 y 2008). Tengo la intención de participar como un serio contendiente con aspiraciones a la victoria y no solo para completar el viaje alrededor del mundo”.

El año pasado, Corum fue su patrocinador en la Clase 40. ¿Cómo lo logró convencer para que participara con usted en el circuito IMOCA, después de que se viera obligado a retirarse de la Route du Rhum?

“Los jefes de Córum querían asegurarse de que la navegación a vela fuera un buen medio de comunicación para construir su reputación. El proyecto Clase 40 les permitió ver el feedback que recibieron de los medios en un proyecto de navegación de este tipo. La temporada 2018 fue positiva con buenos resultados en las regatas de preparación. Por desgracia, la Route du Rhum terminó antes de lo planeado, pero entendieron que la navegación era un deporte mecánico y que los daños son un componente más del juego. También entendieron que, si quieres hacerte un nombre en el mundo de las regatas oceánicas, debes mirar a largo plazo. El proyecto IMOCA se montó rápidamente después de la Route du Rhum”.

Tendrá un IMOCA completamente nuevo. Para la Vendée Globe 2020, participan cuatro diseñadores. ¿Por qué elegió a Juan Kouyoumdjian?

“Estudiamos todas las opciones, incluida la compra de un barco de segunda mano con buen rendimiento. El Safran y el Hugo Boss todavía estaban en el mercado. Queríamos un barco que fuera competitivo hasta el final del proyecto en 2022. Por eso decidimos construir un IMOCA completamente nuevo, lo que también significa que nuestra calificación para la Vendée Globe es más segura, incluso si tengo que completar un solo cruce transatlántico en el barco para calificar. Estudiamos las diversas posibilidades y al final decidimos trabajar con Juan Kouyoumdjian. Ya había estado en contacto con él y nos llevábamos muy bien. Está listo para darlo todo y ganar la Vendée Globe”.

La gestión del proyecto ha sido adjudicada a Mer Agitée, el equipo técnico de Michel Desjoyeaux. ¿Por qué lo eligió?

“Para aprovechar la experiencia de Michel, ya que ha participado en dos ocasiones en la Vendée Globe … y ha ganado las dos. También trabajó con François Gabart cuando ganó la regata del 2012-2013. Conoce todos los problemas de esta regata, tanto en términos de tecnología como de navegante. Es una gran ventaja tenerlo en este proyecto. En particular, nos ayudará mucho para garantizar la confiabilidad del barco”.

¿Qué experiencia tiene con los IMOCA?

“Navegué mucho con Armel Le Cléac’h a bordo del Brit Air, en particular participé en dos ocasiones en la Transat Jacques Vabre, en el 2007 (7º) y en el 2009 (retirado). También salí con Jérémie Beyou y pude comprobar lo físicamente exigentes que son estos barcos. Sé a qué me dedico, pero no estoy haciendo una montaña de eso, incluso si los foils cambian mucho las cosas. Tendré que aprender a navegar a muy alta velocidad. Esa será probablemente la parte más difícil”.

Su barco se botará entre diciembre de 2019 y enero de 2020, es decir, a menos de un año del inicio de Vendée Globe. ¿Será este el momento oportuno?

“Lo ideal sería botar el barco lo antes posible. Pero en esas fechas tendremos la ventaja de obtener las impresiones y comentarios de las nuevos IMOCA y de los problemas que se han encontrado. Trataremos de planificarlo todo para evitar tantos problemas como sea posible después de la botadura”.

¿En qué barcos navegará este año mientras espera a que se bote su nuevo IMOCA?

“Actualmente estoy planificando mi programa de regatas el cual anunciaré en breve. De momento no puedo decir nada más, aparte del hecho de que la Transat Jacques Vabre es uno de mis objetivos…”

Saludos y buenos vientos

0 Comentarios

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

¡Bienvenido! Inicie sesión en su cuenta

Recuerdame ¿Perdiste tu contraseña?

Lost Password