Primeras lecciones de la New York – Vendée

Tres foilers ocuparon los tres primeros lugares.

La regata New York – Vendée (Les Sables d’Olonne) fue la última batalla en solitario antes de la Vendée Globe y donde los 14 competidores y los espectadores estaban ansiosos por conocer los resultados. Esta regata en particular nos permitió comparar la nueva generación de IMOCA con foils con los  barcos con orzas rectas. Sin embargo, al final, fue un barco híbrido el que cruzó la meta en primer lugar. El Maître Coq de Jérémie Beyou es el único barco de una generación anterior que ha sido equipado con foils. Sébastien Josse (Edmond de Rothschild) y Alex Thomson (Hugo Boss) ocuparon los otros dos puestos del podio, los dos IMOCAs de nueva generación equipados con foils. Al momento de escribir este artículo, otros tres patrones han cruzado la línea de llegada en Les Sables d’Olonne: Paul Meilhat (4º),  Vincent Riou (5º) y Tanguy de Lamotte (6º). Las primeras lecciones deben ser tomadas con cautela, ya que el inicio de la regata fue caótico…

Tres foilers ocuparon los tres primeros lugares. A primera vista, el resultado de la Nueva York – Vendée parece estar muy claro. Sin embargo, no hay que olvidar todas las colisiones que ocurrieron poco después de darse la salida, las cuales supusieron el final a las aspiraciones de algunos regatistas, empezando por Armel Le Cléac’h (Banque Populaire VIII). El reciente ganador de la Transat es, por lo de ahora, el único patrón que se han retirado de la Nueva York – Vendée, y ahora mismo (viernes por la mañana) todavía hay ocho regatistas en el agua. Sin embargo, otros cuatro patrones tuvieron que regresar a Newport, a pocas horas de la salida, para llevar a cabo reparaciones: Yann Elies (Quéguiner-leucémie Espoir), Morgan Lagravière (Safran), Jean-Pierre Dick (Virbac-StMichel) y Pieter Heerema (No Way Back). En cuanto a Vincent Riou (PRB), tuvo que realizar una parada técnica en las Azores, una vez más, a causa de una colisión.

Primera victoria en solitario a bordo de un IMOCA para Jérémie Beyou.

imoca-maitre-coq-skipper-jeremie-beyou-fra-winner-celebration-during-the-arrival-of-the-transat-new-york-vendee-in-les-sa-r-1600-1200Estos incidentes no le quitan ningún mérito al increíble rendimiento alcanzado por Jérémie Beyou, quien ganó la regata después de 9 días, 16 horas y 57 minutos. «Soy muy consciente de que había barcos con muchos daños, pero me las arreglé para mantenerse por delante de algunos patrones, verdaderos campeones», declaró. «Alex Thomson es una referencia en la clase IMOCA, y tampoco es necesario presentar a Sébastien Josse. El Maître Coq logró resistir muy bien los ataques de estos dos grandes equipos, el Gitana Team y el Hugo Boss». Repetir como ganador en Les Sables d’Olonne será probablemente el deseo de Jérémie Beyou… «Esta victoria es muy importante en sí misma, ya que la New York – Vendée es una regata oceánica, pero también es importante ya que estamos en vísperas de Vendée Globe. Ahora ya no tengo donde esconderme». Con esta victoria, Beyou y su equipo también han visto que sus audaces decisiones técnicas fueron las correctas. «La parte visible del trabajo que hicimos en el astillero se refleja en los foils, pero también se hicieron muchas mejoras para que todo funcione mejor y así poder sentirme más a gusto», añadió Jérémie. Con el gran espaldarazo a su confianza recibido, Beyou está en una situación inmejorable a cinco meses del inicio de la Vendée Globe.

Sébastien Josse y Alex Thomson convencidos de los foils.

sebastien-josse-deuxieme-de-la-transat-new-york-vendee-r-1600-1200Ellos también recibieron un gran espaldarazo a su confianza mientras esperan a la vuelta al mundo a finales de este año. El vigente ganador de la Transat Saint Barth – Port-la-Forêt, pero obligado a retirarse en La Transat, Seb Josse, finalizó en segundo lugar a menos de 2 horas y media del ganador. «Es importante finalizar las regatas y hacerlo bien situado», recalcó. «Para el Gitana Team, este resultado fortalece nuestra determinación para intentar ganar la Vendée Globe, incluso sabiendo que esto es una aventura y que tienes que dar la vuelta al mundo siguiendo el curso más difícil que hay. Esta regata nos lanzó a muchos de nosotros. Hemos tenido de todo, desde vientos fuertes, condiciones moderadas y luego vientos flojos al final, lo que significó que no esta era la mejor de las situaciones. Pero hay que saber cómo sacar el máximo provecho de la embarcación en todo tipo de condiciones, pero eso nos supuso un ejercicio fantástico. Podemos ver que los foilers tienen un mejor rendimiento a favor del viento y también con viento en contra, aunque todavía tenemos mucho que progresar». Seb Josse disfrutó con la pelea entre los tres principales candidatos, Jérémie Beyou y Alex Thomson. «¡Fue grandioso! Decidí adoptar un ritmo más aproximado al que vamos a necesitar hacer en la Vendée Globe. Hay maneras de mejorar el nivel de confort a bordo de los barcos. Creo que los navegantes nos acostumbramos a todo. Al principio, me pareció difícil, pero a medida que pasaba el tiempo, me fue adaptando a él. En mi opinión, el ritmo impuesto por Alex Thomson, con un promedio de 25 nudos en un foiler no es algo que debamos hacer. Alex necesitaba poner a prueba el potencial de su barco para ver poder medirse contra los otros barcos. Puede estar tranquilo, hizo un gran trabajo».

«Este barco me asusta»

arrival-of-new-york-vendee-les-sables-d-olonne-presented-by-currency-house-spacecode-single-handed-transatlantic-sailing-r-1600-1200Alex Thomson lideró la flota durante la mayor parte de la regata, marcando un ritmo infernal difícil de aguantar por sus rivales. El patrón británico se llevó un buen susto cuando le fallo su piloto automático lo que permitió a sus dos rivales más directos alcanzarlo. «Terminar tercero es un éxito fantástico, no sólo para mí, sino para todo el equipo», declaró Alex satisfecho. «Hace sólo unas semanas el barco estaba en el astillero, sometido a unas reparaciones muy importantes (tras los daños sufridos en la Transat Jacques Vabre). Hoy cruzamos la línea de meta en tercer lugar, en lo que fue una regata muy difícil. Este resultado nos ha puesto en una fantástica posición para enfrentarnos a la Vendée Globe. Estamos seguros de que hemos construido un barco de competición que es capaz de ganar la regata y su rendimiento en los últimos 10 días sólo hace reforzar esa idea. El nivel de rendimiento que hemos conseguido simplemente ha reforzado nuestras ideas. Los foils son fantásticos! Es realmente increíble. Esto, con total seguridad, es el futuro. En contra del viento, creo que mi anterior barco era un poco más rápido. Pero de través o en empopada este barco es mucho, mucho más rápido». Este aumento en la velocidad significa que es mucho más incómodo, tal y como explica Alex. «A bordo, tengo que andar gateando a cuatro patas como un bebé. No es nada cómodo. Pierdes un segundo la concentración el barco se golpea con la ola, para y sales impulsado hacia adelante. Realmente es muy incómodo. Todo es duro. Va a llevar su tiempo para acostumbrarse a este barco. En el barco anterior, siempre me sentí a gusto. En este caso, se siente miedo».

Paul Meilhat: «Creo que estoy donde debo estar»

imoca-sma-skipper-paul-meilhat-fra-4th-place-celebration-with-champagne-during-the-arrival-of-the-transat-new-york-vendee-r-1600-1200Paul se siente muy contento por terminar cuarto. Después de terminar también cuarto en la Transat, Paul Meilhat (SMA) ha logrado el mismo resultado en esta Nueva York – Vendée, mientras aprendió mucho. «Siento que he aprendido mucho, que he cambiado. Creo que ahora estoy donde debo estar. No creo que soy mejor de lo que ahora soy y eso es bueno. No hay que ser demasiado codicioso. Terminar cuarto en dos regatas transatlánticas es perfecto. Ahí es donde estoy ahora y si trabajo duro, podría hacerlo aún mejor. Me he dado cuenta de que ser bueno en todas las condiciones a bordo de estas embarcaciones en una regata transatlántica es difícil de lograr. Es algo que he descubierto. Navegando a favor del viento, cabalgue con olas de 7 metros. Eso es algo que no pude hacer durante los entrenamientos pero me las arreglé para salir airoso. Navegué con prudencia y respeto. Ahora, tengo que desarrollar mis fortalezas y trabajar sobre el resto. La experiencia me ayudará. En sólo seis meses, prácticamente he hecho 4 regatas transatlánticas, incluyendo dos y media en solitario. Necesitaba eso».

Paul Meilhat fue el primero en cruzar la línea con un IMOCA equipado con orzas rectas. A él se unieron en Les Sables en la mañana del viernes el poderoso Vincent Riou (5º), cuya PRB es, sin duda, el IMOCA más avanzado de los barcos de la generación anterior. Pero como hemos visto, Vincent no fue capaz de unirse a la batalla en el frente.

La contienda entre los barcos de la generación 2008.

saison-2015-fabrice-amedeo-eric-peron-r-1600-1200

Port detrás, podemos ver a tres patrones que compiten a bordo de barcos construidos para la Vendée Globe 2008-2009, una generación que estará bien representada en la próxima regata en solitario alrededor del mundo. Ahí están Tanguy de Lamotte (Iniciativas-Coeur), Kojiro Shiraishi (Spirit of Yukoh) y Fabrice Amedeo (Newrest-Matmut). Tanguy de Lamotte ha demostrado una vez más su talento como reparador y debería de ocupar la sexta posición. El siguiente debería de ser Kojiro Shiraishi. El patrón japonés está teniendo una gran actuación y está descubriendo su barco en esta Nueva York – Vendée. En cuanto a Fabrice Amedeo, continúa su preparación, después de completar la Transat Jacques Vabre y la Saint Barth – Port-la-Forêt.

Elies, Lagravière, Dick: una pelea a tres bandas después de sus paradas obligadas.

entrainement-de-yann-elies-a-bord-de-groupe-queguiner-leucemie-espoir-r-1600-1200

«Desde la salida en Newport, lo hemos tenido difícil. Sólo hay que mirar, en conjunto, el ritmo que hemos puesto desde que volvimos a ponernos en marcha. Incluso sin ser el foco de atención, lo estamos dando todo… «. Así resume Morgan Lagravière la competición que está teniendo con Yann Elies y Jean-Pierre Dick. Hay que añadir que se está viendo un duelo espectacular y muy igualado entre Lagravière, a bordo de Safran, y Yann Elies, a bordo del Quéguiner-leucémie Espoir que no es otro que el antiguo Safran. La diferencia de velocidad no ha sido tan grande. Jean-Pierre Dick se quedó un poco rezagado después de que optara por pasar al sur de las Azores. «Jean-Pierre hizo una apuesta en esta parte. Podría haber ganado mucho, si los patrones climáticos se le volvieran favorables o perder mucho si sucedía lo contrario. Pensé que estaba arriesgando demasiado. Cuando vi a Yann trasluchar hacia el norte, me quedé con él», explicó Lagravière, que hoy viernes lidera el grupo de tres. Aún más atrás, hay otra batalla que tiene lugar entre el holandés, Pieter Heerema y el neozelandés, Conrad Colman. Todavía les queda un trecho relativamente largo por recorrer: más de 700 millas…

New York – Vendée (Les Sables d’Olonne)
Posiciones a las 07:00 horas de hoy viernes 10 de junio.

1.- Jérémie Beyou (Maître de CoQ). FINALIZADO el 8 de junio a las en 14:37:52 después de 9 días, 16 horas, 57 minutos y 52 segundos
2.- Sébastien Josse (Edmond de Rothschild). + 2 horas, 28 minutos y 57 segundos
3.- Alex Thomson (Hugo Boss). + 4 horas, 5 minutos y 41 segundos
4.- Paul Meilhat (SMA). + 19 horas, 21 minutos y 35 segundos
5.- Vicente Riou (PRB).
6.- Tanguy de Lamotte (Iniciativas Coeur)

En regata

7.- Kojiro Shiraishi (Spirit of Yukoh) a 57.9 millas de la llegada
8.- Fabrice Amedeo (Newrest-Matmut) + 39.5 millas
9.- Morgan Lagravière (Safran) + 421.7 millas
10.- Yann Elies (Quéguiner-leucémie Espoir) + 455.5 millas
11.- Jean-Pierre Dick (Virbac-StMichel) + 509.5 millas
12.- Pieter Heerema (No Way Back) + 620.4  millas
13.- Conrad Colman (100% Natural Energy) + 635.8 millas

ABANDONO.- Armel Le Cléac’h (Banque Populaire VIII)

Saludos y buenos vientos.

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password