¿Problema de credibilidad en la Volvo Ocean Race?

Navegando, navegando, me encontré por la red artículo muy crítico, escrito por ‘The Five Beatle’ en la revista on line ‘Sailing Illustrated’, y donde su autor nos deja unas cuantas dudas encima de la mesa en cuanto a la credibilidad del Vestas e incluso de la propia Volvo. No tiene desperdicio…

Volvo Ocean Race: falta de credibilidad.

Como de todos es sabido, el Vestas 11th Hour Racing no participará en la etapa 6 de la Volvo Ocean Race que discurre entre Hong Kong y Auckland (Nueva Zelanda). El motivo, también de sobra conocido, es que el agujero en la amura de babor del VO65 no pudo ser reparado en el astillero de Hong Kong. Actualmente, el Vestas se encuentra a bordo de un carguero rumbo a Auckland para hacer allí las reparaciones necesarias.

Y ya. No hay más y no creo que se vuelva a leer ningún comunicado de prensa del Vestas sobre este asunto hasta que el barco esté reparado.

Ayer, sin ir más lejos, la Volvo publicaba un artículo en el que comentaba que los VO65 dejaban Guangzhou y navegaban rio abajo hacia Hong Kong para estar mañana miércoles en la línea de salida de la Etapa 6, y una vez más, no mencionaba al Vestas.

© Sam Greenfield/Volvo Ocean Race

Tom Ehman, periodista de Sailing Illustrated, fue el primero en romper públicamente el silencio sobre el Vestas en su popular podcast de video en directo “Tuesdays with TFE” el pasado martes. Mientras tanto, el equipo y los organizadores continúan en silencio.

La sensación que se percibe es que Vestas 11th Hour Racing, y la VOR mismo, parecen haber llegado a una crisis de credibilidad. ¿Qué está sucediendo? ¿Quién está tratando de ocultar qué y de quién?

Hay muchas más preguntas que respuestas, tanto sobre la colisión como sobre las consecuencias.  Y eso no es bueno para un evento que ha tenido problemas para conseguir y mantener los equipos, y que parece muy ansioso por proteger los intereses comerciales a costa de la verdad y de este maravilloso deporte.

Diablos, La Volvo Ocean Race celebró la conferencia de prensa de los patrones solo con preguntas únicamente del moderador. Y por primera vez en la historia, uno de los equipos ni siquiera estuvo representado, sí, el Vestas 11th Hour Racing, el cual parece que se ha desvanecido.

Eso no está bien ni es aceptable.

¿El Vestas tiene algún tipo de problema legal? ¿Y qué hay de los organizadores? ¿No siente remordimientos por enviar a la flota hacia Hong Kong en plena noche a través de unas aguas abarrotadas de barcos pensado solo en los beneficios comerciales que va a generar la visita de ese puerto por primera vez? Y, oye, genial que el Sun Hung Kai / Scallywag ganara en su casa pero aún no han explicado adecuadamente por qué no le pidieron al otro equipo chino, el Dongfeng, que en ese momento navegaba por detrás del Vestas, que se desviara para ayudarles, manteniendo así la que fue, sin duda, una cálida bienvenida con los patrocinadores y fans esperando en los pantalanes de Hong Kong. La organización desvió al siguiente barco, el AkzoNobel, para ayudar al Vestas; cuando llegaron ya no hacían falta. 

Habrán notado que no hemos mencionado la Etapa 5, el espectáculo circense en el que el resto de la flota regateo “traicioneramente” 100 millas náuticas río arriba hasta Guangzhou. Se llamó “etapa de transición” y cada equipo que participó obtuvo un punto.

Estupendo. Trofeos para todos.

Eso, en los Estados Unidos, se llama Liga Menor. Para los aficionados del todo el mundo, eso significa poco tiempo.

Luego, una semana después de la llegada, nos enteramos de que el eventual ganador de la regata, el Scallywag, recibió un correo electrónico del Centro de Control de la regata en el que se les indicaba que se dirigían hacia un arrecife, lo que los llevó a alterar significativamente su curso y evitarlo. ¿Eso o es una asistencia externa contraria a las reglas de la regata? No, dijo el Jurado Internacional de la Volvo, ese servicio es pagado por la organización.

Cada vez es más difícil tomar esta regata en serio. Con el paso de las ediciones, se parece más a un grupo de pistoleros contratados para navegar como carteles anunciadores por todo el mundo, parando todos a la vez.

Ahora que, eso sí, puedes entrar en la web de la VOR y leer sobre la limpieza de playas, las visitas de los escolares, sobre las partículas de plástico en el agua, pero no lees nada acerca de lo que está sucediendo con el Vestas, aparte de que se iba a perder la tontas in-port race de Hong Kong  y Guangzhou y la mini Etapa 5 de 100 millas.

Que quede claro una cosa, todos estamos a favor de la sostenibilidad y de la salud de los océanos de todo el mundo; hace tiempo que dejamos de utilizar botellas de agua de un solo uso. Incluso ayudamos a convencer a un importante club náutico para que deje de poner pajitas de plástico en sus bebidas. Pero también somos honestos y transparentes.

Y sí, también hemos intentado respaldar esta regata con una buena y extensa cobertura. Hemos estado animando a los estadounidenses Charlie Enright, Mark Towill y a su equipo Vestas 11th Hour Racing en cada oportunidad que se presentaba. Pero la credibilidad de los organizadores, y ahora uno de sus equipos, solo va de mal en peor. Hay que devolverles el crédito al AkzoNobel, ya que casi lo tenían todo perdido cuando estaban teniendo problemas de personal antes del comienzo de la Etapa 1. Al menos fueron razonablemente francos al respecto.

Nos hemos estado conteniendo, pero ahora está más claro que nunca. Las organizaciones adecuadas (clubes náuticos, clases de barcos, etc.) deberían organizar y gestionar las regatas, no los patrocinadores corporativos”.

Cada uno puede sacar sus propias conclusiones, pero esto no pinta muy bien….

Saludos y buenos vientos.

0 Comentarios

Dejar un comentario

Login

¡Bienvenido! Inicie sesión en su cuenta

Recuerdame ¿Perdiste tu contraseña?

Lost Password