Ritmo vertiginoso en la Brest Atlantiques

Tras poco más de dos días desde la salida en Brest, la flota Ultim está pasando el archipiélago canario, en un inicio de regata navegado a ritmo vertiginoso por los cuatro maxi trimaranes de 32 pies.

Tras salir de Brest, la flota de estos maxi catamaranes solo ha necesitado 54 horas para navegar a la altura de las islas Canarias. A diferencia de la opción que ofrecía la zona de exclusión marítima de Finisterre, donde Edmond de Rothschild y Actual Lider pasaron por al lado de la costa gallega y Macif y Sodebo lo hacían mar adentro, en el archipiélago canario todos han optado por pasarlas por el oeste.

Las condiciones de navegación se mantienen favorables tras iniciar el descenso por la costa portuguesa, donde el mar fue calmando y el viento rolando al noroeste, para permitirles velocidades promedio rozando los 30 nudos, con frecuentes puntas registradas por encima de 40 nudos.

Tras haber ganado oeste realizando la primera trasluchada desde la salida, los cuatro barcos ya navegan con vientos alisios del noreste y a rumbo directo hacia Brasil, donde viraran un punto de paso en Rio de janeiro. Pero antes, tendrán que afrontar el cruce del ecuador, a unas 1.700 millas de su posición actual, donde la zona de calmas intertropicales supondrá la primera transición que puede abrir opciones estratégicas.

Allí, el Edmond de Rothschild (Frank Cammas / Charles Caudrelier) pondrá a prueba el primer puesto que ocupa frente a un siempre acechante Macif (François Gabart / Gwénolé Gahinet), que en la clasificación de las 16 horas navegaba 24 millas tras el líder. Durante los dos primeros días de la Brest Atlantiques ambos barcos se están mostrando intratables, exprimiendo al máximo la capacidad de sustentación de sus foils para mantenerse “volando” sobre el mar.

© Martin Keruzoré / Sodebo

A 132 millas del dúo líder se encontraba el Sodebo (Thomas Coville / Jean-Luc Nélias), cerrando la clasificación provisional el Actual Lider de Yves Le Blevec y el español Alex Pella, el único de los ocho excepcionales navegantes de esta Brest Atlantiques que no es francés. Las 248 millas de retraso acumuladas respecto al Edmond de Rothschild no son alarmantes, pues tras un retraso táctico por caer en una zona con menos viento durante el día de ayer, su barco es el más antiguo de la flota, de una generación anterior a sus rivales.

La tecnología evoluciona a una velocidad vertiginosa, y los barcos de regatas no son una excepción. Nuestro barco es claramente anterior al de nuestros competidores, de la generación previa donde no se diseñaban para volar sobre los foils. Es una situación que no podemos cambiar, pero las regatas no son solo una cuestión de velocidad. Espero que este recorrido nos brinde oportunidades tácticas donde recuperar millas”, explicaba Alex Pella, que se distingue por ser uno de los regatistas oceánicos más luchadores.

Saludos y buenos vientos

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password