Rolex Middle Sea Race 2017: distintamente mediterránea, verdaderamente internacional

La regata comienza y termina en Malta con la salida desde el Grand Harbour uno de los parajes más espectaculares y reconocibles para la navegación.

El actual record está en poder del Rambler desde el año 2007, establecido en  47 horas y 55 minutos.

Con salida y meta en Malta, isla conocida como la encrucijada del Mediterráneo, la Rolex Middle Sea Race es una regata internacional de gran distinción y clase y la ‘regata oceánica’ por excelencia, donde los números lo dicen todo. Las inscripciones para la presente 38ª edición provienen de 30 países distintos. El número de barcos presentes en la línea de salida el próximo sábado 21 de octubre en el gran puerto de La Valeta, está a punto de batir el record de los 122 barcos inscritos en la edición del 2014.

Una competición extremadamente exacta y rigurosa.

La regata oceánica Rolex Middle Sea Race, organizada por el Royal Malta Yacht Club (RMYC), tiene todas las mismas características y cualidades del patrocinador principal, Rolex. Su recorrido de 606 millas náuticas, en el que destaca  la circunnavegación de Sicilia en sentido anti-horario, es todo un desafío desde el punto de vista táctico y de navegación. Los diferentes y frecuentes accidentes geográficos exponen a la flota a los constantes cambios de los patrones climáticos.

Al tener que pasar, la mayoría de las tripulaciones, por lo menos cinco noches en el mar, esta prueba es también muy exigente a nivel personal, donde se pone en juego la fortaleza mental, la preparación técnica y la táctica, así como la capacidad para tomar decisiones precisas en un ambiente de mucha presión. El trabajo en equipo y el ser un auténtico hombre de mar es vital para tener éxito. Rolex ha sido patrocinador principal de esta regata desde el 2002.

Records difíciles de batir.

La Rolex Middle Sea Race es muy difícil de conquistar, tanto en términos de establecer récords como de ganar la clasificación general IRC. El récord de esta regata sólo se ha roto en cinco ocasiones desde la edición inaugural, allá por 1968. El actual record es del año 2007 y está en poder del Rambler, barco del americano George David. Si observamos la evolución de las velocidades del barco a lo largo de todos estos años, vemos que el tiempo del Rambler de 47 horas y 55 minutos, fue casi 100 horas más rápido que el establecido por el Ketch Sturmvogel de 73 pies en la primera regata en 1968.

El Rambler de 90 pies fue también el último barco en cruzar primero en la línea de meta y ser el ganador de la clasificación general en tiempo compensado. Ningún barco ha ganado la regata en dos veces consecutivas desde la victoria del Nita IV en 1979 y 1980, muestra inequívoca de la naturaleza desafiante de una regata cada vez más competitiva.

David regresa a Malta este año con su último Maxi, el Rambler 88, en un intento por batir su propio récord en la regata y para añadir la victoria en la Rolex Middle Sea Race a su reciente triunfo en la Rolex Fastnet Race. El Rambler 88 tendrá que navegar todo lo mejor que sepa y pueda ya que la competencia que se presenta este año tiene un nivel impresionante.

El Maxi Leopard de 100 pies es el velero más grande de la flota y se espera que presente una gran batalla junto con el Maxi australiano CQS de Ludde Ingvall. Dos Maxi de 72 pies, el Proteus y el recién coronado campeón del mundo de la clase Rolex Maxi 72, el Momo, disputarán un duelo espectacular. Profesionalmente tripulados y construidos para competir rápidamente, son una gran amenaza para sus rivales más directos.

Una regata donde  se dan desafíos de todo tipo.

Ser el primero en la meta es solo un desafío más. El ser coronado como el vencedor absoluto es el desafío más intrigante, ya que está abierto a cualquiera de los barcos de la flota. El ganador del año pasado, el Mascalzone Latino propiedad de Vincenzo Onorato, no se espera que defienda su corona, mientras que otros dos Cookson 50, el Endlessgame y el Kuka 3, se animarán a ir a por la victoria. Los veleros en el rango de los 50 pies han sido los dominadores en las últimas ediciones de la regata. El TP52 italiano B2 de Michele Galli, fue el ganador en 2013 y 2015, un hecho éste que no va a pasar desapercibido para el ruso Vadim Yakimenko, cuyo TP52 Freccia Rossa acaba de ganar la Giraglia Rolex Cup con un recorrido de 241 millas.

Junto al CQS, llegan desde las lejanas tierras de Chile el Anita y desde Nueva Zelanda el Crusader, quien recientemente completó la Rolex Fastnet. Además del Proteus y del Rambler 88, los Estados Unidos están representados por Triple Lindy de Joseph Mele y por el Xp 44 Xpatriate. Los barcos italianos y rusos se encuentran entre los más destacados, mientras que el grupo de participantes malteses tratará de obtener un octavo éxito para el país anfitrión.

Escarpados y hermosos paisajes.

Llevando a la flota a través de los mares que han jugado un papel tan importante en la historia marítima, el curso de la Rolex Middle Sea Race es uno de los más bellos en la navegación. Su símbolo icónico es la isla volcánica salvaje y escarpada del Stromboli.

Otros puntos destacados incluyen el paso a través de las remotas islas Egadi, incluyendo la Favignana conocida como ‘la farfalla’ por su característica forma de mariposa, antes de que la flota ponga rumbo sur para negociar el paso de las islas Pantelleria y Lampedusa, punto ideal para la observación frecuente de delfines y de diversa vida marina. La regata comienza y termina en Malta con la salida desde el Grand Harbour uno de los parajes más espectaculares y reconocibles para la navegación.

Rolex, una marca de éxito.

La Rolex Middle Sea Race es uno de los desafíos más fascinantes y atractivos de la navegación oceánica, junto con la Rolex Fastnet y la Rolex Sydney Hobart. Los que la conquistan están obligados a regresar, atraídos por su belleza salvaje, su diversidad y su cálida hospitalidad. Pero otros incentivos captan el interés de los equipos competitivos. El ganador de la clasificación general recibe uno de los premios más deseados y respetados de la vela, el reloj Rolex, la verdadera marca de la victoria.

Rolex siempre ha buscado asociarse con actividades relacionadas con la pasión, la excelencia, la precisión y el espíritu de equipo; y todos estos valores los encontró en la navegación de élite, formando una alianza que se remonta a finales de la década de 1950. Actualmente, Rolex es el patrocinador principal de 15 grandes eventos internacionales, desde las principales regatas oceánicas como la Rolex Sydney Hobart, la Rolex Middle Sea Race o la bienal Rolex Fastnet Race, hasta la competición de alto nivel como el Campeonato del Mundo Rolex TP52 o las espectaculares citas como la Maxi Yacht Rolex Cup y la Rolex Swan Cup.

Las estrechas relaciones entre los relojeros suizos y los más prestigiosos clubes náuticos de todo el mundo, como el Yacht Club Costa Smeralda (Italia), el New York Yacht Club (EE.UU.), el Royal Yacht Squadron (Cowes, Reino Unido) o el Royal Malta Yacht Club son la base de la relación duradera de Rolex con el top de la vela mundial.

Saludos y buenos vientos

 

0 Comentarios

Dejar un comentario

Login

¡Bienvenido! Inicie sesión en su cuenta

Recuerdame ¿Perdiste tu contraseña?

Lost Password