Rolex Middle Sea Race 2018: Misión cumplida

Una flota récord zarpó en el 50 aniversario de la Rolex Middle Sea Race con la entrega, la perseverancia y el espíritu que ha venido definiendo en las últimas cinco décadas esta famosa regata oceánica. 130 barcos representando a 29 países, reunieron a experimentados regatistas e intrépidos novatos con los veteranos navegantes que regresaron a la regata tras su ausencia de más de una década. La motivación, a tope con la idea de ser parte de una edición única de la regata.


La Rolex Middle Sea Race, organizada por el Royal Malta Yacht Club, se fundó en 1968 con el objetivo de ofrecer a los navegantes aficionados locales una buena oportunidad para navegar en el invierno mediterráneo. A partir de esa humilde idea de hace cincuenta años, hoy se levanta un evento internacional de gran importancia. Rolex, presente en el mundo de la vela desde hace más de 60 años, ha sido el patrocinador principal desde 2002. Esta asociación entre el club y la marca de relojes ha coincidido en los últimos años con el resurgimiento de la regata.

Los premios más importantes.

Una record que este año no se vio amenazado es el del tiempo invertido, imbatido desde hace 11 años. Sin embargo, al cruzar en primer lugar, por cuarta vez consecutiva, la línea de meta en la clase monocasco y hacerse con un quinto puesto en la general, el estadounidense George David es ahora el patrón más laureado de la regata. Incluso el multicasco más rápido, el Multi 70 Maserati de Giovanni Soldini, no fue capaz de superar las 47 horas, 55 minutos y 3 segundos empleadas por el anterior Rambler de David en el 2007. La victoria de la general en tiempo compensado IRC se fue para el JPK 11.80 del francés Géry Trenteseaux, el Courrier Recommendandé. Este es el mismo patrón que hace tres años se imponía a una flota de 356 barcos en la Rolex Fastnet Race del 2015.

Momento de reflexión.

La victoria del patrón francés e el cincuenta aniversario de la regata, es muy significativa, ya que fue también un francés, Albert Debarge, quien en 1968 le ofreció a su amigo John Ripard Snr la oportunidad de elegir un barco para navegar en la regata inaugural. Una regata que Ripard, renombrado regatista local, ganaría en varias ediciones.

“la única condición que puso Debatrge era que el nombre del barco tenía que ser el de Josian, que era el nombre de su esposa”, recordó Ripard, quien optó por encargar un diseño a un constructor de barcos entonces emergente, un diseño Swan de un tal Nautor.


Naturalmente, este año, las celebraciones alrededor de la regata brindaron la oportunidad para que personas como Ripard Snr rememorasen la fantástica primera edición. Esa primera edición la disputaron solo ocho barcos, y desde el momento de su concepción, en el verano de ese año, los organizadores dedicaron todo su tiempo y esfuerzos para que la regata saliese adelante.

Alan Green, marino británico que vivía en Malta a fines de la década de 1960, cofundador de la regata, fue invitado a participar en las celebraciones de este año. “Ver 130 barcos hoy es un sueño hecho realidad”, comentó. “Cuando lanzamos esta regata no tenía dudas de que la fórmula era la correcta. En uno de los primeros comunicados de prensa que escribí en 1968, y tal vez debido a la naturaleza impetuosa de la juventud, ya le pusimos a la regata el título “un clásico”. Este es un título que se merece hoy en día”.

Cuando llegó la primera regata, el coste de organizar y promover el evento, que involucró a unas 50 personas, había consumido casi toda la energía física de Green. Recuerda que tras el inicio de la regata el 30 de noviembre de 1968, paso durmiendo las primeras 200 millas. Una vez recuperado ayudó a llevar a Sandettie hasta el tercer puesto de la general. Ripard, de 89 años, reflexiona sobre cómo han cambiado los tiempos: “Hoy, cuando zarpas en una regata, puedes presionar un botón y saber exactamente dónde te encuentras, lo rápido que vas y el curso exacto que sigues. En aquellos días monitoreabas y registrabas tus movimientos aproximadamente cada media hora. El curso y velocidad lo tenías que calcular. La diferencia con la navegación de hoy en día es astronómica”.

Campo de regatas excepcional.

Lo que sigue siendo igual desde la primera regata es la belleza salvaje del recorrido de la regata. Lo que originalmente se planteó como una ruta en el sentido de las agujas del reloj alrededor de Sicilia, hoy en día es un pasaje en sentido contrario a las agujas del reloj de 606 millas que atraviesa distintos escenarios tácticos como el Estrecho de Messina, el Etna, la isla volcánica de Stromboli, las escarpadas islas Aeolian y Egadi, partiendo y rematando en La Valeta. , la Capital Europea de la Cultura en este año 2018.

“El campo de regatas es el más escénico del mundo. Tiene mucha historia y unas condiciones de viento muy variables. Puede ser muy duro o muy suave”, agregó George David, cuya tripulación regresa año tras año a Malta no solo por el encanto del campo de regatas sino también por una razón única. “Regresamos todos los años porque queremos asegurarnos de que seamos nosotros los que rompamos el record de la regata”.

Una pequeña regata.

Sin embargo, al inicio de la regata David ya era consciente de que establecer un nuevo tiempo de finalización más rápido era muy poco probable. Un difícil paso del Cabo Passero hacia el Estrecho de Messina durante la primera tarde-noche no hizo más que reafirmar la que pensaba David. Tras acelerar después de doblar el Stromboli, cruzaron la línea de meta en las primeras horas de la mañana del martes, 14 horas por detrás del record. Sin embargo, orgulloso por haber establecido un número récord de victorias en la línea de meta en el Grand Harbour (La Valeta), David inmediatamente informó a su tripulación de que volverían a intentarlo de nuevo en 2019.

A medida que los líderes de la flota iban llegando a La Valeta durante la tercera noche de la regata, se hizo evidente que no iba a ser una gran regata. Lo que siguió fue una procesión de veleros cruzando la línea de meta y asumiendo el liderazgo temporal de la regata. Momo, Endlessgame, Tonnerre de Glen, todos pudieron soñar con el éxito. Luego, en la cuarta tarde de la regata, el velero de Trentesaux, botado a primeros de año, aceleró en la costa oeste de Sicilia. Sus tiempos en las islas de Pantelleria y Lampedusa apuntaban a que había que tomarlo muy en serio para la victoria. Y al llegar a Malta, el Courrier Recommendandé asumió el liderazgo de la regata. Parece que el destino tenía todo preparado para que un barco francés ganara por tercera vez la regata, siguiendo los pasos del Antares en 1981 y del Spirit of Ad Hoc en 2008.

Haciendo historia a lo largo de 600 millas.

El éxito de Trentesaux no nace de un conocimiento profundo del curso ya que solo participó una vez, en el año 1982, cuando contaba con 23 años de edad y acababa de completar el servicio militar. Más bien, este fue un triunfo alimentado por una pasión por la navegación oceánica y, como él afirma: “por contar con un equipo muy fuerte, un buen barco, una gran tripulación y buenas velas“. Tras participar en la Rolex Fastnet, Trentesaux se retiró de las regatas oceánicas, pero este retiro le duró muy poco, solo tres años. “Me encanta la atmósfera de las regatas oceánicas y no pude resistirme a volver a la Rolex Middle Sea Race este año”. Entre todos los tripulantes franceses de Trentesaux había otro ex ganador de la Rolex Fastnet. Alexis Loison, quien hizo historia en 2013 cuando, con su padre Pascal, se convirtieron en los primeros ganadores a dos de la regata.

“Este es un magnífico y hermoso campo de regatas. Tuvimos mucho viento durante las últimas 24 horas de la regata, 15 de las cuales fueron realmente muy duras”, explicaba Trentesaux al llegar. Quizás, el momento clave fue cuando el barco pasó la isla de Pantelleria. Trentesaux, el patrón, líder y el miembro más experimentado de la tripulación, llevó la rueda del timón durante cuatro horas, utilizando toda su astucia y conocimientos para asegurarse de que la tripulación de Courrier Recommendandé se tranquilizara y recuperara el terreno perdido en un tramo muy crítico.

Después de haber ganado el 50 aniversario de la carrera Rolex Middle Sea Race, el Courrier Recomendandé planea viajar a Australia para disputar la 75 edición de la Rolex Sydney Hobart. Una oportunidad tentadora para que Trentesaux se convierta en el primer patrón en ganar las tres regatas oceánicas de 600 millas asociadas a Rolex.

Ganadores novatos.

Compitiendo por primera vez, y siendo una de las tripulaciones llegadas de más lejos, estaban los regatistas filipinos a bordo del 40 pies, Hurricane Hunter. En una regata que contó con 31 abandonos, su sensación de éxito al cruzar la línea de meta frente a La Valeta era más que evidente. “Nunca pensamos en abandonar”, explicaba su patrón Albert Altura. “Para nosotros fue una regata muy dura, pero siempre seguimos presionando. Nos enfrentamos a todos los desafíos que siempre están repentes en una gran regata: velas rotas, spinnakers caídos… La tripulación estaba muy unida y nunca se rompió nuestro espíritu combativo. Las condiciones de viento nos hicieron mejores navegantes”. Si bien ganar los principales premios y clases es un incentivo más que importante, las experiencias adquiridas y los desafíos conquistados al completar la regata son tan memorables como la definición del carácter. Tal vez ningún barco encarnó esto más que el último barco en acabar la regata, el L’Aventure, que pasó cinco días, 13 horas y 45 minutos en el mar, al igual que todos aquellos que navegaron a dos manos. En esta clase, el ganador absoluto del año pasado, Igor Rytov, triunfó con Bogatyr. Hace un año, un agotado Rytov comentaba que no volvería a hacer esta regata. Sin embargo, doce meses más tarde, el navegante ruso atacó el curso con el mismo vigor y determinación que en el año pasado.

Tiempo para la celebración.

Otro de los invitados, Sir Robin Knox-Johnston regresó a Malta, treinta y ocho años después de participar en la regata. Su primera aparición fue en 1970, apenas dieciocho meses después de su vuelta al mundo en solitario sin escalas y sin ayuda. Al ver este año la salida de la regata desde Saluting Battery, Knox-Johnston comentó: “Todos piensan que son los vientos duros los que son difíciles, pero no, navegar cuando no hay viento, es cuando surgen las habilidades de los mejores patrones. Por eso es una regata tan atractiva, porque tienes esa combinación”.

Coincidiendo con la regata, Knox-Johnston también está celebrando su propio cincuenta aniversario de su aventura., una aventura de vuelta al mundo que comenzó el 14 de junio de 1968. Un logro legendario en el que su asistente de navegación fue un reloj Rolex, la misma recompensa que se le otorgó a Trentesaux por ganar la Rolex Middle Sea Race cincuenta años después. Este es un año importante para los aniversarios de la navegación a vela.

Desde 1984 hasta 1995 no se celebraron regatas, por lo que, aunque este fue el 50 aniversario de la regata, en realidad marcó la 39 edición. La 40ª Rolex Middle Sea Race tendrá lugar el próximo año, a partir del sábado 19 de octubre. Y, sin duda, más historias de pasión, destreza y determinación se registrarán en el libro de oro de esta clásica regata.

2018 Rolex Middle Sea Race – Ganadores

Ganador en tiempo compensado: Courrier Recommandé (FRA), Géry Trentesaux
Ganador división ORC: Bohemia Praha Debra (CZE), Milan Tomek
Clase A dos: Bogatyr (RUS), Igor Rytov & Vyatcheslav Martynov
Ganador en línea de meta, Clase Monocasco: Rambler (USA), George David
Clase Multicasco: Maserati (ITA), Giovanni Soldini
Primer barco maltés en cruzar la línea de meta: Jonas Diamantino & Ramon Sant Hill (MLT), Comanche Raider III
Primer barco clase IRC y ORC: Elusive 2 (MLT), Aaron, Cristoph & Maya Podesta
Primer barco italiano: Endlessgame (ITA), Pietro Moschini
Primer barco Swan: Lunz Am Meer (AUT), Riccardo Genghini & Marietta Strasoldo

Ganadores por clases:

IRC 1 – Momo (GER), Dieter Schön
IRC 2 – Optimum 3 (GRE), Periklis Livas & Nikolaos Lazos
IRC 3 – Tonnerre de Glen (FRA), Gerard Ludvic
IRC 4 – Albator (FRA), Philippe Franz
IRC 5 – Courrier Recommandé (FRA), Géry Trentesaux
IRC 6 – Rossko (RUS), Sergey Kiziev

ORC 1 – Freccia Rossa (RUS), Vadim Yakimenko
ORC 2 – Endlessgame (ITA), Pietro Moschini
ORC 3 – Be Wild (ITA), Renzo Grottesi
ORC 4 – Elusive 2 (MLT), Aaron, Cristoph & Maya Podesta
ORC 5 – Bohemia Praha Debra (CZE), Milan Tomek
ORC 6 – Redshift Reloaded (GBR), Ed Fishwick

Saludos y buenos vientos

0 Comentarios

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

¡Bienvenido! Inicie sesión en su cuenta

Recuerdame ¿Perdiste tu contraseña?

Lost Password