Sébastien Josse: «La Vendée Globe es una regata en solitario que se prepara en equipo»

Sébastien Josse hace las maletas para la Vendée Globe.

El 6 de noviembre, Sébastien Josse zarpará por tercera vez en la regata de vuelta al mundo en solitario, sin escalas y sin ayuda, la Vendée Globe. De este modo, el patrón del Mono60 Edmond de Rothschild completará lo que será su quinta vuelta al mundo a vela en 14 años. Como tal, el navegante confía en su gran experiencia, reforzada por toda la experiencia del Gitana Team, la división de regatas oceánicas fundada en el año 2000 por Ariane y Benjamin de Rothschild. Sin embargo, ¿cómo es la mejor forma de prepararse para esta aventura? Esta pregunta se puede responder de mil maneras distintas, teniendo en cuenta lo complejo en que se han convertido estos barcos y la cantidad de presión que los navegantes tienen que soportar durante más de 75 días.

A falta de dos semanas para que el barco llegue a Les Sables d’Olonne – los competidores están obligados a tener amarrados los barcos en Port Olona antes del 14 de octubre – el patrón y su equipo están poniendo en práctica todo lo que prepararon a lo largo de estos tres últimos años de trabajo. Cada uno de ellos tiene su lista de trabajos para preparar y aunque técnicamente está todo dicho y hecho, aún quedan unas últimas decisiones que tomar, en particular con respecto a lo Sébastien se llevará a bordo.

© Yann ZEDDA / Gitana S.A
© Yann ZEDDA / Gitana S.A

Sébastien Josse tiene los pies en tierra firme, antes de salir a la mar. Su agenda está meticulosamente calculada, adaptada a las necesidades de un patrón que tiene mucho que descansar antes de la regata. Sébastien inició esta semana con una visita final a las instalaciones de Multiplast, en Vannes, donde el Maxi Gitana – un trimarán de 33 metros de eslora cuya botadura está prevista para el verano de 2017 – se encuentra actualmente en construcción. El casco central acaba de ser sellado a la sección de popa. Pronto se completarán todas las grandes piezas de carbono. El montaje de la plataforma y el mástil (en Lorima) se llevará a cabo durante el invierno, mientras que Sébastien está regateando en la Vendée Globe. «Me siento muy afortunado», admite el patrón. «Me dan ganas de hacer la vuelta al mundo incluso más rápido! Esto añade más motivación para la Vendée Globe sabiendo que, de vuelta a tierra, me estará esperando otro barco, un nuevo proyecto que está tomando forma y que todo el Gitana Team está trabajando con mucha pasión hacia este último desafío tecnológico».

En cuanto a la navegación, Sébastien ha participado en las sesiones de entrenamiento organizadas por el “Pôle Finistère course au large” (centro de entrenamiento de vela oceánica) en Port-la-Forêt junto con un buen número de compañero y futuros rivales. El centro es un lugar para la competición y el perfeccionamiento de habilidades, con días de regata complementados con varias noches en el mar, todo para calentar motores… «El ritmo de las maniobras, por ejemplo, es superior al que vamos a tener en la vuelta al mundo. Vamos a participar en un maratón, no un sprint. Sin embargo, es bueno ver en estas sesiones de entrenamiento que las cosas están funcionando bien a bordo», dice el patrón, que ha estado navegando en el «Pôle» desde sus primeros bordos en un Figaro a finales de los años noventa. «A continuación, en la Desafío Azimut (un regata para los Imoca organizada en Lorient este pasado fin de semana), tuvo la oportunidad de ver cómo los ‘foilers’ son capaces de navegar mejor en ceñida que hace unos meses. Como resultado hemos logrado compensar la brecha que había en el rendimiento con respecto a los IMOCA de orzas rectas, pero no hay que confiarse ya que estas regatas costeras están muy lejos de lo que nos espera en el día a día de la Vendée Globe».

Por último, el futuro navegante solitario compartirá algunas planeadas con tripulación a bordo del GC32 de las cinco flechas en Les Voiles de Saint-Tropez. De hecho, el Grupo Edmond de Rothschild es patrocinador del evento por cuarto año consecutivo. Dentro de este entorno idílico, el catamarán con foils es capaz de volar con menos de 10 nudos de viento y es la única embarcación de este tipo en la bahía de Pampelonne. El Gitana Team acertó con la promoción de este tipo de navegación tan innovador y que ahora se extiende a las regatas oceánicas así como costeras. Sébastien Josse estará en ‘Les Voiles’ durante dos días a partir de mañana viernes 30 de septiembre.

OBJETIVO: para los miembros del Gitana Team, es el momento de hacer las maletas!

A falta de cinco semanas para la salida, es el momento de cargar el espacio vital de la embarcación… pero no demasiado. Es importante elegir el equipo adecuado – se pueden cargar alrededor de 300 kg, además de las velas – que le va a permitir a Sébastien cuidar su OPEN 60 Edmond de Rothschild y ser autosuficiente en los lugares más aislados del planeta. Con la vista puesta en la seguridad y la vida cotidiana, hacer las maletas no es un asunto tan simple para el patrón. «Es necesario encontrar el equilibrio adecuado entre el deseo de prevenir cualquier problema potencial y competir para ganar», explica el regatista. «Tratamos de hacer embarcaciones ligeras, por tanto no podemos sobrecargarlas tirando por tierra todo el trabajo de ajuste de pesos. Lo que es complicado de manejar es el escenario ‘nunca sabes‘. Con la experiencia gestionas la toma de decisiones, pero nunca es fácil».

© Yann ZEDDA / Gitana S.A
© Yann ZEDDA / Gitana S.A

Para saber todo lo que va a llevar a bordo del OPEN 60 Edmond de Rothschild, el Gitana Team ha fotografiado y desglosado el inventario para nosotros.

1. Equipo de supervivencia
Aro salvavidas, extintores, bengalas y balizas de socorro con GPS, traje de neopreno, balsas salvavidas, telefonía vía satélite, arnés, chaleco salvavidas auto inflable, linterna personal…, los dispositivos de seguridad son una constante para el navegante solitario, que mantiene todo alcance de la mano.

2. Velas
Durante la Vendée Globe el patrón puede llevar un máximo de 9 velas (1 vela mayor y 8 velas de proa), o un total de 1.460 m2 con un peso total de 500 kilos.

3. Estiba
Todas las bolsas que contienen los alimentos, ropa, herramientas, etc., están reunidas en un trineo de carbono, que Sébastien mueve de una banda a otra del barco con ayuda de cabos y poleas, a fin de optimizar el trimado de la embarcación de acuerdo con las velas y la meteorología.

4. Jarcia de labor
Los cabos son la palanca del acelerador, los que permiten trimar las velas. Están construidos con Dyneema, una fibra de muy alta resistencia. Un cabo de 8 mm de diámetro puede soportar una carga de 9,85 toneladas! A bordo del barco, Sébastien mantiene una vigilancia constante ante cualquier desgaste y asegura que tiene el equipo necesario para efectuar reparaciones.

5. Instrumental y equipo de repuesto
Cuenta con un conjunto de herramientas clásicos y con todo el equipamiento necesario para elaborar y aplicar los compuestos (resina, tela), hacer pequeñas soldaduras electrónicas, así como con equipos para mantener el hardware de cubierta (por ejemplo, grasa de los winches), reparar las velas (sables, tela adhesiva) y reparar el motor, etc.

6. Navegación
El 99% de la navegación se gestiona mediante un ordenador y todos los datos del curso son accesibles desde la mesa de cartas ubicada en la cabina y desde una pantalla en la bañera, con un repuesto en caso de que falle el sistema. Es obligatorio llevar un almanaque náutico a bordo (libro de referencias sobre todas las balizas y aproximaciones a los puertos y a lugares de refugio) y cartas náuticas en papel de todas las zonas por donde se va a navegar.

7. Tecnología al minuto
Un dron, un I-pad y un I-phone para tomar fotos y vídeos (incluso tomas aéreas!) de la vuelta al mundo, así como para escuchar música (con un altavoz Bluetooth portátil) y algunos audio libros. Una antena le permite el acceso a Internet vía satélite, y al teléfono, con el fin de llamar a tierra o a otro competidor.

8. Espacio Nocturno
Es difícil conseguir dormir cuando se está en movimiento, mojado y con un ambiente ruidoso. Sébastien duerme principalmente en su puff (súper cojín), que se mueve por todo el barco, pero cuando realmente se quiere estirar y dormir más relajado, tiene un colchón de espuma con memoria de forma, un saco de dormir y un casco para la reducción de ruido.

9. Higiene
Las duchas se dan con agua de mar o, en algunas ocasiones, con agua de lluvia en los trópicos, utilizando jabón orgánico. Cuando no se puede duchar, usa toallitas de bebé para asearse. Lleva a bordo crema solar, crema cicatrizante, cepillo y pasta de dientes y artículos para afeitarse una vez a la semana, todo un lujo…

10. Equipo Médico
El contenido del kit de primeros auxilios, estudiado y controlado por la Federación Francesa de Vela (FFVoile) y la Federación Internacional de Vela (ISAF), contiene una lista de los productos a utilizar en caso de necesidad. Por su parte, el patrón tiene la formación obligatoria en el tratamiento de ciertas patologías y en cómo manejar las herramientas como pro ejemplo,  la grapadora de suturar,  y similares. Todos los competidores llevan los mismos kits y cuentan con los médicos de regata, que están en stand-by en tierra las 24 horas del día y que saben exactamente el equipo que el navegante solitario tiene a mano para resolver la incidencia.

11. Suministros
Esta parte del equipaje es muy minimalista y asciende a un hornillo a gas, es decir, un bol de aluminio montado sobre un quemador que puede hervir agua en 1 minuto. El 90% de los platos son deshidratados y van acompañados de otros productos alimenticios de larga duración, que se empaquetan en bolsas numeradas para cada día y éstas, a su vez, en bolsas numeradas para cada semana. Sébastien Josse cuenta con un bonus extra en los suministros: Las comidas han sido diseñadas y elaboradas por el chef con dos estrellas Michelin, Julien Gatillon y cuenta también a bordo con dos botellas de champán Barón de Rothschild para celebrar los pasajes clave en el recorrido.

12. Ropa
Sébastien lleva a bordo dos conjuntos de trajes de agua (pantalón de peto y chaqueta), uno ligero y otro más grueso, así como un traje seco para condiciones meteorológicas difíciles. A continuación, lleva una decena de capas de ropa elaboradas con lana merina y licra anti impacto. Tiene siempre un chaleco salvavidas con un arnés sujeto a la línea de vida del barco para cuando tiene que ir hacia proa a ejecutar las maniobras y también cuenta con un casco para cuando le toca escalar el mástil.
Menús congelados, pero sin duda una buena calidad!

Imagínate en un barco durante más de 75 días, 24 horas los 7 días de la semana, sin nevera y con agua dulce de barril, con sólo un hervidor de agua para una cocina… Alimentarse, inevitablemente, se convierte más en una necesidad que en un placer. Sin embargo, para sus comidas, el patrón del Gitana 16 tiene la suerte de tener un ‘arma secreta’: Cuenta con el talento de Julien Gatillon, chef de 2 estrellas en el restaurante ‘Le 1920, el Chalet du Mont d ‘ Arbois restaurante gourmet’, una de las joyas del dominio Rothschild en Megève. En sus manos, un calamar à l’Armoricaine, una sopa de lentejas o un puré se convierten en algo especial, incluso liofilizado e incluso saboreándolo en cuclillas, en el interior del barco donde hay un ambiente húmedo y constantemente en movimiento, como si estuviera metido dentro de un tambor! Chef y patrón han establecido los menús y todo ha sido probado en el mar, durante los cruces transatlánticos de este año. Con el fin de mantener cargar el menos peso posible, el 90% de las comidas de Sébastien serán deshidratadas pero va a tener algunas bolsitas con platos frescos, sobre todo durante los primeros días de regata.

Saludos y buenos vientos.

<

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password