Sodebo botará un nuevo barco para el asalto al record de vuelta al mundo en el 2019

Mañana, otro día, un nuevo programa, una regata de vuelta al mundo en multicasco y en solitario… y un nuevo barco.

Tocó tierra hace poco más de un mes, después de pasar 49 días en el mar y el patrón del Sodebo Ultim’ no ha parado. Desde el pasado 25 de diciembre ha multiplicado las citas de su agenda, reuniéndose con decenas de personas con las que quería compartir su sueño ahora consumado.

En el 2012, decidido a convertirse en el navegante solitario más rápido del mundo, confió con fe y pasión: «Yo vivo para ello, me despierto cada día pensando en ello. Todo lo que hago es con vista a esta vuelta al mundo».

Y ahora surge la siguiente pregunta…

Sodebo y Thomas Coville no han dicho su última palabra. La empresa de Vendée, líder en su mercado, y el patrón ahora recordman de la vuelta al mundo, se lanzan juntos en una nueva aventura. Eso supone un nuevo desafío, un nuevo proyecto. Esta asociación entre el hombre y la empresa comenzó hace 18 años y continúa hoy en día con la construcción de un nuevo barco que estará diseñado para la navegación en solitario alrededor del mundo y que partirá desde Brest en el otoño del 2019.

Thomas Coville a bordo del trimarán SODEBO © Yvan Zedda

Patricia Brochard, copresidenta de SODEBO, comenta el origen de esta decisión y comparte las ambiciones de este nuevo desafío mientras Thomas Coville explica su punto de vista.

Patricia Brochard: «Con este nuevo barco, nuestra ambición es estar por delante, en el primer plano de todas las competiciones. Con el colectivo Ultim, estamos construyendo una flota capaz de aportar emoción y despertar todo el interés. Entre nuestros objetivos, además de la seguridad, está el ofrecer regatas con suspense, la emulación entre los navegantes y para cada evento  y escribir una historia que excite al público.

Durante este último año, hemos estado hablando con Thomas y con su equipo y el centro del debate siempre fue el ‘timming’, el mejor momento para botar un nuevo barco. En cualquier fase de la innovación, es necesario llegar en el momento adecuado. Y eso también lo sabemos en Sodebo para los lanzamientos de nuestros productos. A veces damos marcha atrás cuando sentimos que no estamos en el momento adecuado.

Hemos considerado la mejora del Sodebo Ultim’. El problema es que con esta plataforma, estábamos nuevamente partiendo de una restricción que podríamos mejorar pero nunca revolucionar. La decisión final se tomó, pendiente de la vuelta al mundo, con el deseo de innovar. Las lecciones aprendidas de esta vuelta al mundo hicieron posible el enriquecimiento de nuestra reflexión y por lo tanto de la toma de decisiones. Cada vez que innovas, te arriesgas. Afortunadamente, la experiencia lo limita. Y un riesgo es también una oportunidad. En Sodebo, la innovación es parte de nuestra historia, nuestro ADN.

Thomas navegará con el Sodebo Ultim’ otras dos temporadas, pasando para el nuevo barco en el 2019. El actual trimarán se venderá permitiendo así, a un nuevo proyecto, participar en esta carrera importante en solitario que es la vuelta al mundo a bordo del Ultim en el 2019. Siempre hemos revendido nuestros barcos para alimentar a las competiciones existentes. Este nuevo proyecto pretende seguir mostrando a la empresa a través de este patrocinio y hacer que más y más personas vibren gracias a este deporte y a estos navegantes que cuentan hermosas historias».

Thomas Coville: «Este nuevo barco es para nosotros la culminación de esta idea que surgió en el 2007 abriéndonos el campo de juego a la vuelta al mundo en multicasco y en solitario. A pesar del peso de los brazos que datan del año 2000, el Sodebo Ultim’ es un barco interesante y potente que tiene calidades muy altas incluyendo su versatilidad, simplicidad y robustez.

Todo lo que hemos aprendido y diseñado con el Sodebo Ultim nos sirve ahora. Tenemos la suerte de tener el Ultim como laboratorio para probar, buscar, explorar y diseñar un nuevo barco. Nuestras tres vueltas al mundo en solitario en multicasco son una base de datos única. En 2007/2008, tuvimos una visión, la de poder dar la vuelta al mundo en solitario a bordo de un multicasco.

Thomas Coville a bordo del trimarán SODEBO © Yvan Zedda

Para continuar después de la Route du Rhum 2014, tuve que rodearme de especialistas que me aportaran ideas y opiniones. Todos los viernes nos juntamos y debatimos lo que hacen nuestros competidores directos o no. Hablamos con arquitectos que nos sumergieron en la evolución tecnológica de los barcos ‘voladores’. También hemos observado lo mejor de la vela actual como la America’s Cup e incluso la aeronáutica y el mundo del automóvil, haciéndonos la siguiente pregunta: si tuviéramos que diseñar un nuevo barco, ¿quién nos ayudaría?

Tenemos un proyecto que aún no es definitivo pero contamos con ante-proyectos preliminares y con una organización muy innovadora que desvelaremos en la primavera.

Nuestros barcos ahora pueden participar en un programa completo como en las grandes regatas y en nuevos eventos, incluyendo a tripulantes lo que nos permite transmitirles nuestros conocimientos y formación para poder tener al final a jóvenes talentos. Esta idea de un nuevo barco me acompañó durante el record. Cuando la cosa se ponía difícil, esta dinámica me permitía encontrar recursos y energía. Para motivarme, me imaginaba que corría y que había un barco a mi lado…

La emulación, la competición, está en el corazón de nuestro sistema y en nuestra evolución. Hoy estamos en la zona alta de la curva de evolución pensado ya en la vuelta al mundo que partirá de Brest en el 2019″.

Saludos y buenos vientos

0 Comentarios

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

¡Bienvenido! Inicie sesión en su cuenta

Recuerdame ¿Perdiste tu contraseña?

Lost Password