Solitaire du Figaro-Eric Bompard Cachemire.- Este sí es un regreso….

Llegada de Yann Eliès a Roscoff © A.COURCOUX

La rotura del mástil en la primera etapa no condicionó a Yann Elies.

Yann Elies, a bordo del ‘Groupe Queguiner’, fue el primero en cruzar la línea de meta en Roscoff para ganar su novena etapa en La Soilitaire. Fue una remontada impresionante para el ganador en dos ocasiones de la Solitaire du Figaro tras verse obligado a abandonar en la etapa 1, después de romper el mástil en Wolf Rock. Elies dominó la 2ª etapa, nunca dejó las primeras posiciones desde que la flota abandonó Land´s End a 440 millas de Roscoff. Gildas Morvan, a bordo del ‘Cercle Vert’, lo apretaba mientras navegaban por el Mar de Irlanda, pero una vez dejaron la Fastnet Rock por la popa, Elies se distanció de los 36 Figaros acompañantes, llegando a cruzar en solitario la línea de meta con 7 millas de ventaja sobre su más inmediato perseguidor.

Yann Elies comentó: “Estaba muy inspirado en la primera noche y, desde las islas Scilly, comenzé a aumentar la brecha con el resto de la flota. El barco y yo éramos uno pasara lo que pasara. Yo ya no era rival para los demás, es muy fácil cuando ya no eres parte de la regata. La desarboladura fue muy difícil de asumir mentalmente, pero al final, estas situaciones te ponen las cosas muy claras. Mi nueva meta es ganar etapas. Mi fuerza es mental … Escuché un chillido en el mástil cuando había un poco de mar después de pasar las islas Scilly, ahí me di cuenta de que estoy un poco traumatizado, creo que va a ser así lo que resta de La Solitaire. Esta fue la primera vez que rompí un mástil así, pensé que no se podría desarbolar un Figaro. Miro hacia atrás, hacia la Wolf Rock pero no la veo, está oculta, le da vergüenza… Después de esto, es difícil de asumir que ya no soy tan bueno cuando comienzo a navegar. Pero esta victoria no me sorprende, me decía a mi mismo que podía ganar, era lo que realmente pensaba”.

La batalla por el segundo, tercero y cuarto lugar fue muy cerrada. Corentin Horeau a bordo del ‘Bretagne – Credit Mutuel Performance’ se las arregló para mantener a raya al mismísimo Jeremie Beyou navegando en el ‘Maitre Coq’ y a Fabien Delahaye a bordo del ‘Skipper Macif 2012’, al cruzar la línea de meta 59 minutos después de Elies.

Plymouth – Roscoff, tercer día © A.COURCOUX

A su llegada, Corentin Horeau tripulante del ‘Bretagne – Crédit Mutuel Performance’ comentaba: “Estoy súper feliz. Llegar en segundo lugar a Roscoff es un buen regalo para mis patrocinadores. También estoy contento por Yann. La felicidad está en el lugar y en el ranking… Ésta es la primera vez que me sitúo entre los mejores del grupo de cabeza. La Fastnet Rock fue mágica, era la primera vez para mí!. Lástima no tener mucho tiempo para verla ya que tenía entre manos una trasluchada. Nunca había navegado por la Islas Scilly”

El regatista de 24 años, Sebastien Simon, a bordo del ‘Bretagne – Credit Mutuel Espoir’ fue el primer novato en finalizar, arribando a Roscoff a las 02:05:48 GMT en la 12ª posición. El francés entró 54 minutos por delante del regatista británico, Sam Matson que navega en el ‘Artemis 21’. No obstante, Matson cruzó la línea de meta en el puesto 18 logrando mantener el liderato de los más jóvenes.

El patrón del  ‘Artemis 21’, Sam Matson, comentaba a su llegada las sensaciones de la regata: “Me sentí bien y sentí que navegué bastante rápido a veces. Tuve un comienzo bastante mediocre pero seguí trabajando duro y poco a poco llegué al paquete central de la flota. Sin duda, la segunda mitad de la regata fue mucho mejor. Mucha gente se ponía como objetivo el llegar hasta la siguiente marca, pero yo pensé que muchas cosas podían cambiar en las siguientes 300 millas así que decidí dejar de navegar en modo conservador y comenzar a navegar rápido. Este cambio parecía dar sus frutos a sabiendas que era un poco arriesgado. Pasé muchas horas con el piloto automático, solo conducía yo el barco cuando lo consideraba necesario. En esas ocasiones el barco era, sin duda, mucho más rápido que cuando trabajaba el piloto automático pero, por contra, tenía que estar cargando las baterías casi seguido”.

Al salir el sol sobre el puerto de Bretaña, el ‘Made in Midi’ de Gwenael Gbick fue el último barco en cruzar la línea de meta, casi 5 horas y media después de Elies. Esta segunda etapa, con 535 millas, fue la etapa más larga de la edición 2014 de La Solitaire du Figaro – Eric Bompard Cachemire. Ahora, los regatistas solitarios tienen una parada más larga en Roscoff, cuatro días para descansar y recargar las pilas antes de la tercera etapa entre Roscoff y Les Sables D´Olone que comienza el domingo.

Saludos y buenos vientos.

<

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password