Thomas Coville pulveriza el récord de vuelta al mundo en solitario.

Solo tres navegantes intentaron el asalto al Trofeo Jules Verne en solitario a bordo de un trimarán: Francis Joyon, Ellen MacArthur y Thomas Coville.

Ayer día de Navidad, Thomas Coville al timón del trimarán Sodebo Ultim’ pulverizó el Trofeo Jules Verne de vuelta al mundo en solitario, un record que estaba en posesión de Francis Joyon desde el 2008, y que actualmente está en una nueva tentativa de record pero en esta ocasión con tripulación.

Ayer domingo 25 de Diciembre, a las 17 horas, 57 minutos y 30 segundos, Thomas Coville a bordo de su trimarán Sodebo Ultim’, cruzó la línea de llegada de la vuelta al mundo en solitario situada a seis millas de distancia del faro Créac’h Ouessant (Finisterre). Establece así un nuevo record de navegación en solitario, a la espera de confirmación por el WSSRC, de 49 días, 3 horas, 7 minutos y 38 segundos, mejorando el anterior récord de Francis Joyon en 8 días, 10 horas, 26 minutos y 28 segundos. Thomas ha cubierto las 28.400 millas náuticas del recorrido a un promedio de 24.10 nudos (52.596 km a 44 km/h).

Bajo la tenue luz de un día gris cubierto por una niebla que ocultaba por completo los acantilados de la isla bretona, el patrón 48 años hizo dos trasluchadas finales – una maniobra más técnica que física a favor del viento – antes de cruzar la línea de meta.

El pasado 6 de noviembre, a las 14:49 horas, Thomas se lanzaba en lo que era su quinto intento de asalto al récord establecido por Francis Joyon en enero de 2008 en 57 días y 13 horas, una marca simplemente excepcional en aquellos momentos. El patrón del trimarán IDEC con esa marca mejoraba y mucho el récord que estaba en poder de la gran navegante británica Ellen MacArthur. Como dato curioso, recordar que sólo tres navegantes en el mundo intentaron dar la vuelta al mundo sin escalas y sin asistencia a bordo de un multicasco: Francis Joyon, Ellen MacArthur y Thomas Coville.

Tras siete semanas de frenética cabalgata alrededor del mundo, Thomas Coville logró conquistar este loco desafío: llevar en solitario su trimarán de 31 metros de eslora y 21 metros de manga, con un mástil de 35 metros de altura y 680 metros de superficie vélica, para convertirse en el hombre más rápido en dar la vuelta al mundo en solitario.

Thomas Coville pasará la noche en el mar junto con sus compañeros de equipo que se le unieron dos horas después de cruzar la línea de llegada antes de amarrar en el pantalán mañana martes.

Saludos y buenos vientos

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password