Un gran día en un gran puerto

La 42ª edición de la Rolex Middle Sea Race ha cumplido con todas las expectativas y ha tenido un comienzo sensacional. Los 114 barcos se alejaron limpiamente de La Valeta con una brisa fresca del sudeste de entre 10 y 12 nudos en la bocana de Grand Harbour, y que subió a 15 nudos nada más pasar el rompeolas exterior. Los impresionantes baluartes de la Valeta, Vittoriosa y Senglea proporcionan un escenario adecuado para esta flota altamente competitiva, donde el disparo del cañón marcaba la salida de la regata.

La flota actualmente se encuentra distribuida entre Siracusa al norte y a medio camino entre Malta y Sicilia, al sur. El MOD70 americano Argo de Jason Carroll es el líder junto con el ClubSwan 125 Skorpios, el primer monocasco. Los líderes se encaminan hacia el Estrecho de Messina; los Maxi Multicascos esperan tener suficiente viento al este de Sicilia para hacer un viaje sin problemas hacia el mar Tirreno y coger el viento entablado del este al norte de Stromboli. Esta mañana, Will Oxley, navegante del Comanche liderado por Mitch Booth, no estaba seguro de si los Maxi Multicascos podrían aprovechar esta ventana de oportunidad, pero aún confiaba en que se podría batir un nuevo record de la regata.

Salida de las clases

Los multicascos fueron los primeros en tomar la salida, a las 11:10 CEST. El Ultim’Emotion (FRA) de Antoine Rabaste y el Mana (ITA) de Riccardo Pavoncelli llegaron a la línea a gran velocidad, con el Multi 70 Maserati en la segunda fila y el Argo aún más atrás. la sombra de viento creada por Fort St Angelo, comprimió la flota, pero el Mana fue el primero en salir del puerto, sin olvidarnos del intrépido trimarán de crucero italiano Minimole, un Neel 47, que también forma parte de este comienzo. Aldo Fumagelli y su tripulación deben haber visto con asombro cómo las cuatro mega bestias se alejaban a toda velocidad. Al menos tendrán un alojamiento cómodo para pasar la noche. Los tres barcos de 70 pies hicieron brevemente el paso por Capo Passero, en la esquina sureste de Sicilia, y el primer punto de paso de la regata. Acercándose a los 20 nudos, Mana, Argo y Maserati navegaban prácticamente en fila, con el Ultim’Emotion en el costado. A las 14:32 CEST, el Maserati llegaba a la costa siciliana con una ventaja de 10 minutos en el agua sobre Argo y Mana. Giovanni Soldini no muestra ninguna intención de renunciar a ganar la regata y, tal vez, al récord de los multicascos sin luchar.

Multi 70 Maserati © Alberto Origone

La séptima y última salida del día estaba reservada para los monocascos más rápidos y algunos de los de más eslora. El grupo variaba en tamaño desde los 52 pies hasta el abrumador Skorpios de 42,56 m / 140 pies. El imponente mástil del Swan es más alto que el Saluting Battery desde donde el equipo de regatas del Royal Malta Yacht Club, dirigido por el oficial principal de regatas Peter Dimech, controlaba los procedimientos. El Skorpios y el Comanche, de 30,48 m / 100 pies, tardaron algún tiempo en alcanzar la velocidad máxima. Ambos quedaron atrapados brevemente en el irritante pozo de viento justo al lado de la línea. Mientras tanto, George David y su cinco veces ganador de la regata, el Rambler de 27 m / 88 pies, aprovecharon esta circunstancia para liderar a la clase fuera del puerto y hasta la primera baliza del campo justo después del rompeolas. Al paso por Dragonara, se había establecido el orden adecuado con Skorpios liderando sobre el Comanche y Rambler en el giro hacia el norte. En comparación con los Maxi Multicascos, los monocascos líderes cruzaron a Sicilia a un ritmo relativamente lento, alrededor de 13 nudos, llegando a Capo Passero en la tarde noche.

Salidas congestionadas

Los barcos más lentos de la flota internacional que representa a 25 países, partieron a las 11:20. Su salida fue menos dramática que la del cohete los había precedido, pero fue a toda velocidad. Unos 28 barcos llenaron el espacio entre Valeta y Fort St Angelo. La posición favorecida del campo parecía estar un poco más allá del punto medio de la línea, hacia el pin, evitando cualquier problema causado por el Bastión de San Pedro y San Pablo, de lados escarpados, debajo de los Jardines Upper Barrakka.

Salida © Kurt Arrigo / ROLEX

Como era de esperar, fue un barco maltés, el Calypso, el que se lanzó pro el que sorprendió a todos fue el diminuto J/99, tripulado por la familia Ripard, cuyo nombre está grabado en la historia de la carrera. El bien navegado J/109 Chestress (ITA) de Leonardo Petti, el JPK 1030 Foggy Dew (FRA) de Noel Racine y el JPK 1080 Rossko (RUS) de Sergei Desukevich hicieron grandes avances en las primeras etapas, al igual que el Kiboko Tatu (EE.UU.) y el Arcona 380 de George Greer. Estos barcos más pequeños son el verdadero espíritu de la Rolex Middle Sea Race… les llevará entre cuatro y seis días completar el curso. En palabras de Gabriele Spagiari, patrón del barco en competición más pequeño, el Hanse 311 Catina 4 (ITA): “Es un desafío dentro de un desafío. La primera parte es completar la regata y la segunda es hacer nuestro mejor esfuerzo contra barcos que son más grandes que nosotros”. Estos barcos experimentarán más climas que la mayoría en el campo de regatas: bueno, malo e indiferente. Este año es probable que reciban dos golpes: el primero, al amanecer del domingo 24 de octubre, cuando se pronostican más de 25 nudos al este de Sicilia, y luego nuevamente el lunes por la tarde alrededor de las islas Aoelian, donde se esperan velocidades de viento similares. Para un miembro de la tripulación del ruso J/99 Space Jockey, que participa en su primera regata de vela, los primeros días podrían ser un verdadero bautismo de mar.

Salida © Kurt Arrigo / ROLEX

La tercera salida fue otro apelotonamiento, con toda la acción en el final de St Angelo. El 1080 Rossko Racer (RUS) de Timofey Zhbankov, el JPK 1180 Sunrise (GBR) de Tom Kneen (ganador de la Rolex Fastnet Race 2021), el First 40 Tevere Remo Mon Ile (ITA) y el J/111 Blur (SWE) (ganadores del 2021 Yachting Malta Coastal Race el miércoles) despegaron como gatos escaldados. La tripulación italiana llegaría primero a la curva Dragonara. Mientras tanto, la tripulación totalmente estadounidense del J/122 Noisy Oyster tuvo un comienzo más moderado. La tripulación, dirigida por John Duncan, es una mezcla de siete amigos de la costa oeste y el medio oeste de Estados Unidos, que han competido juntos durante muchos años. Según la tripulante Marian Lambrecht Hoskins, cuyo marido es el navegante, “Esta es una regata de la lista de deseos. Estamos un poco nerviosos porque las condiciones a veces parecen difíciles, en consonancia con la reputación de la regata, pero en general, estamos emocionados”.

Comienzo expectante

Las siguientes tres salidas vieron cómo algunos de los barcos más queridos se pusieron en marcha. El contingente maltés incluyó a los First 45 Elusive 2 liderado por Podesta, ganador de las dos últimas ediciones; el HH42 Artie III, con múltiples ganadores a bordo como Lee Satariano, Christian Ripard (con más de 30 regatas en su haber) y Timmy Camilleri (en su 28ª regata); y el Dufour 44 Ton Ton Laferla de Jonathan Gambin, tercero en la general en IRC en la Rolex Middle Sea Race 2020. Entre los posibles contendientes internacionales se encontraban los barcos franceses, Milon 41 L’Ange de Milon de Jacques Pelletier; Ker 46 Daguet 3 de Federic Puzin – Córum; y el NMYD 54 Teasing Machine de Eric de Turkheim con el ganador de la Volvo Ocean Race Laurent Pages en la tripulación. El suizo Cookson 50 Kuka 3 patroneado por Franco Niggeler disfrutará de los elementos más desafiantes, mientras que el participante británico James Neville con el HH42 Ino XXX buscará mejorar su segundo lugar en la Rolex Fastnet Race de este verano.

<

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password