Vendée – Arctic – Les Sables D’Olonne: waypoint rebasado, de nuevo todo en juego

Thomas Ruyant seguido de Charlie Dalin y Jérémie Beyou fueron los primeros en doblar el waypoint de referencia COI-UNESCO, al suroeste de Islandia, este jueves por la mañana. La mitad de la flota IMOCA ya ha comenzado a descender hasta el punto de referencia de Gallimard.

El miércoles por la noche, Thomas Ruyant estaba muy lejos de los dos líderes que parecían tener una clara ventaja en el extremo norte. A unas 42 millas de la popa de Charlie Dalin y Jérémie Beyou, los cuales estaban marcando muy buenas velocidades, parecía demasiado optimista pensar que podría entrar en la lucha por el Desafío Ulysse Nardin.

Una noche mágica

Sin embargo, en una noche mágica todo se reduce a la trayectoria. “Las noches son mucho más cortas”, explica Thomas Ruyant, y esta larga bordada en mares muy tranquilos, con el barco acelerando constantemente es muy estimulante y gratificante. “Fue algo mágico. Me hizo querer avanzar aún más rápido para que no se me escapara el dúo de cabeza”.

Mientras el patrón del LinkedOut luchaba para aprovechar al máximo el viento del oeste, que era un poco más fuerte a primeras horas, Charlie Dalin y Jérémie Beyou estaban probando las delicias de los vientos más tranquilos en la zona del waypoint COI-UNESCO, el punto más al norte jamás alcanzado en una regata de la clase IMOCA. Y la navegación fue lenta, muy lenta, dolorosamente lenta… excepto por Ruyant De hecho, mientras sus dos adversarios ya estaban en línea con el punto de referencia virtual, el LinkedOut dejaba atrás al dúo y doblaba el waypoint COI-UNESCO con una ventaja de seis minutos. Fue a plena luz del día cuando Charlie Dalin comentó la maniobra táctica hecho por su compañero de pantalán: “Thomas se hizo anoche con el lado interior mientras estábamos atrapados en el pozo sin viento”. Muy eficaz.

Una flotilla a la caza

El partido de ida y vuelta vuelve a ser cosa de tres, y eso podría durar hasta el final, en Les Sables d’Olonne, el próximo martes o miércoles … o incluso hasta la tercera semana de enero (la ETA para el final de la Vendée Globe) dada las prestaciones tan similares de estos foilers. “Apivia y mi barco comparten un nivel de rendimiento muy similar”, dijo Thomas Ruyant. “Ambos barcos son del mismo arquitecto naval (Guillaume Verdier), los cascos son similares, pero no los diseños de cubierta o las velas; nos diferenciamos en este aspecto gracias a Antoine Koch”, ingeniero y marino, que navegó durante varios años en multicascos de alta velocidad, barcos en los que se inspiraron los foilers monocascos de hoy en día.

Esta explicación nos acerca a otra observación del patrón del norte de Francia sobre el estado de salud de la Clase IMOCA tal y como se puede ver en la Vendée – Arctique – Les Sables d’Olonne: “Los barcos modernos son muy similares entre sí, pero los más antiguos, como El MACSF de Isabelle Joschke o el Seaexplorer de Boris Herrmann – Yacht Club de Mónaco realmente han recibido un buen impulso, por lo que también están rindiendo a un muy buen nivel. El tipo de escenario que estamos experimentando aquí no necesariamente se reproducirá en la Vendée Globe, donde tiende a haber menos variaciones meteorológicas como las que estamos viendo en este momento”.

Un poco de jogging

Hoy, la atmósfera era sorprendentemente tranquila alrededor del Círculo Polar Ártico, y mientras el líder de la regata comenzaba a trotar muy suavemente hacia el sur, sus perseguidores estaban haciendo laboriosos progresos alrededor del waypoint. Cinco horas después del paso de Thomas Ruyant, Charlie Dalin, Jérémie Beyou, Sam Davies, Kevin Escoffier, Boris Herrmann, Isabelle Joschke y Yannick Bestaven habían pasado el primer punto de referencia de la regata, con el último de este grupo perdiendo solo 28 millas con el líder. Y esto parece que va a durar ya que, para encontrar un poco de viento de más de 10 nudos, el líder de la regata todavía tiene que navegar alrededor de 70 millas.

Para el grupo perseguidor, es un golpe de buena suerte del que debe aprovecharse. Yannick Bestaven (Maître-CoQ IV), octavo, a menos de treinta millas del líder, estaba ansioso por destacarlo en el enlace telefónico de la mañana: “Estoy feliz de haber podido contactar con esta pequeña tropa (compuesta por Sam Davies, cuarta, Kevin Escoffier, Boris Herrmann e Isabelle Joschke) ya que perdí el contacto con ellos después de unos problemas técnicos frente a la costa irlandesa. Me las arreglé para recuperar el terreno perdido gracias a una baja presión y de nuevo, lo volví a hacer anoche, cuando Isabelle (Joschke) y yo estábamos enfrascados en una buena pelea. En este momento, se acabó el viento y hace frío, así que no es tan divertido”.

Saludos y buenos vientos

<

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password