Vendée Globe 2012-13.- Bertrand de Broc, noveno

Bertrand de Broc, Votre Nom autour du Monde avec EDM Projets, noveno de la Vendée Globe 2012-2013

Bertrand de Broc, a bordo del Votre Nom autour du Monde avec EDM Projets, ha cruzado la línea de llegada de la Vendée Globe en Les Sables d’Olonne a las 18 horas, 12 minutos y 14 segundos, hora española. Consigue así la novena posición, detrás de Arnaud Boissières, en esta vuelta al mundo en solitario, sin escalas y sin asistencia.
Su tiempo de regata ha sido de 92 días, 17 horas, 10 minutos y 14 segundos (incluida la penalización de 12 horas). Su velocidad media sobre la distancia teórica del recorrido (24.393,41 millas) ha sido de 11 nudos. Ha recorrido 27.912,09 millas sobre el agua, a una velocidad media de 12,6 nudos.

Ha llegado a 14 días, 14 horas, 53 minutos y 34 segundos del vencedor, François Gabart, y 1 día, 15 horas, 1 minuto y 12 segundos después del anterior clasificado, Arnaud Boissières.

Llegada del Votre Nom autour du Monde avec EDM Projets © Olivier Blanchet/DPPI/VENDEE GLOBE

 A la tercera va la vencida

Al acabar su Vendée Globe en novena posición, Bertrand de Broc ha vencido a la maldición que lo había perseguido en sus dos intentos anteriores. Ha completado el recorrido en algo más de 92 días, tres días más que el tiempo empleado por Armel Le Cléac’h, segundo en la edición 2008-2009 en ese mismo barco.

Bertrand de Broc necesitaba una fe que moviera montañas para imaginar, al iniciar su proyecto en febrero de 2012, que estaría en la línea de salida apenas nueve meses más tarde. A base de convicción, muchos kilómetros recorridos a lo largo y ancho de Francia, consiguió movilizar, como en 1996, a miles de suscriptores que aceptaron participar en la aventura Su nombre alrededor del mundo. Pocos creían que fuera posible, pero De Broc es la prueba viva de que su fe mueve montañas.

Preparación truncada

Al comprar el antiguo barco de Armel Le Cléac’h, De Broc sabía que disponía de una máquina fiable y sana. Pero la fecha tardía de la compra (en el mes de junio) implicaría una preparación corta y poco tiempo de navegación, reducido a lo esencial. Como el objetivo primordial era tener un barco listo para navegar el día de la salida, las salidas de entrenamiento se limitaron a apenas tres semanas en total. Una cifra irrisoria comparada con las horas de navegación acumuladas por los favoritos de la regata.

Llegada del Votre Nom autour du Monde avec EDM Projets © Olivier Blanchet/DPPI/VENDEE GLOBE

Salida en falso
La Vendée Globe arrancó de la peor de las formas posibles para De Broc: pocos minutos antes de la salida, una de las neumáticas de apoyo chocó contra él en una falsa maniobra y le hizo un agujero en el casco.
El navegante prefirió entrar en Les Sables para reparar antes que lanzarse a dar la vuelta al mundo  a bordo de un barco debilitado. El Votre Nom Autour du Monde avec EDM Projets zarpó definitivamente 16 horas más tarde.

Las puertas se cierran
Al salir más de medio día después del resto de los participantes, Bertrand de Broc ya no encontró las condiciones que permitieron al grueso de la flota atravesar a gran velocidad el golfo de Vizcaya primero y bajar a lo largo de las costas de Portugal a continuación. Ante la proa del Votre Nom autour du Monde avec EDM Projets, el viento amainó claramente y las 16 horas se multiplicaron. Esta situación se fue repitiendo a lo largo del descenso del Atlántico: tanto en las calmas ecuatoriales como en el rodeo del anticiclón de Santa Helena las condiciones meteorológicas fueron más favorables a los barcos que lo precedían.

Pero no era solo la meteorología. Como confesó el mismo Bertrand de Broc, tuvo que aprender a sacar partido de su barco a medida que iba regateando. El navegante se fue sintiendo cada vez más cómodo a bordo de su barco a medida que lo conocía mejor, y de paso mejoraba su rendimiento. No fue hasta el Pacífico cuando sintió que le sacaba todo el jugo del que era capaz. Y en la remontada del Atlántico Sur, esta vez sí con condiciones mejores que sus rivales, recortó la ventaja que le llevaban (1.000 millas le recortó a Arnaud Boissières) y de paso registró el segundo mejor tiempo de toda la flota entre el cabo de Hornos y el Ecuador, solo superado por François Gabart.

Gestionar lo posible

Pero tras acercarse mucho, la diferencia volvió a aumentar cuando Arnaud Boissières y Javier Sansó alcanzaron los alisios del Atlántico Sur mientras De Broc tenía que negociar una zona de transición y vientos flojos. Desde entonces, sabiendo ya que era imposible superar a su predecesor, la obsesión del veterano navegante fue cuidar su barco para asegurarse acabar su vuelta al mundo.

Hoy lo ha conseguido y puede proclamar que a la tercera va la vencida. Tras verse forzado a retirarse en las ediciones de 1992-1993 y 1996-1997, Bertrand de Broc ha pasado junto a la boya de Nouch Sud antes de enfilar el canal de entrada de Les Sables d’Olonne entre los aplausos de la gente que se rinde ante esos navegantes capaces de dar la vuelta al mundo, en solitario, sin escalas y sin asistencia, con una fuerza de voluntad de hierro para cruzar océanos contra viento y marea.

Mientras tanto, la regata sigue

Tanguy de Lamotte (Initiatives-cœur) ha empezado a rodear el anticiclón de las Azores a favor de un viento de componente sur que le permite amollar escotas y navegar menos escorado. Alessandro Di Benedetto (Team Plastique) prosigue su remontada en el cinturón de los alisios.

Saludos y buenos vientos

<

0 Comments

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password